Menú

Carlos Herrera y Raúl del Pozo ponen al PP de los nervios con lo que saben de Bárcenas y su mujer

La prensa en general celebra que Bárcenas ya está en prisión y le mete el miedo en el cuerpo al PP.

0

El Mundo cree que el PP vive desde ayer en un ¡ay!: "El PP en vilo al ingresar Bárcenas en prisión a petición del fiscal", titula su portada mientras se pone ingenioso en páginas interiores: "El último ingreso de Bárcenas", dice el graciosillo. Para Pedro J. es "muy significativo que la propia Fiscalía solicitase su ingreso en la cárcel" porque así se "disipa la sospecha de que Bárcenas gozaba de protección política por miedo a sus revelaciones". Hombre, Pedro, todo tiene un límite. "Bárcenas sabe ya que puede pasar una larga temporada en prisión y que su estrategia de amagar y no dar no le ha servido para eludir la acción de los tribunales. Debería abandonar esa actitud que tan mal resultado le ha dado y contar todo lo que sabe de una vez por todas". Por Dios, Pedro, ¿tú quieres que a los del PP les de un infarto?

Victoria Prego está convencida de que Bárcenas "no pensaba acabar en la cárcel". O sea, que tienes un juez investigando todas tus cuentas, te llama a declarar un día sí y otro también, te acusa de una ristra de delitos que ya quisiera Al Capone, ¿y ni se te pasa por la cabeza que puedes acabar en prisión? Eso sí que es optimismo antropológico. Opina Victoria que es que pensaba que sus maniobras para "meter miedo al PP" iban a tener éxito. Y ahí le tienes, "solo le queda morir matando", dice. Victoria, no des ideas.

Raúl del Pozo también tiene ganas de tocar las narices al PP. Ayer habló con la mujer de Bárcenas, que estaba "sollozando" y le dijo que "no sabía qué hacer, que ya no se fía de nadie". Raúl, con muy buen criterio, le aconsejó que "confíe en sus abogados y sus amigos", aunque mejor en los primeros, añadiría yo, que los segundos lo mismo tienen el móvil apagado. El caso es que su Tercer Hombre le ha dicho que "entre el inerte Rajoy y el listillo Gallardón lo ha jodido todo; todo lo que pase a partir de hoy en el PP es el resultado del miedo y la ineptitud del núcleo dirigente de Génova". ¿Qué, nerviosillos?

El País, muy acertadamente, ha leído a Pablo Montesinos. "El PP se divide entre el temor a su extesorero y el alivio por la prisión". Así nos lo cuenta Carlos E. Cué. "¿Qué hará, pondrá en marcha el ventilador? (…) Es una bomba que nadie sabe si ahora estallará (…) Algunos creen que ya es un asunto amortizado, que ya ha hecho todo el daño que podía hacer, pero nadie sabe realmente qué tiene, qué puede sacar, hasta dónde puede llegar en su venganza". Lo veremos en siguientes capítulos. Dice el periódico de Prisa en su editorial que Bárcenas "ha recibido un trato entre algodones por parte de su partido", aunque él no lo crea, pero claro, "hay quien piensa que el endurecimiento de las condiciones de vida para Bárcenas puede tener funestas consecuencias para su antiguo partido". ¿Ves Bárcenas como no es para tanto? No te han metido en el trullo, te han endurecido las condiciones de vida, quejica. No hay nada como El País para explicar las cosas para todo el mundo las entienda.

ABC se limita a un titular plano: "Prisión sin fianza para Bárcenas" y no editorializa sobre el tema. Es Carlos Herrera quien le explica a Victoria Prego que Bárcenas será lo que sea, pero no imbécil. "He compartido un par de tardes de conversación y uno y otro sabíamos que antes o después pasaría por el trago de perder paisajes y elasticidades para formar parte del población reclusa española". Están hoy muy finos con los eufemismos nuestros periodistas. Cuenta que él ha visto papeles y que unos son "más comprometedores que otros", de todo hay, pero que "ahora en prisión puede caer en la rabia a la que no ha estado sometido hasta ahora: su queja, su lamento, es que el partido no quiere saber nada de él, ¡con lo mucho que él sabe del partido!", desagradecidos. Así que ahora se van a enterar, "lo que se juega el PP podría ser más de lo que se cree (…) Dentro de prisión es un factor de desestabilización enormemente considerable". ¿Habrá conseguido hacer empalidecer a Rajoy?

Tampoco es que La Razón haga un derroche de imaginación. "Bárcenas, a la cárcel", titula. Marhuenda apela a la "presunción de inocencia". "Lo deseable es que se acelere al máximo el proceso judicial" porque "no solo está en juego la inocencia del acusado, sino también la honorabilidad del partido en el que trabajó muchos años". Alfonso Merlos no se anda con tantos melindres. "Si toca cárcel, toca cárcel", y no se hable más. Y anuncia que hemos salido de la crisis. "Tirando por elevación, una pena proporcional y durísima para Luis Bárcenas ayudaría extraordinariamente a limpiar la chusma de cuello blanco sin cuyas fechorías no se entiende que este país haya estado hasta hace cuatro días en el hoyo". Si es que no hay mal que por bien no venga.

La Gaceta aporta el testimonio de Bárcenas a puntito de entrar en la celda. "Después de casi cinco años de instrucción, resulta que ahora aprecian riesgo de fuga. Es una locura". Si es que hasta a él le parece raro lo que han tardado. La Gaceta sin embargo ve "apresurada" la petición de prisión y no le parece nada bien. "La justicia de escaparate corre el riesgo de convertirse en un puro ruido vacío. Lo que los españoles quieren es justicia, no portadas de periódico ni penas de telediario para calmar la indignación popular". Pues va a ser que no, chicos, la cárcel de Bárcenas les parece de perlas a los españoles, preguntad por ahí.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot