Menú

Recomendaciones deportivas de LD durante la cuarentena por el coronavirus: 'El buscavidas' (XXVII)

Sergio Valentín continúa en LD su serie de recomendaciones de películas, series y documentales de temática deportiva durante la cuarentena.

0
Sergio Valentín continúa en LD su serie de recomendaciones de películas, series y documentales de temática deportiva durante la cuarentena.
Momento icónico de la película. | ImagenTV

Todo lo que pueda escribir sobre El buscavidas no le hará justicia. Yo, que soy reacio a dejarme seducir por el cine antiguo y más si es en blanco y negro (no os paséis conmigo) debo reconocer que esta película roza o es un diez en todos sus apartados. Cuando cuestiono el cine clásico, sobrevalorado a veces por el añadido que le otorga el paso del tiempo, me suelen argumentar que antes sí había guiones originales, historias interesantes y personajes y diálogos auténticos. Todo eso sí lo veo reflejado en esta película de 1961.

Eddie Felson es el protagonista de la historia, alguien con el que empatizas al instante porque encarna al prototipo de vividor fracasado. ¿No os ha atraído, en líneas generales, más la vida del perdedor que la del ganador? Quizá simplemente porque son menos habituales sus historias. Eddie es un brillante jugador de billar, un deporte o afición, usualmente ligado a ambientes sórdidos, a los bajos fondos de cada ciudad y Eddie, un perdedor, no es distinto. Frecuenta bares de poca monta, tugurios donde escasean los buenos modales pero donde no escasea el alcohol. Son los gimnasios de los jugadores de billar y ahí es donde mejor se mueve Eddie, un especialista en el taco y en la actuación porque tiene talento para el billar pero también para timar. Amaña partidas con el objetivo de ganar dinero y a largo plazo, de poder vencer al Gordo de Minesota, el mejor y hasta la fecha, invencible.

buscavidas-cartel.jpg
Cartel de la película

El Gordo es un jugador extraordinario pero además tiene experiencia, solidez, tenacidad y serenidad. Eddie, quien aspira a ganarle y quizá también a parecerse a su gran rival, es justo lo contrario. Codicioso, egoísta, intenso, vive en una lucha interna por dejar todo esto atrás y mejorar como persona. Su entorno, con su novia Sarah a la cabeza, representa la parte noble que puede verse arrastrada en el intento de ayudarle. Y es que no es solo una película de billar, de astutos timadores, es también una cinta con una gran carga amorosa. La relación entre Eddie y Sarah, muy golpeados por la vida, es fundamental en el desarrollo final de la película y en la madurez atormentada que va a sufrir Eddie. Hablamos de la vida, de lo que aspiramos a alcanzar, del éxito o el fracaso, del desamor, del talento, de lo que vamos perdiendo con nuestras decisiones…

El buscavidas obtuvo 9 nominaciones a los Oscar, tres para sus actores más importantes. Eddie es interpretado por Paul Newman. Solo por verle a él, ya merece la pena cualquier película. Siempre me ha parecido un superdotado. Es, sin duda, uno de los mejores actores de la historia del cine. Si no me he informado mal, en esta película todavía no era muy popular, era un actor emergente que empezaba a despuntar. ¡Pues menos mal que todavía no se había consagrado! Su personaje es memorable. 25 años más tarde volvería a interpretar a Eddie en otra gran pero menor película de la que ya hablaremos.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios