Menú

La ambigüedad de los partidos frente al desafío separatista

Los programas pasan de puntillas sobre la cuestión territorial y el desafío que se plantea tras el 20D.

17
La ambigüedad de los partidos frente al desafío separatista
Artur Mas | EFE

La campaña viene marcada por la participación de los candidatos en espectáculos televisivos, más que por las habituales promesas electorales que, siendo también un importante foco de atención, se centran sobre todo en la economía. Sin embargo, lo más urgente tras el 20 de diciembre será abordar la cuestión territorial, teniendo en cuenta que la amenaza separatista continúa y que el 9 de enero concluye el plazo para investir a un presidente en Cataluña o habrá nuevas elecciones autonómicas.

Para conocer qué pretenden hacer los cuatro principales candidatos a la Moncloa conviene analizar sus programas electorales y la primera conclusión que se extrae es su falta de proyecto. Las medidas anunciadas no ofrecen una idea clara sobre si los separatistas acabarán saliéndose con la suya.

El PP promete lo que el Gobierno incumple...

El PP dice en su programa que "garantiza y garantizará siempre que ni España ni la soberanía nacional van a ser troceadas", a pesar de que el Gobierno permitió que se celebrara el referéndum del 9 de noviembre en Cataluña. Prometen también "defender los valores de nuestra Constitución y un sistema autonómico más fuerte que asegure que todos los españoles, vivan donde vivan, puedan acceder a los mismos servicios públicos básicos con el mismo nivel y la misma calidad" sin concretar qué significa "un sistema autonómico más fuerte", ni hacer referencia a la lengua.

Sus medidas pasan por defender el Estado de las Autonomías porque es "la mejor fórmula de articular unidad y diversidad"; por un nuevo sistema de financiación autonómica y por incorporar a la ley que regula el uso de la Bandera y otros Símbolos, "los mecanismos que garanticen su estricto cumplimiento". No hay referencias a las competencias transferidas a las comunidades.

El federalismo "asimétrico" del PSOE

El PSOE es el partido que más espacio dedica a la reforma constitucional, aunque no por ello queda clara su postura. Tras intentar explicar qué es el federalismo y sus supuestas ventajas (mayor igualdad, libertad, integración, cohesión, eficiencia o armonía), enumera una serie de propuestas que pretenden contentar a los separatistas para que abandonen sus aspiraciones.

Entre ellas, incluir a las comunidades autonómicas por su nombre en la Constitución, mejorar la cooficialidad de las lenguas, incluir el principio de lealtad federal entre Estado y Comunidades, clarificar el sistema de distribución competencial o reconocer las singularidades de las distintas nacionalidades y regiones. El partido no aborda el significado de "singularidades" o de "lealtad federal", al margen de que las propuestas quedan obsoletas frente al actual desafío.

Ciudadanos y su bagaje frente a los nacionalistas

Del partido que nació con el principal objetivo de hacer frente al independentismo y que ha luchado contra los nacionalistas a lo largo de la última década, podría esperarse mayor concreción en este asunto. Ciudadanos apuesta por "clarificar" el modelo autonómico elaborando un listado de competencias exclusivas del Estado, competencias compartidas y competencias de las Comunidades. No nombra ninguna ni se compromete a recuperar, por ejemplo, la educación, principal arma de los separatistas para el adoctrinamiento.

Pretenden también enumerar las 17 Comunidades y las dos ciudades autónomas para fijar el mapa autonómico de manera definitiva, suprimir la disposición transitoria cuarta que contempla la posibilidad de la incorporación de Navarra al País Vasco, revisar el actual sistema del cupo vasco y navarro, pero no suprimirlo, y un nuevo sistema de financiación autonómica.

El "selectivo" derecho a decidir de Podemos

La propuesta más concreta de los cuatro partidos es la de Podemos, con la salvedad de que es claramente inconstitucional. Tras varias rectificaciones, la formación decidió incluir el llamado derecho a decidir entre sus propuestas: "Aseguraremos el derecho de los gobiernos autonómicos a celebrar consultas a la ciudadanía sobre el encaje territorial del país", dice el programa. A esto añaden una desigualdad más: la de "promover la convocatoria de un referéndum con garantías en Cataluña para que sus ciudadanos y ciudadanas puedan decidir el tipo de relación territorial que desean establecer con el resto de España", propuesta que no hacen extensible al resto de comunidades.

La inminente reforma constitucional

De los programas electorales quedan claras al menos dos cosas: la próxima legislatura habrá un nuevo modelo de financiación autonómica y se reformará la Constitución (el PP es el único que no lo incluye en el programa pero habló de ello en la campaña electoral de Cataluña). La incógnita es saber cómo se abordarán estos cambios y si acabarán beneficiando, de nuevo, a los nacionalistas.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios