Menú

El PIB de EEUU cae un 0,3% y el país avanza hacia la peor recesión desde los 70

La economía de EEUU se ha contraído un 0,3% en el tercer trimestre. El primer descenso desde la recesión de 2001. El consumo se ha desplomado un 3,1%. La mayor caída desde los años 80. EEUU se enfrenta ya a la peor recesión de los últimos 30 años, tal y como avanzó LD.

0
La economía de EEUU se ha contraído un 0,3% en el tercer trimestre. El primer descenso desde la recesión de 2001. El consumo se ha desplomado un 3,1%. La mayor caída desde los años 80. EEUU se enfrenta ya a la peor recesión de los últimos 30 años, tal y como avanzó LD.
LD (M. Llamas) El Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo un 0,3% anual en el tercer trimestre del año. Una caída inferior a la prevista por los expertos, que se esperaban un ajuste mayor. Pese a todo, se trata de la mayor contracción económica desde la crisis de las puntocom. En concreto, desde el tercer trimestre de 2001, según el Departamento de Comercio del Gobierno estadounidense, después de la tasa negativa que presentó el PIB a finales de 2007 (0,2%).
 
De hecho, los analistas admiten que la economía del país se enfrenta, por el momento, a la peor recesión (dos trimestres con PIB negativo) del último cuarto de siglo. Así, Ethan Harris, directivo de Barclays Capital en Nueva York, avanza un desplome del PIB de entre el 2% y el 4% en el último trimestre del año, informa Bloomberg.
 
El mal dato contrasta con el irreal crecimiento económico que registró el país en el segundo trimestre. Lo más preocupante consiste en la dura contracción del consumo, tras desplomarse un 3,1% en el tercer trimestre. Se trata del primer descenso desde 1991, y el mayor desde la crisis de 1980, después de que el presidente Jimmy Carter  impusiera controles al crédito. Y es que, el consumo es el principal motor de la economía estadounidense.
 
El consumo en bienes no duraderos cae un 6,4%
 
El gasto en la compra de bienes no duraderos, como comida o ropa, se hundió un 6,4%. La mayor caída desde 1950. La reducción de la inversión en bienes de equipo y, sobre todo, en el sector residencial (construcción de viviendas) también contribuyeron, aunque en última instancia, a la contracción de la economía.
 
Sin embargo, el menor déficit comercial y la menor caída de los inventarios impidió que el decrecimiento del PIB fuera mayor. De hecho, excluyendo ambos factores, el PIB se habría desplomado un 1,8%. Mientras, la inflación aumentó a un ritmo del 4,2% último trimestre, y apunta a una moderación debido a la crisis económica y el menor consumo.
 
Los ingresos se hunden a un nivel histórico
 
Por último, los ingresos de los trabajadores, tras el pago de impuestos y el ajuste de la inflación, sufrió el mayor descenso desde 1947, año en el que se iniciaron las mediciones, tras registrar un desplome del 8,7%. Este dato contrasta con el incremento del 11,9% del trimestre anterior, debido al plan de devolución de impuestos mediante cheques fiscales aplicado por la Administración Bush.
 
A la vista de los datos, la clave radica en el hundimiento del consumo. Y es que, la mayoría de los analistas preveían una descenso próximo al 2,4%. Esta misma semana, la confianza de los consumidores estadounidenses se desplomó hasta niveles récord, alcanzando el peor nivel de los últimos 16 años. La cifra se desplomó hasta los 38 puntos, desde los 61 del mes anterior.
 
El Índice de Confianza del Consumidor (Conference Board), que mejoró ligeramente en septiembre se hundió hasta niveles récord en octubre (38 puntos). Además, las expectativas de la economía a medio plazo bajaron aún más, hasta situarse en un mínimo histórico de 35,5 puntos.
 

 
La confianza empeorará
 
Según afirmaba Lynn Franco, director del Conference Board Consumer Research Center,  "el impacto de la crisis financiera en las últimas semanas ha afectado a la confianza de los consumidores. La bajada del índice (-23,4 puntos) es la tercera más grande en la historia de la serie".
 

 
En cuanto a la situación actual, "los consumidores clasificaron el mercado laboral y las condiciones para los negocios mucho menos favorables, lo que sugiere que el cuarto trimestre comenzará con una mayor debilidad en el consumo que en el tercero", añade.
 
De cara al futuro, "los consumidores son extremadamente pesimistas, y los encuestados prevén un empeoramiento del clima empresarial y el mercado de trabajo significativamente mayor que la opinión expresada el mes pasado". Además, "sus perspectivas de ingresos y las relativas a la inflación son también más pesimistas".
 
De este modo, según Franco, tales datos no deparan buenos resultados para el comercio minorista, por lo que las empresas ya se están preparando para afrontar una "difícil campaña de fiestas (Navidad)".
 
De hecho, los datos históricos muestran que lo peor en este ámbito aún está por llegar. Y es que, la confianza de los consumidores en la economía del país ha registrado sus peores datos coincidiendo con los valores más bajos de la bolsa de Nueva York. Aunque con un plazo de 3 a 5 meses de diferencia.
 
La reducción del consumo será mucho mayor
 
En este sentido, el mercado bursátil de EEUU ha vivido un octubre negro, con una intensa volatilidad que se ha traducido en caídas históricas en los principales índices. Por ello, es de esperar que la desconfianza empeore de aquí a finales de año o principios de 2009.
 
 
El problema es que el citado índice de confianza constituye un indicador clave a la hora de prever el comportamiento del consumo a medio plazo y, en este sentido, el pesimismo es más que evidente.
 
De hecho, un reciente informe de la Reserva Federal (FED) avanzaba una caída histórica del 2,3% interanual en el tercer trimestre del año. Sin embargo, la realidad ha superado los peores pronósticos. El consumo representa más del 70% del PIB del país.
 

 
Por ello, a la vista de que la confianza empeorará en los próximos meses, el desplome del consumo será mayor. Si a ello se suman, además, otros factores de alto riesgo como la crisis inmobiliaria, la economía estadounidense se enfrenta ya a la peor recesión económica que haya vivido la primera potencia mundial desde la crisis del petróleo de los años 70. Al menos, por el momento, tal y como avanzó este periódico. 

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD