Menú

Champions League

Un gran Atlético de Madrid se clasifica para su segunda final de Champions

Los colchoneros buscarán su primera Copa de Europa el 24 de mayo ante el Real Madrid en Lisboa, en una final histórica.

0
Los colchoneros buscarán su primera Copa de Europa el 24 de mayo ante el Real Madrid en Lisboa, en una final histórica.
Espectacular Atlético

La final soñada. Habrá final española en Lisboa. El Real Madrid hizo los deberes el martes en Múnich ante el Bayern y, 24 horas después, el Atlético ha conquistado Stamford Bridge, derrotando al Chelsea (1-3), para citarse el sábado 24 de mayo con los blancos. Es la segunda final de Copa de Europa para el conjunto colchonero después de la que disputó, y perdió en el desempate, en 1974 contra aquel Bayern de Múnich de Beckenbauer, Hoeness, Schwarzenbeck, Müller, Maier... Una nueva oportunidad se le presenta a los rojiblancos, que ansían levantar al fin la Orejona.

Esta noche en Stamford Bridge, al calor de cerca de 3.000 aficionados que no dejaron de animar, el Atlético fue superior al Chelsea de José Mourinho. Especialmente en la segunda parte y, sobre todo, a raíz del penalti que Diego Costa provocó y se encargó de transformar, a la hora de partido. Antes, en el primer acto, el exrojiblanco Fernando Torres había adelantado a los blues -no lo celebró el Niño- y Adrián, la novedad en el once de Simeone, firmaba el empate justo antes del descuento.

Arda Turan, con veinte minutos por delante, establecía el definitivo 1-3 en el marcador, enterrando cualquier esperanza de los blues y certificando a la postre la clasificación del Atlético para la final. Quién se lo iba a decir a este equipo hace dos años y medio, antes de la llegada del Cholo al banquillo, cuando venía de caer eliminado en la Copa del Rey ante un Segunda B como el Albacete.

Gol psicológico de Adrián

Después del 0-0 de la ida, se esperaba un partido marcado por la intensidad, con pocas ocasiones de gol, y a un Chelsea defensivo, quizá más preocupado en mantener su portería a cero que en marcar. El partido empezó con susto para la portería de Schwarzer, pues un centro-chut de Koke que se envenenó acabaría en el larguero a los cuatro minutos. La pelota pasó a ser del Chelsea mientras el Atlético se parapetaba bien atrás. Defendiendo con orden e intensidad, como cabía esperar. La gran novedad en el once de Mourinho fue la vuelta del talentoso Eden Hazard, que no pudo jugar en el Calderón. Y entre el belga y el brasileño Willian llevaron zozobra a la zaga rojiblanca.

El Atlético parecía tener controlada la situación hasta que, a los 36 minutos, Fernando Torres estrenó el marcador en The Bridge. El de Fuenlabrada aprovechó una gran jugada de Willian por la derecha para marcar a su exequipo. Pero si algo caracteriza a este Atlético de Madrid es la fe. Y ya se sabe que la fe mueve montañas. Cuando parecía que la primera mitad iba a acabar en 1-0, llegó el tanto de Adrián López. El asturiano culminó una jugada en la que también participaron Tiago y Juanfran para llevar el empate al marcador. En el minuto 44. Un gol psicológico que pesaría como una losa al Chelsea de cara a la segunda mitad.

Un solo equipo en la segunda parte

El caso es que a la vuelta de vestuarios acabaría existiendo un solo equipo sobre el campo, y ése fue el Atlético de Madrid. Arda Turan avisó con un tiro a bocajarro que Schwarzer se encargó de desviar y Mourinho movió entonces pieza, dando entrada a Samuel Eto'o en el campo por Ashley Cole. El Chelsea pasaría a jugar con un 4-4-2 puro, con dos puntas como el camerunés y Torres, y situando a Azpilicueta en el lateral izquierdo. Terry pudo marcar el 2-1, pero se topó con esa gigantesca e inexpugnable muralla belga llamada Thibaut Courtois, un jugador que pertenece a la disciplina blue pero que defiende la portería del Atlético.

Sólo unos minutos después, en una de sus primeras intervenciones, Eto'o hizo un penalti claro a Diego Costa. Apenas se había visto al crack de Lagarto hasta entonces, pero cuando apareció fue para provocar una pena máxima que él mismo se encargaría de transformar. Ahí murió el partido y con ello la eliminatoria. Por si el 1-2 sabía a poco, Arda Turan, que hizo un partidazo, se encargó de dar la puntilla a los londineses con el tercer tanto, tras una gran jugada. Diego Costa dio después el susto al llevarse la mano a la pierna izquierda y pedir el cambio, aunque todo quedó en eso, en un susto, y el hispano-brasileño podrá estar casi con total seguridad el fin de semana en Liga ante el Levante.

De ahí al final, el Atlético de Madrid se dedicó a dejar pasar los minutos ante un Chelsea desquiciado, sin gasolina ni fe, para empezar a saborear el billete a Lisboa. Una clasificación merecida para el grupo del Cholo, después de una temporada soberbia, para enmarcar. Partido a partido lo ha logrado este espectacular Atlético, que tiene en su mano la posibilidad de ganar la Liga y la Champions, con lo que superaría el doblete de la campaña 95/96. Sencillamente, sin palabras.


Ficha técnica

Chelsea, 1: Schwarzer; Ivanovic, Terry, Cahill, Ashley Cole (Eto'o, m.53); David Luiz, Ramires; Azpilicueta, Hazard, Willian (Schürrle, m.77); y Torres (Demba Ba, m.67)
Atlético de Madrid, 3: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis; Tiago, Mario Suárez, Koke, Arda Turan (Rodríguez, m.84); Adrián (Raúl García, m.66) y Diego Costa (Sosa, m.76)

Goles: 1-0, m.36: Torres; 1-1, m.44: Adrián López; 1-2, m.60: Diego Costa, de penalti; 1-3, m.72: Turan
Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Mostró tarjeta amarilla a Cahill (m.31), del Chelsea; y a Adrián (m.64) y Diego Costa (m.59), del Atlético de Madrid
Incidencias: Partido de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones disputado en el estadio Stamford Bridge (Londres) ante cerca de 41.000 espectadores, entre ellos unos 3.000 seguidores del Atlético de Madrid

0
comentarios

Servicios