Menú

Liga

El parón reinicia al Atlético con una contundente goleada ante el Alavés (0-4)

Golazos de Diego Costa y Thomas ante el Alavés en un partido que abrió Saúl a los cinco minutos. Morata también vio portería.

0
Vídeo caducadoVídeo caducado

A los aficionados no les gustará, pero lo cierto es que al Atlético de Madrid los parones por los compromisos internacionales de las selecciones le sientan de maravilla. En unas ocasiones sirven para dar continuidad al buen momento de los rojiblancos y en otras, como es el caso actual, permite a los hombres del Cholo reiniciarse como si de un ordenador atascado se tratase. Ni el Virus FIFA puede con la resistencia de la CPU colchonera.

Ante el Alavés, el Atlético no se pareció en nada al equipo que no compareció en Turín ante la Juventus y que cayó en San Mamés frente al Athletic con un partido mucho más serio que el jugado en Champions, pero igual de blando en los momentos en los que el equipo de Simeone suele ponerle rock al asunto. Mendizorroza vio la versión cañera del Atlético. La versión que deja al rival KO al verse superado en intensidad y en oficio. Ese ADN lo recuperó el Atlético en Vitoria con un gran inicio y con todos los jugadores conectados desde el minuto 1 hasta el pitido final del colegiado. Fue, a fin de cuentas, un equipo reconocible.

Los golazos de Diego Costa y Thomas acompañaron al 0-1 de Saúl a los cinco minutos y al 0-3 de un Morata que suma cuatro goles en siete partidos ligueros con los rojiblancos. Antes del parón, decepción. Después del parón, optimismo. En la previa del partido Simeone dijo que en una semana pueden pasar muchas cosas y que del Atlético dependía que hubiese opciones de dar un susto al Barcelona. No será en esta jornada, pero al menos, jugando como se jugó en Vitoria, el Cholo puede seguir siendo, como él mismo dijo, "extremadamente optimista".

Once minutos y partido al bolsillo

En apenas once minutos, el Atlético sumó tres ocasiones claras de gol y marcó dos. Lo hizo además en un campo que esta temporada se está divirtiendo de lo lindo con el Alavés de Abelardo. El asturiano, con trabajo y humildad, ha colocado al equipo vasco en puestos europeos y con un pie cerca de la Champions. De hecho, si el Alavés hubiese ganado al Atlético en Mendizorroza, la noche vitoriana hubiese tenido como colchón el cuarto puesto de la tabla.

El Alavés saltó al terreno de juego mucho más cerca de la Champions que el Atlético de la Liga, pero la sensación que dio el inicio del partido fue totalmente opuesta. El arranque colchonero fue propio de un equipo que tiene la Liga a tiro, no el de un conjunto que se encuentra todavía a 10 puntos del líder de la tabla. Los madrileños se comieron con patatas a los vitorianos con dos zarpazos. El primero fue de Saúl a pase de Griezmann y el segundo lo puso Diego Costa con un golazo que necesitaba él y que necesitaba, por supuesto, el equipo. 0-1 a los cinco minutos y 0-2 a los once. Partido encarrilado.

Todo controlado, sí, aunque esta temporada siempre le pone un ‘pero’ al Atlético y en este caso fue, como no, un jugador tocado. Costa vio la luz con su gol y volvió a ver nubarrones cuando se vio obligado a quedarse en la caseta al descanso por un problema muscular. Lemar ocupó su puesto. El famoso parte médico, el peor ‘pero’ del curso para los rojiblancos.

Segundo intento con el mismo sistema y goleada

Más allá del buen inicio que se tradujo en dos goles nada más comenzar el choque, el Atlético mostró la mejor versión de su nuevo 4-3-3. Simeone mantuvo en Vitoria el tridente que puso en liza en Bilbao antes del parón. Griezmann se mantuvo en la parte derecha teniendo libertad para arrancar en diagonal mientras que Diego Costa y Morata ocuparon el frente del ataque desesperando a los defensas locales con movimientos de ruptura y con su juego de espaldas. Thomas, Koke y Saúl gobernaron por su parte el centro del campo y la defensa, nuevamente con Oblak a la cabeza, apenas tuvo trabajo.

Pese a no tener a Rodrigo, el Cholo disfrutó de un equilibrio perfecto de todas sus líneas. Thomas se exhibió haciendo de pivote y redondeó su partidazo con un golazo que puso el definitivo 0-4 en el marcador. El ghanés puso el esférico en la escuadra levantando los aplausos de la grada local, la cual apenas pudo levantarse de su asiento más allá de alguna jugada aislada y de la omnipresencia de un sacrificado Jony, que se vio impotente a la hora de poder revertir el resultado.

Pero para llegar del 0-2 al 0-4 tiene que haber un 0-3 y ese fue el trabajo de Álvaro Morata aprovechando un buen pase de Lemar y marcando el gol de la tranquilidad a los 59 minutos. Carrera, desmarque, posición muy justa, gran asistencia y perfecta definición. Morata y el Atlético están, cada vez más, encantados de conocerse.

Goleada rojiblanca en Vitoria y partido casi perfecto del Atlético de Madrid. El Everest catalán ya espera a los madrileños con el Girona en el Metropolitano y el Barcelona en el Camp Nou como puertos a conquistar. Que pasen cosas, ese es el deseo de Simeone, y el rumbo a seguir es precisamente el recuperado ante el Alavés.

Ficha técnica:

Alavés (0): Pacheco; Navarro, Ely, Laguardia, Duarte; Tomás Pina (Wakaso, m.68), Darko (Inui, m.57), Manu; Jony, Guidetti y Calleri (Twumasi, m.73).

Atlético de Madrid (4): Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis; Koke, Thomas, Saúl; Morata (Kalinic, m.62), Griezmann (Correa, m.76) y Diego Costa (Lemar, m.46).

Goles: 0-1, m.5: Saúl. 0-2, m.11: Costa. 0-3, m.59: Morata. 0-4, m.84: Thomas.

Árbitro: Melero López. Mostró tarjeta amarilla a los locales Pina (min. 49) y Manu García (min. 56) y a los visitantes Lemar (min. 54) y Juanfran (min. 88).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima novena jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de Mendizorroza de Vitoria ante 19.117 espectadores, que coparon el coliseo albiazul.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios