Domingo 13 de Febrero
Actualizado a las 00:01:02
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

18
HABRÁ QUE AMPLIAR aún más EL PERÍODO DE CÁLCULO

El Gobierno admite que éste no será el último pensionazo

Valeriano Gómez admite que el objetivo "debería ser" que contabilizase para el cálculo de las pensiones "toda la vida laboral".

D. SORIANO

La retórica política es cálidamente engañosa, pero a veces juega malas pasadas a aquellos que normalmente se aprovechan de ella. A Valeriano Gómez le ha ocurrido este viernes, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que aprobó la reforma de las pensiones, aunque seguramente no se ha dado cuenta.

El ministro de Trabajo desgranaba el clásico discurso políticamente correcto: "es un esfuerzo", España tiene un "reto" por la ampliación de la esperanza de vida; "en los próximos quince años" se incorpora la generación más numerosa de la historia (el babyboom de finales de los cincuenta y los sesenta); este cambio servirá para "fortalecer" el sistema y la reforma será "progresiva" y "flexible".

Sin embargo, en mitad de su discurso se le ha colado una frase que, aunque aparentemente tiene el mismo tono del resto del discurso, deja a las claras la realidad del sistema de pensiones y su reforma actual. Hablando del paso de 15 a 25 años en los años que servirán para el cálculo de la prestación, Gómez ha dicho que "el objetivo debería ser" que el período de cálculo fuese "toda la vida laboral". Es decir, que el ministro de Trabajo sabe que ésta no será la última reforma y que casi nadie se jubilará con las reglas anunciadas este viernes.

De hecho, al hablar así, Gómez ha desmentido las palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba, que había hecho la presentación como portavoz del Gobierno. El vicepresidente aseguró que la reforma servirá para que "las personas de 35 y 40 años sepan que cobrarán sus pensiones cuando se jubilen".

Evidentemente, Gómez no ha negado que alguien que se jubile dentro de 30 años, en 2040, cobrará la pensión pública. Pero de sus palabras se deduce fácilmente que no cobrará la pensión que ahora se le promete. El sistema actual tiene fecha de caducidad.

Desde hace días, muchos trabajadores españoles hacen cálculos diciendo: "Si tengo 35 años y empecé a trabajar hace diez, ¿me podré jubilar con 65?". Pues bien, este viernes, Valeriano Gómez se lo ha dejado claro. Mejor que dejen de hacer cálculos, porque cuando ellos se jubilen, esta reforma de las pensiones sólo será una más (como lo fue la de 1985 y la de 1997) y no se les aplicarán sus disposiciones. ¿Cómo será su jubilación? Más tardía, más pobre y menos confortable. Don Valeriano no lo sabe, pero él mismo lo ha admitido.

Publicidad

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com
Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899