Menú

Bosch manda a Soraya "al oculista" para ver "la tarjeta de crédito en su cajón"

El republicano retira su "especulación" después de que la vicepresidenta le señale "los tribunales" y los límites de su inmunidad parlamentaria.

0

Debate de la ley de transparencia empañado por la bronca mantenida entre la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz de ERC, Alfred Bosch. Aprovechando la necesidad de limpiar los gastos extraordinarios y ocultos que mantienen las administraciones, el republicano abogó por eliminar las tarjetas de crédito que las administraciones públicas del estado otorgan a los cargos públicos para correr con sus gastos. Un punto que negó tajantemente la portavoz del Ejecutivo:

No sé en sus gobiernos y administraciones, pero yo la que conozco que es la de la Administración del Estado, jamás he visto una tarjeta de crédito en una administración del Estado. Nos tendrán que explicar si ustedes las han visto cuando han tenido responsabilidades de Gobierno.

Una afirmación de la que dudó abiertamente el portavoz de ERC en su turno de réplica en el que instó a Sáenz de Santamaría a mirar mejor en sus cajones. "Usted dice que no la ha visto. Igual, pues no sé, si quiere le acompaño al oculista porque igual tiene un problema. Igual tiene una en el cajón y todavía no se ha dado cuenta".

Sáenz de Santamaría levantó inmediatamente la mano advirtiéndole a la presidencia de la Cámara de su voluntad de un turno de dúplica. Visiblemente enfadada, alzando la voz y remarcando bien sus palabras, le hizo esta exigencia a Bosch: "Le pido que retire lo de las tarjetas porque yo las únicas que tengo son las que me ha dado a mí mi banco, y son las que nutro con mi sueldo. Con que, retírelo, señor Bosch, porque en esta cámara no se deben hacer manifestaciones que no se pueden sustentar. Porque la inmunidad parlamentaria tiene un límite que es respetarlo".

Tras la ovación cerrada y apasionada de la bancada popular, añadió: "Y yo dudo de que usted hace lo correcto. Porque si lo dudara, y fuera un delito, tendría que ir a los tribunales".

La palabra 'tribunales' llamó la atención de Alfred Bosch que comenzó replicando que "no hay ninguna afirmación que retirar porque no he hecho afirmaciones". Pero cuando Celia Villalobos, desde la presidencia, le preguntó "¿Lo retira o no?", Bosch reculó: "Si la señora vicepresidenta se ha sentido herida o dolida por mi especulación, pues... lo retiro". "Muy bien, se ha acabado el debate", zanjó Villalobos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD