Miércoles 8 de Diciembre
Actualizado a las 00:12:17
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

12
Y PRESIONA AL PP

Greenpeace orquesta una gran campaña contra los críticos de las renovables

El sector de las renovables pasa por un mal momento. El Gobierno quiere recortar las primas, por su elevado coste y los posibles fraudes. Greenpeace lanza una campaña histórica contra los críticos de la energía verde y los escépticos del cambio climático.

LIBERTAD DIGITAL

Corren malos tiempos para la industria de las renovables. Hace menos de un mes, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, anunció por primera vez que el Gobierno se iba a replantear la actual política de primas al sector, insinuando que quizás el dinero invertido en la energía verde podía estar perjudicando “la competitividad de la economía, la industria y la creación de empleo”.

Apenas unos días después, Baltasar Montaño destapaba en El Mundo el fraude descubierto por la Comisión Nacional de Energía con una información en la que apuntaba a que numerosos huertos solares estaban utilizando grupos electrógenos alimentados con gasoil para generar electricidad por las noches o con tiempo nublado, lo cual constituye un fraude en el cobro de primas.

Las dos noticias se movían en la misma dirección: Industria había decidido que no resultaba rentable seguir subvencionando un tipo de energía más cara que la que se puede adquirir en el mercado. De hecho, el sector de las renovables se desplomó ayer en bolsa tras conocerse que Industria estudia recortar las primas verdes con carácter retroactivo. Y ello, pese al discurso político a favor de las renovables que mantiene el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

A las dudas sobre la conveniencia de las renovables se suma la avalancha de críticas lanzadas contra los templos científicos del cambio climático, tras el estallido del conocido Climategate. La teoría del calentamiento global se tambalea, al tiempo que crece de un modo significativo la influencia mediática y científica de los denominados "escépticos".

Ante esta situación, Greenpeace convocó una rueda de prensa el miércoles con un objetivo, desacreditar a aquellos que dijeron hace dos años lo que ahora defiende (aunque a regañadientes) el propio Gobierno: que las primas a las energías renovables suben el precio de la factura de la luz, incrementan el déficit público y son ineficientes desde el punto de vista económico.  Por cierto, un argumento que también apoyan algunas empresas perjudicadas por esta política, como Gas Natural.

En la rueda de prensa, a la que acudió el director ejecutivo de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, el objetivo principal fue desacreditar el informe Efectos del apoyo público a las energías renovables sobre el empleo, publicado por el Instituto Juan de Mariana (IJM), y que ha tenido una gran repercusión en la prensa internacional en los últimos meses.

Para intentarlo, la organización presentó tres contra-informes: uno destinado a relatar la historia del movimiento negacionista (es decir, aquellos que no aceptan la versión oficial del cambio climático); otro dirigido a explicar la red que Koch Industries habría desarrollado para difundir estas teorías; y un tercero dirigido expresamente contra el “Informe Calzada” (por Gabriel Calzada, presidente del IJM).

Además de presentar estos tres documentos, Uralde insistió en su comparecencia en lanzar un mensaje al PP, del que dijo que “hay que evitar que caiga en el negacionismo”, y pidió que se manifieste “claramente” a favor de la reducción de emisiones y de las políticas medioambientales.

En concreto, sobre José María Aznar afirmó que están “intentando involucrar su nombre” en el llamado movimiento negacionista y le pidió que no lo permita; en realidad, en España, fue Público el primero en asociar al ex presidente con el IJM, aunque éste último asegura que nunca ha tenido intereses en común con el político popular o con FAES.

Las acusaciones

Los argumentos empleados por Greenpeace en los documentos presentados el miércoles (especialmente en El Informe Calzada sobre empleo verde) podrían agruparse en cuatro grandes categorías:

1. El Instituto Juan de Mariana cobra por defender sus posiciones: La misma organización ecologista recoge que en la web del IJM se admite que éste “no acepta subvenciones públicas” aunque sí aportaciones privadas que le ayuden en su defensa de los principios liberales.

En los informes sobre Industria Koch recoge una serie de subvenciones a organizaciones norteamericanas (nunca al IJM) entre las que se encuentran algunas, según la versión de Greenpeace, como la Atlas Foundation. Ésta ha concedido dos galardones a la asociación española y ese es todo el supuesto vínculo entre la industria y el IJM que ha podido demostrar Greenpeace.

Lo sorprendente es que la organización dirigida por Uralde anuncia en su web un sistema de financiación muy similar al del IJM (asegura que tampoco recibe dinero público, pero sí acepta aportaciones de sus socios y de simpatizantes).

2. Calzada ha participado en numerosas conferencias en EEUU: Greenpeace denuncia que el presidente del IJM haya viajado al país de Barack Obama a defender su informe invitado por organizaciones críticas con las subvenciones a las renovables o el cambio climático.

Algo lógico y que demuestra el éxito del informe parece sorprender a la organización ecologista. Parece normal que aquellos que coinciden con sus planteamientos le inviten a defenderlos en conferencias y ante el Congreso de EEUU, ya que Obama ha prometido una ley similar a la española. Quizás habría que preguntar a Uralde si él mismo no ha viajado a conferencias de organizaciones afines a Greenpeace a defender sus posturas, ya que tanto le sorprende que lo haga Calzada.

3. Al Gobierno y a la industria de las renovables no les gusta el informe del IJM: Los ecologistas ponen en su haber varios documentos elaborados por diversos organismos que son críticos con el informe. No debería extrañar a nadie que aquellos institutos públicos criticados por dar subvenciones a las renovables o las industrias beneficiadas respondiesen. Sin embargo, Greenpeace lo utiliza a su favor. Además, descalifica al IJM por no hacer referencia a los estudios críticos y hace lo mismo en su denuncia.

Es más, la organización de Uralde cita un “estudio de expertos independientes” recogiendo a pie de página de donde provienen dichos “expertos independientes” (Red Eléctrica Española, Asociación Empresarial Eólica,…).

4. Citas de prensa: Quizás el apartado más curioso del informe de Greenpeace venga al final del texto, en el que recoge tres citas de medios internacionales (un blog de The Wall Street Journal, el Daily Finance y una noticia de agencia Reuters referido al comentario del blog anteriormente citado).

Sin embargo, a los autores de este contra-informe verde no se les ocurrió citar los elogiosos editoriales del propio The Wall Street Journal sobre el informe del IJM o el que también le dedicó, en términos similares, The Economist. De hecho, la asociación de Calzada presume en su web de la cantidad de reseñas que ha tenido el informe en la prensa internacional y de lo favorables que han sido en su inmensa mayoría.

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com

También en Economía

"TIENE UN TAMAÑO RAZONABLE"

Salgado: "El fondo de rescate nunca estuvo pensado para España"

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha dicho este martes que el fondo de rescate de 750.000 millones de euros de la UE para asistir a países de la eurozona con problemas para refinanciar su deuda nunca estuvo pensado para España.
NACIONALIZÓ SUS ENTIDADES

Islandia vuelve a crecer dos años después del colapso de su banca

El PIB islandés creció en septiembre un 1,2% tras más de dos años de recesión. El país nórdico vio como se desplomaban sus bancos en 2008 y decidió no pagar las deudas de las entidades. Ahora, esta decisión se pone como ejemplo para Irlanda, aunque la situación de Islandia tiene puntos negros.
PLAN DE AJUSTE DE 6.000 MILLONES

El primer ministro de Irlanda se baja el sueldo en 14.000 euros

Irlanda rebajará en 14.000 euros anuales el sueldo del primer ministro y en 10.000 euros el de los ministros. Mientras, el techo salarial para altos funcionarios, entre los que se incluyen los jueces y el presidente de la República, será de 250.000 euros, afirmó este martes el ministro de Finanzas.

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899