Menú

Susana Díaz forzó a Rubalcaba a distanciarse del PSC

Le amenazó con retirarle su apoyo y hacer valer su fuerza orgánica.

0

Susana Díaz dijo personalmente a Alfredo Pérez Rubalcaba que, si mantenía su abstención al polémico texto en contra del derecho a decidir de Cataluña, la federación andaluza del PSOE acataría la disciplina de voto, pero al día siguiente se sentiría liberada de cualquier compromiso, reconsideraría su posición en el debate territorial respecto al PSC y haría valer su fuerza orgánica. Esto es, Susana Díaz no apoya a Rubalcaba en su estrategia catalana. Lo cuenta hoy La Razón.

La deriva nacionalista del PSC, acentuada desde la llegada al poder de José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho que el PSOE dirigido por Rubalcaba se encamine a una reforma federal de la Constitución en la que pocos creen dentro del propio socialismo español.

Susana Díaz se suma así a quienes desde hace tiempo piden la ruptura con el grupo de Pere Navarro y defendería la recuperación de la marca PSOE en Cataluña, como hace el extremeño Guillermo Fernández Vara o el mismísimo Alfonso Guerra. Más inestabilidad, pues, a dos semanas de la Conferencia Política, para un Rubalcaba cuyo calendario y estrategia es sabido que dependen en buena medida de Andalucía.

Y la amenaza de Susana Díaz logró que la abstención decidida desde primera hora de la mañana, se transformara en un "sí" y el Grupo Parlamentario se partió en dos ya que el PSC mantuvo la abstención. Es una prueba más de la ruptura creciente entre la dirección federal y el resto de territorios. Nadie comprende bien que Alfredo Pérez Rubalcaba estuviera dispuesto a abjurar de la defensa de la Constitución para contemporizar con el PSC y con CiU, con la que se la atribuyen pactos secretos.

Recuérdese la enmienda que llegó a proponer el PSOE y que fue rechazada por UPyD porque daba a entender que con en el marco de una reforma constitucional "sería posible lo que es imposible y los socialistas jamás aceptaremos".

Pero para perplejidad general, este asunto de tanta importancia ni siquiera fuera tratado en la reunión habitual que esa misma mañana celebró del grupo parlamentario y que no duró más de diez minutos. En el meollo del debate se esconde la cuestión de si la Constitución es una mera posición táctica para el PSOE o es algo institucional y de principios.

Al parecer, el "toque" de Susana y el cambio que obtuvo detuvo la rebelión interna que hubiera dado la puntilla al equipo de Ferraz. Todavía ayer, la dirección nacional del PSOE decía que lo importante es que el PSOE y el PSC comparten un proyecto político basado en el "socialismo" y la "unidad de España", algo ininteligible para Alfonso Guerra, entre otros, que animó al PSOE a formar su propio partido en Cataluña dejando fuera a un PSC, cada vez más nacionalista.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD