print
Y LOS PISOS CAERÁN UN 35 POR CIENTO HASTA 2011

España crecerá por debajo del 1,5 por ciento en los próximos cinco años

La economía nacional sufrirá un periodo de ajuste de unos cinco años de duración en el que el PIB crecerá por debajo del 1,5 por ciento anual de media, debido al estallido de la burbuja inmobiliaria, según un informe de Deutsche Bank. Además, el precio de la vivienda se derrumbará entre un 30 y un 35 por ciento en términos reales hasta 2011. El país se enfrenta a una de las etapas económicas "más difíciles" de su historia reciente.

Sebastián: "Cuanto más caigamos, antes nos recuperaremos"
Pizarro: "2008 acabará con 3 millones de parados"

Noticia publicada el 16-06-2008

(Libertad Digital) El crecimiento económico español se enfrenta a su particular travesía por el desierto en los próximos ejercicios. Mientras que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se empeña en negar la crisis, los principales organismos internacionales ya hablan del inevitable ajuste, y consiguiente correctivo, que padecerá España durante los años venideros.
 
La economía nacional sufrirá un periodo de ajuste de unos cinco años de duración en el que el PIB crecerá por debajo del 1,5 por ciento anual de media, debido al estallido de la burbuja inmobiliaria, según un informe de Deutsche Bank. Además, el precio de la vivienda se derrumbará entre un 30 y un 35 por ciento en términos reales hasta 2011. En este sentido, todos los expertos coinciden en que España es incapaz de crear empleo con un crecimiento del PIB inferior al 2 por ciento.
 
Sobrevaloración de la vivienda de hasta un 40 por ciento 
 
Según las previsiones de entidad alemana, España se enfrenta a uno de los periodos económicos "más difíciles" de su historia reciente ante el ajuste de su "significativamente sobrevalorado" mercado inmobiliario, en el que calcula existe un exceso de unas 800.000 viviendas. Otros expertos, sin embargo, calculan un stock de pisos no vendidos (incluyendo segunda mano) superior a los dos millones, avanzando además una recesión económica hasta, como mínimo, 2010, tal y como avanzó LD.
 
La entidad señala que el sector de la construcción experimentará un ajuste de entre tres y cinco años, puesto que no se trata de un ajuste cíclico, sino "estructural", que se produce tras años de precios de la vivienda "sobrevalorados" y de una forma de crecimiento que "ya no es sostenible".
  
En este sentido, los pronósticos de Deutsche Bank estiman una caída de los precios de la vivienda en términos nominales del 2 por ciento en 2008, que se acelerará al 8 por ciento en 2009, para repetir sendas bajadas del 5 por ciento en 2010 y 2011, lo que arroja una corrección del 20 por ciento en términos nominales (sin contar la inflación).
 
De este modo, sumados los efectos de la inflación, que la entidad estima en un 4,5 por ciento este año, de un 3,1 por ciento en 2009, así como de un 2,8 por ciento para 2010 y 2011, la caída de precios en términos reales sería de un 33,2 por ciento al término de los próximos tres años y medio. Pero, incluso, podría ser peor. El informe alude a que la OCDE estima que el precio de la vivienda en España está sobrevalorado casi en un 40 por ciento.
 
España restará un 0,3 por ciento del PIB a la Eurozona
 
Mientras, en cuanto al crecimiento del PIB, la entidad germana pronostica un crecimiento medio anual de entre el 1,3 y el 1,5 por ciento en los próximos cinco años, y anticipa que los problemas de la economía española restarán tres décimas porcentuales al crecimiento de la eurozona en los próximos años.
  
En este sentido, el banco alemán destaca que además de los factores internos de la economía española, entre los que es clave el “debilitamiento del empleo”, también existe una serie de elementos externos, como los elevados precios de la energía y de las materias primas, la ralentización de las economías de EEUU y Reino Unido, los tipos de interés más elevados, y las restricciones de crédito, "que serán incluso más ajustadas en el caso de España". Factores todos ellos que contribuirán a frenar el crecimiento económico español, según el citado estudio.
 
Ante este panorama, se confirma el último farol lanzado por Zapatero en materia económica. Para 2009, el PIB de la Eurozoza crecerá un 1,1 por ciento frente al exiguo 1 por ciento de España, según los cálculos de Deutsche Bank. 
  
Por otro lado, el informe indica que, en comparación con otros países desarrollados que han experimentado procesos de ajuste inmobiliario, el caso español se asemejaría al de Holanda, puesto que la economía española carece de la “flexibilidad y dinamismo de las de EEUU y Reino Unido”, aunque se enfrenta al proceso en mejores condiciones de las que existían en su momento en Alemania y Japón.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados