Menú

Champions League

El rey de Europa enseña los galones en París (1-2)

Gran partido de los blancos ante un PSG decepcionante y que acabó con diez por la expulsión de Verratti. Goles de Cristiano y Casemiro.

0
El rey de Europa enseña los galones en París (1-2)
Cristiano Ronaldo celebra junto a Carvajal su gol al París Saint-Germain. | EFE

El Real Madrid iba supuestamente a la guerra y se encontró con su pista de baile favorita: la Champions League y la posibilidad de revindicarse por enésima vez. Como ha sucedido en múltiples ocasiones, demostró que a esto de jugar al fútbol y competir, pocos lo hacen mejor que ellos. Mientras el París Saint-Germain quiso remontar dos goles al doce veces campeón de Europa con bengalas, los blancos pusieron sobre el césped argumentos futbolísticos para gritar bien alto que se merecen estar en cuartos de final. No hay ninguna duda al respecto.

Comenzó el Madrid a ganar la eliminatoria con la entrada de Lucas y Asensio en los minutos finales en el encuentro de ida. Y esa tendencia tuvo continuidad gracias a un Zidane que sale muy reforzado por las decisiones que tomó en la vuelta. ¿Tanto sorprende que un entrenador haga lo lógico? Pues sí. El técnico francés hizo lo que es sencillo de decir y complicado de hacer. Dejó en el banquillo a jugadores que son estrellas mundiales porque dio prioridad al estado físico o deportivo, al nombre que lleva cada jugador en la camiseta. Kroos, Modric, Isco y Bale vieron el partido desde un asiento porque jugaron Asensio y Lucas. Una decisión justa y acertada en lo táctico. Hay que reconocer la valentía, personalidad o cordura, llámenlo como quieran, de un Zidane que acertó en la alineación, en el planteamiento y cuya ejecución resolvieron brillantemente los jugadores.

Más bengalas que ocasiones

Y es que Asensio y Lucas no se merecían estar en el once por su estado de forma. Tenían que salir de inicio porque eran, por sus características, dos piezas fundamentales para frenar y contrarrestar el juego de bandas de un paupérrimo PSG. Inversamente proporcional al dinero que se han gastado, con el juego desplegado. Asensio y Lucas fueron la ayuda extra que necesitaban Carvajal y Marcelo para frenar a Mbappé y Di María. Y así fue. En la primera parte, sacaron más bengalas que ocasiones. Hasta el minuto 42, no dispararon a la portería de Keylor Navas. El Madrid tampoco hizo mucho más. Una ocasión de Ramos en un saque de esquina y un mano a mano de Benzema que definió como haríamos cualquiera de nosotros. Es decir, mal. La cuestión es que el Real Madrid no tenía que atacar, no tenía que demostrar nada a nadie porque, sin tener en cuenta el currículum, ya iba ganando con dos goles de diferencia. Todos esperaban algo del PSG pese a la ausencia de Neymar. Como una película que invierte cientos de millones. Esperas una obra maestra y luego no es nada. Pues el PSG es lo mismo. Una súper producción de Hollywood con grandes actores pero sin guión alguno. Y en el guión, ahí ganó Zidane a un Emery que ya debe estar actualizando su perfil en InfoJobs.

No sufrió en ningún momento el Madrid. Todos estuvieron perfectos o casi perfectos en defensa. Y cuesta ver esto en el Madrid esta temporada, pero así estuvieron Ramos y Varane esta noche por abajo, en el corte y en el juego aéreo. Igual que Carvajal, Marcelo, Casemiro, Kovacic –el mediocentro croata jugó su partido más importante con la camiseta del Madrid–y los citados Lucas y Asensio. El equipo francés se ha despedido de la Champions League sin la sensación ni siquiera de haberlo intentando con todas sus ganas, de haberse volcado sobre la portería de Keylor Navas. Eso, o que no les da para más, que también puede ser. No había infierno por ningún lado.

Recital blanco en la segunda parte

Y llegó la segunda parte. Ahí el Real Madrid se puso sus zapatillas de salón y dio un recital ante todo el mundo con un baile majestuoso. El 0-1, pese a que Xavi no lo calificaría como "jugada" porque no hay más de tres pases, es una acción magnífica en la que, otra vez, vuelve a brillar Marco Asensio. Otra vez el chaval y otra vez en Europa. Como sucedió en Múnich la pasada temporada. Dijo Dani Alves que al Madrid le sobraba con jugar bien diez minutos. Pues Asensio le demostró que con mucho menos tiempo, él puede quedar en evidencia. La jugada del mallorquín fue brutal. Le roba la pelota, se marcha hasta la esquina del área para meter un pase a Lucas y éste un centro a Cristiano Ronaldo. Sí, Cristiano. Otra vez. ¿Qué diremos del portugués que ya no hayamos comentado decenas de veces? La novedad aquí son Asensio y Lucas porque no suelen jugar y porque fueron decisivos. Es digno de ver el partido de Lucas Vázquez. La carrera del gallego en el 0-1 y en el 1-2. La lectura del espacio libre, el hambre que tiene... está el de Curtis en el mejor momento de su carrera.

previews_0000.jpg

El PSG hincó la rodilla con la autoexpulsión de Verratti. La experiencia es importante también y el italiano pecó de ella cuando se fue a la calle por protestar una falta. Luego llegaron los goles de rebote de Cavani y de Casemiro y, con ello, media hora de disfrute para el madridismo y de agonía para Emery y el PSG. Tienen que dar gracias los franceses a la suerte porque Ronaldo y Lucas estrellaron dos balones en el poste. También la tuvo Isco, que entró por Asensio, al obligar a lucirse a Areola, que desvió con una gran parada un balón que se colaba junto al palo.

previews_0011.jpg
previews_0009.jpg

El Real Madrid completó un partido de vuelta notable. Sobresaliente desde el banquillo. Todo le hace volver a situarse entre los favoritos para ganar la competición. El único jugador que no sale reforzado fue Benzema. Estuvo bien al ser ese quinto centrocampista que necesitaba el Madrid sin Modric y Kroos, pero sus tres errores en ataque fueron demasiado. Si el Madrid no se hubiera clasificado, estaría sentenciado. Aunque para imagen, la del PSG. Por lo poco demostrado en el terreno de juego y su actitud de macarras antes del partido alentando a los ultras. Eso, además de las bengalas o como han tratado la lesión de Neymar. Su imagen ha quedado muy tocada, la del PSG e incluso la de la ciudad de París.

previews_0009.jpg


Ficha técnica

París Saint-Germain, 1: Areola; Dani Alves, Thiago Silva, Marquinhos, Yuri; Thiago Motta (Pastore, m.59), Verratti, Rabiot; Di María (Draxler, m.76), Mbappé (Lass Diarra, m.85) y Cavani
Real Madrid, 2: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kovacic (Kroos, m.71), Lucas Vázquez, Asensio (Isco, m.82); Benzema (Bale, m.76) y Cristiano Ronaldo

Goles: 0-1, m.51: Cristiano Ronaldo; 1-1, m.70: Cavani; 1-2, m.79: Casemiro
Árbitro: Felix Brych (Alemania). Expulsó a Verratti por doble amarilla (ms.19 y 65). Además, amonestó a Kovacic (m.31) y Ramos (m.77), del Real Madrid; y a Cavani (m.84), del París Saint-Germain
Incidencias:Partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Parque de los Príncipes de París ante unos 45.000 espectadores, entre ellos unos 2.000 seguidores del Real Madrid. Se guardó un minuto de silencio por el italiano Davide Astori, capitán de la Fiorentina fallecido el pasado fin de semana, que no fue respetado por los seguidores más radicales del PSG

Lo más popular

0
comentarios

Servicios