Menú

"La cara de culo" de Leire Pajín

La imagen de la exministra siempre ha estado en boca de todos y casi siempre ha sido objeto de burla.

0

Tal día como hoy, 14 de febrero, pero de 2011, Libertad Digital llevaba en su portada la reacción que tuvo Santiago Segura en su perfil de Twitter al ver a Leire Pajín durante la gala de entrega de los premios Goya: "Segura: "Impresionante la cara de culo de la Pajín durante el discurso de Alex".

Se refería el director de cine al momento en el que la realización de la gala enfocó a la ministra de Sanidad que coincidió con el discurso que pronunció el entonces director de la Academia Alex de la Iglesia y que basó su intervención en una dura crítica a la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde.

En el Twitter del creador de Torrente se pudo leer: "Impresionante la cara de culo de la Pajín durante el discurso de Alex... La Sinde careto de circunstancias". Más tarde aclaró que "no quería decir que Pajín no fuese una mujer bella o que sus facciones no fuesen armónicas, simplemente que puso cara de asco". Las reacciones también se produjeron en Facebook donde se crearon grupos como ‘Yo también vi la cara de Pajín’ o ‘Papada triste de panceta’, parodiando el título de la película de De la Iglesia ‘Balada triste de trompeta’.

Un mes después, en esRadio, Santiago Segura pidió disculpas por su comentario: "Quizás fue un poco grosero. Tenía una cara como de desagrado, de asco. Yo dije de culo y pido disculpas. No quiero decir que no sea una mujer atractiva y con rostro armonioso".

El aspecto físico de Leire Pajín ha estado en boca de todos a medida que fue ganando notoriedad pública. Un año antes de que Segura se metiera con la cara de la ministra, el diario ABC publicó una información en la que siete estilistas diseñaron distintos estilos para la entonces secretaria de Organización del PSOE. Todos coincidían en que su aspecto era "francamente mejorable" aunque partía de "buena base". El diario de Vocento ya había propuesto nuevos looks para Zapatero, Rajoy o María Teresa Fernández de la Vega.

Otro de los momentos más polémicos con el aspecto de Leire Pajín llegó con el desafortunado comentario del alcalde de Valladolid. Francisco Javier León de la Riva dijo en Onda Cero: "Yo tengo que decir que cada vez que la veo la cara y esos morritos pienso lo mismo, pero no lo voy contar aquí". El PSOE aprovechó el escándalo que se produjo tras sus palabras para tratar de sacar rédito político. La formación socialista de Castilla y León exigió el cese del alcalde pucelano y el ministro de Fomento, José Blanco, compareció desde la sede central en la calle Ferraz para exigir a Rajoy que "actúe con contundencia" contra las declaraciones "sexistas" del alcalde.

El alcalde trató de arreglarlo entonces y dijo que tuvo un exceso verbal al reconocer en voz alta lo que alguna vez ha pensado "respecto al aspecto físico de la nueva ministra" y que se refería a que le "recuerda a un personaje de dibujos animados". La polémica dio pie a que la revista El Jueves presentara un episodio de dibujos animados en la que aparecía Leire Pajín como la "enfermera cachonda" de Zapatero.

La última vez que se habló del físico de la exministra fue en el verano de 2011 durante sus vacaciones en Menorca. Al margen del escándalo provocado al conocerse que la familia Pajín utilizó unas instalaciones reservadas para funcionarios del Ministerio de Sanidad en la isla de Lazareto, la polémica surgió al publicarse una imagen de la ministra en bikini.

Leire Pajín respondió a las críticas sobre su imagen diciendo: "Seguramente hay gente que piensa que los ministros debemos veranear en una urbanización de lujo exclusiva o en un ‘resort’ con mucha seguridad para que nadie se nos pueda acercar y no puedan hacernos fotos en una playa normal, pero no lo he hecho nunca y no lo voy a hacer".

No acabó ahí la polémica y La otra crónica de El Mundo explicaba que los kilitos de más de Pajín "bien podrían haber pasado inadvertidos si no hubiera sido porque en las últimas semanas Pajín se había convertido en el gran azote de la obesidad y el sobrepeso". Defendían que eso se debía a que no podía llevar un régimen equilibrado porque su agenda no le permite mantener una rutina y un orden en las comidas ni hacer ejercicio. Los expertos consultados por LOT consideraban que a la ministra le sobraban de 5 a 10 kilos por lo que le recomendaron ponerse a dieta.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, salió en defensa de la ministra de Sanidad y destacó que "lamento profundamente ese debate y no lo comparto en absoluto... A las ministras o ministros se les tiene que calificar, aprobar o denostar por su decisión política y no por cualquier otra de sus condiciones o tributos". Sentenció que "me parece discriminatorio para la mujer" ese debate.

 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios