Menú

El Atlético de Madrid conquista su segunda Supercopa de España

Tras el 1-1 de la ida, un solitario y tempranero gol de Mandzukic le ha bastado a los rojiblancos para ganar su primer título oficial de la temporada.

0

La tan manida intensidad -palabra que escucharemos/leeremos hasta la saciedad cada vez que juegue el Atlético, especialmente en sus derbis ante el Real Madrid- volvió a aparecer en el Vicente Caldcerón, donde los rojiblancos han ganado al vecino de la capital para conquistar la segunda Supercopa de España de su historia, tras la obtenida en 1985. Partía con ligera ventaja el cuadro colchonero tras el 1-1 de la ida, y poco más de un minuto necesitó Mario Mandzukic para batir a Casillas y lograr un gol que a la postre acabaría siendo definitivo.

Al equipo de Ancelotti, sin Cristiano ni Pepe en el once titular, y con Di María y Khedira buscándose ya las habichuelas lejos del Bernabéu, le costó entrar en el partido y lo acabaría pagando caro. Muy caro. Fue un quiero y no pudo el campeón de Europa, que venía de ganarle la Supercopa continental al Sevilla en Cardiff. Pero el Atleti ha sido harina de otro costal. Los blancos se quedaron sin ideas y acabaron estrellándose ante un rival muy serio, con Tiago y Gabi formando un espectacular tándem en el centro del campo.

Quinto título para los rojiblancos en la era Simeone. El técnico argentino protagonizó una de las notas negativas en el partido: fue expulsado antes de la media hora por protestar airadamente una jugada y dar dos collejas al cuarto árbitro, y vio la segunda parte desde la grada.

El Atlético golpea muy pronto

80 segundos. Ése fue el tiempo que necesitó el Atlético para ponerse por delante en el marcador. Griezmann, titular en casa tras haber sido suplente en el Bernabéu, se aprovechó de un error en el corte de Varane por arriba para ponérsela con la cabeza a Mandzukic, quien a su vez sacó tajada de la permisividad en la retaguardia de un Sergio Ramos muy lejos de su mejor nivel. El croata, sin oposición, se presentó en la frontal del área y batió a Casillas con un derechazo. El Atlético tenía pronto lo que quería.

Con gran intensidad y una presión muy alta, el Atleti se mostraba superior a un Madrid que sólo sabía sufrir sobre el césped. Le costó reaccionar al equipo blanco, pero acabaría haciéndolo. El discutido James Rodríguez, titular ante la suplencia de Cristiano, quiso echarse el equipo a la espalda y a los 25 minutos dispuso de la primera de las tres claras ocasiones que tuvo en la primera parte, aunque se topó con la certera intervención de Miguel Ángel Moyá, que está rayando a gran nivel estas semanas.

Fue la acción que precedió a la expulsión de Simeone, en un encuentro que, como cabía esperar, tuvo de todo. Como no podía ser de otra manera en un derbi. De nuevo James, primero con un cabezazo que salió desviado y luego con un remate desde la frontal con el que a punto estuvo de sorprender a Moyá, llevaba la voz cantante en el ataque blanco mientras Dani Carvajal se crecía en la banda derecha, confirmando que está llamado a ser un jugador importante en este Real Madrid.

La réplica rojiblanca la puso al final de la primera mitad Raúl García con dos ocasiones consecutivas, en apenas un minuto. El navarro, todo pundonor, obligó primero a volar a Casillas para evitar el 2-0 y luego se presentó en el área pequeña a la salida de un córner, como Pedro por su casa ante la pasividad de la zaga madridista, aunque su testarazo se perdió por encima del larguero.

El Madrid, un quiero y no puedo

Ancelotti movió ficha tras el descanso y metió en el campo a Cristiano en sustitución de un apagado Toni Kroos, tratando de dar más velocidad al ataque blanco. Con la BBC arriba, el técnico italiano retrasó la posición de James, y ahí se apagó toda la chispa del colombiano en el partido. Lo cierto es que la segunda parte arrancó como acabó la primera, con una nueva oportunidad de Raúl García. Más clara ésta si cabe al estrellar un balón en el larguero. Mandzukic se preparaba para rebañarlo en boca de gol tras el rechace, pero Casillas apareció providencialmente, metiendo una mano y desviando el balón para evitar que pudiera remacharlo el fornido ariete croata.

El partido entró entonces en una fase brusca, con constantes interrupciones, mientras Raúl García seguía haciendo de las suyas, llevando mucho peligro cada vez que merodeaba el área rival. En el otro bando, Cristiano imprimía velocidad a la banda izquierda del ataque madridista, que una y otra vez se topaba con una seria y ordenada defensa local, a la que Gabi y Tiago dotaron aún de mayor seguridad con sus imperiales actuaciones.

No lo veía nada claro Ancelotti, que decidió quemar todas sus naves al dar entrada a Isco y Marcelo por James y Coentrao, respectivamente. El ataque blanco ganó profundidad, pero no podía romper la telaraña rojiblanca. Estaba cómodo en esa tesitura el Atlético, que a la contra hizo daño a su rival. De hecho, Koke y Griezmann llevaron peligro al área de Casillas, retratando de paso a los centrales Sergio Ramos y Varane, mientras los blancos se desesperaban una y otra vez al no poder ver la luz al final del túnel. Se le acababa el tiempo al Madrid, que para colmo de males vio en el descuento cómo Modric, uno de sus mejores jugadores esta noche, era expulsado al ver la segunda amarilla.

Fin del cuento de la Supercopa. Simeone volvió a ganarle la batalla táctica a Ancelotti, y el Atlético fue mejor sobre el césped del Calderón, y también en el cómputo global de la eliminatoria. La Supercopa es para los campeones de Liga, que inician la temporada de la mejor manera, con una sonrisa de oreja a oreja y un merecido título. De paso, se vengan de lo ocurrido hace tres meses en Lisboa. No dejen de tener en cuenta a este equipo, que promete seguir yendo muy en serio...


Ficha técnica

Atlético de Madrid, 1: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Raúl García (Saúl, m.89), Gabi, Tiago, Koke; Griezmann (Raúl Jiménez, m.72) y Mandzukic (Cristian Rodríguez, m.83)
Real Madrid, 0: Casillas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Coentrao (Marcelo, m.70); Xabi Alonso, Modric, Kroos (Cristiano Ronaldo, m.46); Bale, James (Isco, m.65) y Benzema

Gol: 1-0, m.1: Mandzukic
Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz). Expulsó a Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, en el minuto 25, y a Luka Modric (m.90), por doble amarilla. Amonestó a los locales Mandzukic (m.18), Koke (m.51), Griezmann (m.68) y Raúl García (m.73) y a los visitantes Xabi Alonso (m.53), Isco (m.79), Sergio Ramos (m.88) y Bale (m.90)
Incidencias: Partido de vuelta de la Supercopa de España disputado en el estadio Vicente Calderón ante 54.000 espectadores. Prácticamente lleno

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios