Menú

Mientras la plantilla del Madrid celebraba, James entrenaba de madrugada

James entrenó en solitario en Valdebebas tras llegar de Barcelona. Está "hundido". Sólo Coentrao y Mariano han jugado menos que él.

0
James entrenó en solitario en Valdebebas tras llegar de Barcelona. Está "hundido". Sólo Coentrao y Mariano han jugado menos que él.
James Rodríguez. | EFE

James Rodríguez está "hundido". Voces desde Valdebebas relatan así a Libertad Digital el estado anímico de un jugador que se mueve entre la resignación, al no contar para Zidane por mucho que se esfuerce, y la obstinación de triunfar en el Real Madrid. Estos dos estados de ánimo se vieron reflejado en las horas posteriores al clásico que se disputó el sábado en el Camp Nou.

El jugador colombiano ha pasado a ser un jugador casi residual en la distribución de minutos de Zidane y el protagonista no acaba de asimilarlo y de entenderlo. La explosión de alegría del gol de Sergio Ramos lo vio desde el banquillo, con seriedad, tras estar media hora calentando en la banda del Camp Nou. Fue otro palo para James que mantuvo, a diferencia de sus compañeros, un ánimo menos festivo en el viaje de vuelta a la capital de España. Estaba tocado y, si no, no se explica el gesto que realizó a continuación: James se vistió de corto y se puso a entrenar. Eran las 22:30 de la noche y no se iría hasta pasadas las doce de la noche.

Mientras el resto de sus compañeros se marchaba en sus respectivos coches para disfrutar el empate ante el Barcelona junto a sus familias y amigos, James entrenaba en solitario en Valdebebas. Un gesto inusual en el fútbol que evidencia el gen competitivo que tiene James, un jugador que no acepta jugar siete minutos –con 0 a 3 en el marcador– en los partidos ante Atlético de Madrid, Sporting de Portugal y Barcelona.

Sin Gareth Bale y Toni Kroos, Zidane ha demostrado que James es su novena opción. Antes que él, jugaron Modric, Isco, Kovacic, Lucas, Casemiro, Asensio e incluso Mariano. El Camp Nou fue un palo muy duro para James. Otro más, como lo fue no disputar un minuto en la final de la Champions League de Milán ante el Atlético de Madrid. "Hundido" pero obstinado en cambiar su situación. La cuestión es, ¿está en su mano? ¿Cuánto aguantará esta situación? Sólo Coentrao y Mariano han disputado menos minutos que él.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios