José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobie
print
BROWN, SARKO Y MERKEL PIDEN TRANSPARENCIA Y REGULACIÓN

(19-10-2007) Zapatero dice que los máximos de la Bolsa demuestran que la crisis no afecta a España

Mientras Gordon Brown, Nicolás Sarkozy y Angela Merkel han rubricado su preocupación por el impacto de las turbulencias financieras en un documento donde piden más transparencia y regulación en los mercados, Rodríguez Zapatero ha alardeado de "fortaleza económica" apoyándose en el máximo histórico del Ibex 35. A mediados de agosto, la Bolsa registró su peor sesión en tres años días después de que Zapatero presumiera de la cotización del Ibex.

Noticia publicada el 19-10-2007

LD (Agencias)  En la rueda de prensa posterior al Consejo informal europeo celebrado en Lisboa, Zapatero ha vuelto a poner como ejemplo de la "fortaleza de la economía, de las empresas y de las instituciones financieras de nuestro país", los buenos resultados de la Bolsa". En su opinión el máximo histórico que registró el jueves el selectivo Ibex 35 es un ejemplo de "la fortaleza de la economía española y la solvencia de las instituciones financieras". Una situación que, según Zapatero, ha evitado que las turbulencias financieras hayan dejado en nuestro país "una afectación singular".
 
De este modo, Zapatero matiza las declaraciones que fuentes del departamento de Economía y Hacienda del Ejecutivo filtraron tras la publicación del informe del FMI en el que rebajaba su previsión de crecimiento para España siete décimas hasta el 2,7 por ciento. En aquel momento, desde Economía se afirmaba que el impacto de las turbulencias financieras en nuestro país era "nulo".
 
Aquel mismo miércoles, el propio número dos del PSOE, José Blanco, afirmaba "estamos mejor que nadie" -refiriéndose a nuestro país- para afrontar la inestabilidad del sistema de crédito en Europa. Este viernes, Rodríguez Zapatero, ha considerado necesario evaluar las causas de las turbulencias financieras internacionales y "poner iniciativas encima de la mesa" para hacer frente a las dificultades vividas por los mercados financieros, especialmente importantes en algunos países.
 
A mediados de agosto, la Bolsa registró su peor sesión en tres años y perdió todo lo que había ganado en un año, sólo unos días después de que Zapatero pusiera precisamente la cotización bursátil del parqué madrileño como ejemplo de la buena marcha de nuestra economía.
 
Además, el optimismo del Ejecutivo con respecto la coyuntura crediticia internacional contrasta con la preocupación demostrada por el resto de líderes europeos. Mientras Zapatero ha alardeado de fortaleza económica, el presidente francés Nicolas Sarkozy, la canciller alemana Ángela Merkel y el primer ministro británico Gordon Brown firmaron una declaración conjunta con motivo de la cumbre de Lisboa en la que reclaman más transparencia y regulación en los mercados financieros para evitar que se repitan las turbulencias que se iniciaron este verano.
 
En esta declaración, los tres líderes se muestran "decididos a no dejarnos amedrentar por fondos especulativos con actitudes sin escrúpulos que no responden a los criterios de transparencia que cabe esperar en un mundo civilizado. Es inaceptable y estamos decididos a no aceptarlo".
 
Nicolas Sarkozy ha subrayado que comparte desde siempre con Merkel "el mismo compromiso sobre la necesidad de transparencia y regulación" y destacó la importancia de que Reino Unido se una a estas reivindicaciones, lo que a su juicio supone una evolución "muy positiva" que atribuyó a la crisis del banco Northern Rock que provocó largas colas de clientes para retirar los depósitos.
 
El acuerdo con Brown sobre la reforma de los mercados financieros supone, a juicio de Sarkozy, un "buen augurio sobre la colaboración entre Reino Unido y Francia". El presidente francés explicó que durante el debate sobre las turbulencias financieras que celebraron los líderes europeos volvió a insistir en el impacto negativo de la fortaleza del euro. Admitió que "no todo el mundo considera que el euro esté demasiado alto" pero subrayó que "todo el mundo considera que otras monedas son demasiado débiles", en referencia al dólar, el yuan y el yen, lo que a su juicio viene a significar lo mismo.
 
"Estamos pidiendo una mayor transparencia en los mercados financieros", dijo por su parte el primer ministro británico. "Necesitamos estar en mejor posición para anticipar los acontecimientos, y particularmente los acontecimientos de las últimas semanas y meses", agregó Brown.
 
La declaración conjunta pactada por Sarkozy, Merkel y Brown pide a los jefes de Estado y de Gobierno que en la cumbre de primavera de 2008, y sobre la base de un informe previo elaborado por los ministros de Economía de los Veintisiete, examinen "cómo responder a las necesidades de una mayor transparencia de los mercados financieros y de una mejor gestión de los riegos".
 
En concreto, los tres dirigentes reclaman analizar si es necesario elaborar nuevas reglas u otro tipo de acciones para mejorar la difusión de la información sobre las operaciones de titulización; el análisis de los activos ilíquidos y su impacto en la gestión de riesgos; los posibles puntos débiles en la gestión de los riesgos de los vehículos de titulización; la transparencia de los compromisos fuera de balance de los bancos; la cooperación transfronteriza en la gestión de crisis y el papel de las agencias de calificación de riesgos.
 
La declaración subraya que "en tanto que plaza financiera internacional, la UE debe jugar un papel importante para desarrollar una respuesta global" a las turbulencias financieras. No obstante, se precisa que la "responsabilidad primera" de la gestión de riesgos corresponde a las instituciones financieras y a los inversores, dentro de "marcos de regulación nacionales fuertes" y con más cooperación entre las autoridades.
 
También el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, coincidió en que la economía europea está saludable y que no hay que ser proteccionistas y sí abrirse al exterior. Además, indicó que en materia de mercados financieros, el debate de este viernes constató que es necesaria "la innovación financiera, la transparencia y el equilibrio en la regulación de los mercados".
 
El presidente Zapatero explicó que hubo una "coincidencia general" entre los líderes europeos sobre la receta necesaria para evitar que se repitan este tipo de tormentas: "más transparencia, supervisión y nuevas reglas donde la UE tiene que jugar un papel fundamental".



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados