Menú

El fiscal Calparsoro se reúne con presos etarras para escuchar sus quejas

Los etarras en prisión que se entrevistaron con sus víctimas se quejan de que "siempre tendremos la etiqueta de asesinos".

Libertad Digital
44
El fiscal del País Vasco, Juan Calparsoro, quiso consolar a presos de la llamada \\\\\\\'vía Nanclares\\\\\\\' | EFE

El fiscal que dijo tener problemas para llamar "terrorista" a la sanguinaria asesina de ETA Inés del Río, porque "ya ha cumplico con la sociedad" al pasar algo más de un año en prisión por cada uno de los 24 asesinatos terroristas, se ha reunido ahora con los etarras presos de la llamada Vía Nanclares.

Según cuenta este viernes el diario El Mundo, el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, mantuvo este miércoles una charla-coloquio en la cárcel de Zaballa (Álava), donde se encuentra el nuevo emplazamiento del viejo penal de Nanclares de Oca que dio nombre al programa de reinserción de etarras que puso en marcha Zapatero en su día, que después fue bloqueado con la llegada del PP al poder, pero que la Audiencia Nacional ha continuado al dar permisos a etarras presos como Valentín Lasarte.

Así, unas horas después de que el monarca se reuniera en Zarzuela con Ángeles Pedraza y Marimar Blanco, en el presidio de Zaballa Calparsoro daba consuelo a los llamados "etarras arrepentidos" de la Vía Nanclares. En aquella charla-coloquio Calparsoro tuvo un auditorio de unas cuarenta personas, entre mediadores penales, funcionarios, responsables de prisiones, históricos de ETA como Urusolo Sistiaga, Kepa Pikabea o Joseba Arizmendi y otros presos comunes.

Allí, Calparsoro explicó la importancia del perdón, "la necesidad de reconocer el daño causado y de pedir perdón" porque el perdón "es un valor jurídico" que abre la puerta a la "reinserción". Unas palabras que llegaban días después de que la etarra Inés del Río, que no se ha arrepentido, que no ha renunciado a la banda terrorista ETA, que no ha pedido perdón y que tiene a sus espaldas el asesinato de 24 personas y una vida consagrada a ETA, haya salido a la calle y la sentencia dicte que tiene que ser indemnizada.

Ante esta situación Claparsoro tuvo que escuchar a algunos reclusos de ETA, como uno de los presos que dijo haber roto con ETA y que pidió perdón a las víctimas, pero que ahora tiene dificultades para que la sociedad conozca "todo el esfuerzo de reparación moral" porque "no llega a la sociedad". Se quejaba este preso de que "vamos a tener esa etiqueta (de asesinos y de terroristas) siempre".

Así, Calparsoro animó a todos los presos a no resignarse y a continuar en el camino de la reinserción y dijo que si Inés del Río se hubiera arrepentido "quizá la reacción social ante la excarcelación habría sido distinta". En aquel encuentro Calparsoro quiso expiar sus culpas y proclamó que "los fiscales no somos Teresa de Calcuta. Si estáis presos, es por nosotros". Olvidó decir que si están presos es porque entraron en una organización terrorista, asesinaron y sembraron el terror durante la mayor parte de su vida.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation