Menú

Defensa envía un segundo avión a Honduras para ir a buscar al príncipe

Este segundo Airbus A310 acaba de salir de la "revisión en profundidad" y tiene "todas las garantías".

Este segundo Airbus A310 acaba de salir de la "revisión en profundidad" y tiene "todas las garantías".
El Príncipe Felipe a su llegada a Honduras tras el incidente del avión | EFE

El Ministerio de Defensa ha decidido enviar un segundo Airbus A310 para recoger a su Alteza Real el príncipe de Asturias de su viaje oficial de Honduras. Una aeronave que acaba de salir de una "revisión en profundidad", por lo que se encuentra ahora totalmente operativa y permite garantizar que el regreso del heredero de la Corona se produce con todas las condiciones de seguridad.

El departamento de Pedro Morenés va a investigar qué sucede con el avión de transporte Airbus A310 que ha trasladado en sus dos últimos viajes internacionales al Príncipe Felipe, después de que el aparato registrara diferentes incidencias electrónicas tanto en su intento de viaje oficial a Brasil a finales del pasado mes de noviembre, que hubo que aplazar, como en el de este fin de semana a Honduras.

Según confirmaron a Libertad Digital fuentes del ministerio, de acuerdo tanto con el Ejército del Aire como de la multinacional aeronáutica europea EADS, se va a proceder a la apertura de un expediente informativo con el objetivo de comprobar "si ha cambiado algo en los últimos meses en los sistemas de revisión del avión y debido a ello han aumentado el número de alarmas" que están saltando en los paneles electrónicos.

El mantenimiento del avión, que se concede a través de un concurso público, estaba en manos de la aerolínea española Iberia hasta el pasado mes de marzo de 2013, cuando EADS -empresa constructora y comercializadora del Airbus A310- pasó a encargarse del mantenimiento de las dos unidades de este modelo que tiene la Fuerza Aérea Española.

Las mismas fuentes apuntaron que se están estudiando las estadísticas de fallos y alertas registradas en estos aviones, que llevan operando en aerolíneas internacionales desde el año 1983, aunque dan por hecho que el número de incidencias debe ser mucho menor, pues los del Ejército del Aire "son revisados cada 250 horas de vuelo o cuatro meses, lo que pase antes, cuando el fabricante -la propia EADS- las recomienda cada 500 horas".

Explicaron que pese a que el avión en cuestión tiene 30 años, la realidad es que esa edad tan sólo la tiene el ensamblaje o carcasa exterior, pues las piezas se han ido cambiando y renovando con los años. "Cuando se detecta que una pieza debe ser cambiada se sustituye por una nueva. El avión en sus tripas no tiene 30 años", especificaron.

En esta línea, recordaron que los aviones son sometidos además cada ciertos años a lo que técnicamente se llama una "revisión en profundidad", que consiste en "desmontar todas las piezas del avión, revisarlas minuciosamente y volver a montar posteriormente de nuevo el avión".

En esta revisión se encontraba el otro Airbus A310 cuando el Príncipe Felipe tuvo que aplazar su viaje oficial a Brasil. Esa aeronave se encuentra ahora totalmente operativa y es la que se ha decidido que sea trasladada a Honduras para recoger al heredero de la Corona.

Avería y vuelo de prueba

El fallo en los paneles electrónicos del Airbus A310 en el que viajaba el heredero de la Corona apareció cuando el aparato llevaba ya más de siete horas de vuelo. Exactamente, se iluminó el indicador de falta de aceite en los motores, lo que hizo que los pilotos tomaran la decisión de dirigirse al aeropuerto más cercano, que en ese momento, y pese a que tenían que dar la vuelta, era el de Santo Domingo (República Dominicana).

Los mecánicos abrieron el motor en el aeropuerto dominicano y vieron que el error no estaba en la ausencia de aceite en el motor, sino en el propio testigo luminoso que avisa de este problema. Por si acaso, antes de proseguir su viaje con el príncipe Felipe a bordo, hicieron un vuelo de prueba en el que sólo estuvo la tripulación, dejando al pasaje, que también incluía al secretario de Estado de Cooperación e Iberoamérica, Jesús Gracia; el director general para Iberoamérica, Pablo Gómez de Olea; y el jefe de la Secretaría del Príncipe, Jaime Alfonsín; en tierra.

Finalmente, después de cerca de seis horas de comprobaciones y pruebas, el avión reanudó el vuelo con destino a Honduras sobre las 15.50 hora local -20:50 hora española-, según indicaron fuentes militares.

45 Grupo del Ejército del Aire

Las misiones de transporte de autoridades son efectuadas por el 45 Grupo del Ejército del Aire, que tiene su base en el aeródromo de Torrejón de Ardoz (Madrid) y que depende orgánicamente del Mando Aéreo General (MAGEN). En la actualidad, cuenta con una flota de dos Airbus A310 y cinco Dassaut Falcon 900B.

Los Airbus A310 entraron en servicio en el Ejército del Aire en el año 2003 y están destinados a trasladar a las autoridad en viajes de larga distancia. Utilizado por las principales aerolíneas internacionales para sus vuelos transoceánicos, tiene una autonomía de 12 horas y 9.600 kilómetros. Por su parte, los Dassaut Falcon 900B, mucho más pequeños que los anteriores, entraron en servicio en 1988, y tienen una autonomía 3.800 kilómetros y 8 horas.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro