Menú

Virginia Ruano: "Nadal es un privilegiado con esa cabeza, siempre se supera a sí mismo"

Después de repasar su carrera, la exjugadora madrileña habla de la actualidad del tenis en la segunda parte de la entrevista a LD.

0

Rafa Nadal, David Ferrer, el momento de Djokovic y Federer, la irrupción de Wawrinka... Son algunos de los asuntos del tenis de los que Virginia Ruano habla en la segunda parte de la entrevista a Libertad Digital, tras haber repasado su carrera.

La madrileña, que durante años dominó el circuito de dobles femeninos junto a la argentina Paola Suárez, analiza también el momento por el que atraviesa el deporte de la raqueta desde la base, tras los drásticos recortes en las subvenciones.

Entrevista a Virginia Ruano

Pregunta: Resulta casi obligado empezar preguntándote por Rafa Nadal. Parece que no ha empezado muy bien la temporada de tierra con esas derrotas en Montecarlo y Barcelona...

Respuesta: Es verdad, pero yo pongo el ejemplo del año pasado: venía de una temporada en la que no pudo estar al cien por cien por sus problemas de rodilla y parecía que no iba a volver, pero acabó callando la boca a todo el mundo, resurgiendo de sus cenizas como el Ave Fénix y haciéndonos ver que, si está bien físicamente, queda mucho Rafa. Es una de las cosas que todo el mundo debería tener clara: cuando eres deportista, si tu físico te lo permite y tu cabeza está ahí y quieres seguir, vas a estar ahí. Rafa es un privilegiado con esa cabeza que tiene, que para mí es la mejor de todos los deportistas incluyendo todos los deportes.

El tenis es un deporte muy mental y Rafa siempre demuestra que el poder de su mente es increíble, que cada vez puede ir superándose a sí mismo; aunque le esté yendo mal, nunca te va a dar una bola por perdida, siempre es capaz de mejorar y no se cree que por haber ganado algo ya no pueda mejorar. No se pone techo. Pocos deportistas en su deporte pueden hacer algo así, y Rafa lo hace. Él ha pasado por una serie de baches muy duros: yo sé lo que es estar lesionado y salir de ahí, y lo ha vuelto a hacer varias veces. Eso me da a entender que tiene una fuerza mental bestial.

P: Ahora vienen Madrid, Roma y Roland Garros, donde Nadal defiende un montón de puntos...

R: En el tenis siempre defiendes. Si te va bien, tienes que defender un montón de puntos, tienes tensión. ¿Que te va un poco peor? También tienes tensión porque has de jugar mejor. Convives con esa tensión. Rafa siempre ha hecho la temporada de tierra impecable año tras año y siempre creemos que no lo va a poder superar o igualar. Y, bueno, hasta ahora lo ha conseguido. Cada vez es más duro y él lo reconoce. Hasta ahora siempre lo ha conseguido. ¿Por qué pensar que no va a poder estar ahí un año más?

P: Lo único que tiene por ahí detrás a un tal Novak Djokovic...

R: ¡Claro! Y también está Federer, que otra vez está bien.

P: ¿Cómo ves a Federer?

R: El otro día hizo final contra Wawrinka en Montecarlo. De todas formas, los aficionados son demasiado exigentes: o ganas o parece que no llegas a nada. Estar ahí arriba es durísimo, tienes que estar al cien por cien para estar arriba en el ranking. Que el físico esté bien, que no tengas ninguna lesión, que tu mente también esté bien y que tu técnica esté al cien por cien. Al final son varias patas para un banco. Federer tuvo problemas en la espalda y ahora ya no los tiene. Ahora es cuando lo veo disfrutar realmente. El año pasado se reservaba cada vez más, competía menos, y eso también es un hándicap. Al no competir no está rodado, necesitas ganar partidos y coger confianza. Siempre es un círculo. Como a Rafa, también habían enterrado a Federer y ahora volvemos a verlo ahí. Desde fuera se ven las cosas de una manera totalmente diferente. Cuando estás en lo más alto, todo el mundo te quiere ganar, eres el objetivo y por ello siempre estás soportando una presión extra.

Todos estos jugadores que están arriba también se hacen grandes entre ellos. Los partidos Nadal-Djokovic, Federer-Del Potro... entre ellos se suben el nivel, cada vez son mejores. Somos unos privilegiados por la época que estamos viviendo en el tenis mundial. Yo le digo a la gente que lo disfrute porque ni vamos a ver otro Rafa Nadal hasta dentro de mucho tiempo, es un caso extraordinario. Y tampoco que haya coincidido en la misma época con Federer, Djokovic... Esto es lo que hace bonito al tenis, esa competitividad.

LD | David Alonso Rincón

P: Otro que está ahí arriba es Wawrinka, que está haciendo una temporada impresionante con sus títulos en Australia y Montecarlo. ¿Te parece una sorpresa?

R: No me parece una sorpresa. Veo a la gente que trabaja y al final recoge sus frutos. Y yo he visto trabajar a Wawrinka. También es verdad que hay jugadores que ahora salen con una edad más avanzada de lo que era antes. Rafa con 17 años ya era un boom. Ahora con veintitantos eres joven, te has cuidado y mentalmente eres más maduro. Es un poco el caso de Wawrinka: tenía un gran nivel, un gran revés, ha ido mejorando la derecha, saca bien... se ha ido haciendo un tenista más completo. Pero donde sobre todo ha mejorado es mentalmente. Por eso siempre digo que el tenis es un deporte muy mental. Tú puedes ser un gran jugador técnica y físicamente, pero si mentalmente eres débil tienes un lastre grande. Eso también te lo da muchas veces la edad: ese saber estar, tomarte las cosas de otra manera y centrarte más en el tenis. A veces cuando eres joven te distraen otras cosas, como es lógico. Pero cuando eres mayor, eliges un camino, y Wawrinka ha elegido ese camino. Ahí es cuando te llegan los grandes logros.

P: Otro nombre propio es el de David Ferrer. Parece que ha pegado un pequeño bajón este año, ¿no?

R: David Ferrer tiene un estilo de juego que le supone un gran desgaste. Al final de cada temporada decía: 'Esta temporada ha sido mejor que la anterior, pero no creo que pueda mejorar'. ¡Y la volvía a mejorar! David tiene que hacer gran esfuerzo físico para poder competir con Rafa, Djokovic, Federer... Además, hace poco tuvo un problema muscular. Necesita competir y tener ritmo de partidos. También estamos ahora en la temporada de tierra: empiezas siempre en Australia o en algún torneo de pista rápida, y no es tu superficie. Pero queda mucha temporada: si David consigue encontrarse bien en tierra y recuperar ese ritmo sin que se lesione, cuidado que va estar ahí.

P: En cuanto al resto de la Armada, ahí tenemos a los Almagro, Robredo, Verdasco, Feliciano... ¿cómo los ves?

R: Es un lujo lo que tenemos en España. Hay casi quince tenistas españoles entre los cien primeros del ranking, una barbaridad. También están Carreño, Montañés, Bautista... El caso es que a todos los comparamos con Rafa, que es el número uno, y todos no pueden ser el número uno. Ése es el gran problema de este país, que si no eres Rafa parece que no tiene tanto valor. ¡Si tenemos jugadores buenísimos! Cada uno con su estilo, cada uno con sus problemas de lesiones... Tommy Robredo ahora está luchando por ser el décimo del mundo, cuando ha venido de una lesión muy importante, teniendo casi que arrastrase por las fases previas y necesitando un ranking protegido. Eso se tendría que valorar mucho. Pero bueno, siempre estás a la sombra de los grandes. A David Ferrer se le tendría que valorar más, pero como está a la sombra del ídolo que es Rafa Nadal. Los veo a todos con ganas, más maduros de cabeza, y que la gente esté tranquila porque nos queda mucha Armada. Que no tengamos a otro Rafa Nadal no quiere decir ni mucho menos que el tenis esté pasando por un mal momento, pero la gente sí debería valorar lo que está haciendo el resto de jugadores.

LD | David Alonso Rincón



P: En cuanto al tenis femenino español, tenemos ahí a Carla Suárez, luchando por estar entre las diez primeras, pero parece que no acaba de dar el salto definitivo...

R: Cuando estábamos ahí nosotras, siempre decíamos que había que trabajar la base, que no nos podíamos olvidar de la gente que está abajo. Hubo un pequeño parón de hacer torneos, de ayudar a las jóvenes, de trabajar la base... y por culpa de ese parón no hemos tenido a alguien más cerca de las diez mejores del mundo, que es un poco la meta. Ahora Carla Suárez es la decimosexta del mundo. Siempre necesitas una figura que venda al país y a los aficionados. Y que tire del carro, que es un poco lo que hace Rafa, tirar del resto de la Armada. Pero tenemos a chicas jóvenes: Carla es joven, luego están Tita Torró, Lara Arruabarrena, Silvia Soler... esto hace que la gente joven quiera practicar el tenis y seguir sus pasos. Lo malo es que sólo nos acordamos de ellas cuando ganan un torneo, pero hasta entonces nadie sabe quién es Carla Suárez. Es el problema de este país, donde parece que sólo hay fútbol.

P: ¿Y cómo ves el tenis femenino español actualmente a nivel de dobles?

R: Bueno, Anabel Medina acaba de ganar el torneo de Charleston junto a (Yaroslava) Shvedova. El problema es que lo comparamos todo. Dices: 'Vivi Ruano ganó tanto'. Y es verdad, yo veo mi palmarés y digo: 'Madre mía'. Ahora, que me he salido de esa rueda, me doy cuenta de lo difícil que es conseguirlo. Parece como que ahora no hay nadie, pero en realidad están ahí. Anabel gana un torneo en Charleston, Carla juega los dobles... hay que dejar que llegue su momento.

P: Te pregunto también por la Copa Davis, con el estreno de Carlos Moyá como capitán. España cayó ante Alemania y ahora tendrá jugarse la permanencia en Brasil, a buen seguro en tierra batida...

R: Es complicado cuando eres capitán y no puedes disponer de todos los jugadores que quieres. Rafa no pudo ir a la Davis, Carla Suárez tampoco pudo estar en la Copa Federación... Ves lo difícil que es ser capitán cuando tú has sido jugador y sabes por qué esos jugadores no pueden jugar aunque quisieran. El capitán no puede hacer más: intenta llevar a los mejores, pero si ellos no pueden ir, tendrá que ir bajando. Los jugadores lo dan todo. Casi todos los que juegan Davis y Fed Cup están encantados de representar a su país. Van a ir, lo van a dar todo y van a hacer lo posible por ganar. Pero es complicado. Si juegas fuera de casa, por la presión de tener el público en contra. Si juegas en casa... a las chicas les pasó que jugaron en Sevilla (eliminatoria contra Polonia, 2-3), les llovió y tuvieron que terminar la eliminatoria un lunes... ¡con las gradas vacías! Es duro porque juegas en casa y no tienes el apoyo del público. Los capitanes lo están haciendo bien, están manteniendo unidos a un grupo de chicos y de chicas que se llevan bien y que tienen ganas de jugar y de darlo todo por su país.

LD | David Alonso Rincón

P: Te sorprenderá entonces que se acuse a jugadores como Nadal o Ferrer de querer borrarse de la Copa Davis...

R: Tanto Rafa como David siempre han tenido un compromiso con la Davis y no se les puede acusar de no querer jugarla. En el caso de David, creo que ha sido la primera eliminatoria de su carrera (contra Alemania) que ha dicho: 'Mira, no puedo más y necesito un descanso'. De hecho, mira cómo está David. Y Rafa igual. Al final tienes que cuidar tu salud y tus torneos. La Davis se debería jugar cada dos años en vez de todos los años. Es una forma de darle más valor al torneo y de que los jugadores tengan un mayor compromiso aún. Se juega en esas semanas en las que puedes aprovechar para descansar y coger fuerza... ¡pero no, no, sigo compitiendo! Y encima es un desgaste añadido porque juegas por tu país. Vas, quieres ganar y lo das todo.

P: ¿Cómo ves a la base? ¿Crees que se está haciendo un buen trabajo?

R: A nivel privado sí. Siempre reivindico las federaciones. Ahí es donde tiene que haber un buen trabajo, en las ayudas a esa gente joven. Pero no sólo con el tenis, sino con todos los deportes. Hay que fomentar la base. El problema es no todo el mundo dispone de esos recursos, con lo cual estás dejando fuera a niños que a lo mejor podrían ser los futuros Rafa Nadal. Ahí es donde hay que hacer hincapié. Y en el tenis femenino un poco más, en el sentido de que las niñas se dispersan un poco antes. Con 14 años espabilan antes que los chicos y con 16 están pensando en otras cosas... y es donde tienes que ver si tus padres te pueden soportar o no el dinero. El tenis es muy caro. Con esas edades, si la niña no está al cien por cien, los padres dicen: 'Mira, sigue estudiando'. Ahí se queda mucha gente. Hay que hacer un buen trabajo con la juventud: que puedan seguir, que tengan ayudas, crear más torneos, que no tengas que salir de España a gastar el dinero fuera, sino que puedas competir aquí dentro, que es mucho más económico. Todas esas cosas hay que trabajarlas, y ya no sólo a nivel privado, porque es el futuro.

P: A nivel público, ¿se ha notado mucho el tijeretazo en el tenis?

R: Sí. Yo como directora del challenger de El Espinar, veo un recorte brutal en nuestro torneo y otros muchos se han caído. El Espinar es un torneo trampolín: por ahí han pasado Rafa, Federer, Feliciano, Verdasco, Del Potro... Cuando eran jóvenes, lo usaban de trampolín. Si tú empiezas a quitar esos torneos, ¿qué haces? Ahí sí que se ha notado el tijeretazo: no hay dinero y muchos torneos challengers y futures se están cayendo. ¿No hay presupuesto? ¡Recorte! Hay que retomar esos torneos, que son la base. Luego está muy bien irte a jugar fuera y que ganen Roland Garros y Wimbledon... pero, ¿cómo llegas a ganar esos torneos? Pues jugando los más pequeños.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios