Menú

Rivera respalda a De la Cruz y defiende que se agraven las penas para todos los maltratadores

El candidato centrista cierra filas con su número tres en Madrid, atacada por defender la equiparación penal de los crímenes domésticos.

51

Lo único bueno del séptimo día de campaña de Ciudadanos para Albert Rivera es que será difícil que se repita una jornada tan aciaga para el candidato centrista hasta el día del cierre. Un paseo suspendido en Toledo por un error en unos billetes de tren en Málaga, una atropellada intervención ante la prensa antes del mitin en la capital manchega, algún problema familiar que le ha impedido contar con algún colaborador importante y, sobre todo, la puesta en el disparadero de quien ha sido una de sus apuestas personales para acompañarla en el camino hacia el 20-D: la escritora Marta Rivera de la Cruz, número tres de la lista que el propio Rivera encabeza por Madrid.

Que Rivera de la Cruz (el apellido es mera coincidencia) no tuvo su mejor noche el miércoles en el debate a nueve en TVE no es algo que discuta nadie. Lo cierto es que ni siquiera era la destinada a representar al partido naranja, que había decidido enviar a su número uno por Barcelona, Juan Carlos Girauta. Sin embargo, la presencia del jurista y escritor barcelonés en otro debate en Cataluña obligó a sustituirla a última hora y entonces se pensó en ella, para quien un plató de televisión no es un espacio precisamente ajeno. Sin embargo, su actuación, que no vio Albert Rivera ni casi ninguno de sus colaboradores, ha dado mucho que hablar, sobre todo en las redes sociales. Algunos de los más próximos a Rivera no pararon de recibir mensajes de amigos durante todo el debate comentándoles la mala impresión que les había producido. Unas críticas a las que el propio Rivera ha restado importancia en privado, después de haber hablado personalmente con su candidata para mostrarle todo el respaldo. Asegura Rivera que De la Cruz no es alguien acostumbrada a los codazos que muchas veces se dan en los debates y que no tiene la experiencia de gente que lleva muchos años en política y con tantas tablas como el propio Pablo Casado, representante del PP en el debate.

El ensañamiento con la candidata de Ciudadanos ha llegado al extremo de manipular un tuit de hace un año en el que criticaba a Pablo Iglesias por realizar una justificación de los crímenes de ETA para hacerla aparecer como una antisemita. El asunto provocaba un gabinete de crisis a primera hora de la mañana en la estación de Atocha, donde de manera improvisada se reunían las tres personas al mando de la campaña: José Manuel Villegas, Fernando de Páramo y Fran Hervias, los tres en permanente contacto con Rivera. Aclarado, se le pedía a la número tres por Madrid que aclarase lo ocurrido en la propia red social donde se produjo el equívoco y cuya sede central, para colmo de casualidades, ha visitado esta tarde el propio líder de Ciudadanos.

El agravamiento de las penas domésticas

En cuanto al debate televisivo, uno de los elementos que más ha desatado la ira contra ella ha sido su defensa del programa de Ciudadanos sobre la violencia machista y la violencia doméstica en general. Un aspecto que quizá no supo defender eficazmente pero que el partido y su líder respaldan plenamente. Se trata, en síntesis, de igualar el agravamiento de las penas que existen para quienes maltraten o asesinen a una mujer -un asunto polémico pero que el Tribunal Constitucional ha avalado por lo "estructural" de esa violencia- con el resto de violencias que se puedan cometer en el ámbito del hogar, entre ellas la que pueda producirse en parejas homosexuales o entre padres e hijos. Albert Rivera no entiende que se les critique por una medida que no reduce ni un ápice la protección legal de las mujeres víctimas de maltrato, para las que el programa naranja contempla además medidas de prevención y protección, así como protocolos de coordinación entre las fuerzas policiales y la administración.

El candidato centrista considera, según ha podido comentar con los periodistas que siguen la caravana naranja, que haya quien pretenda instrumentalizar este asunto, en el que a su juicio debería haber una unidad como la que hay contra el terrorismo. Además, lamenta especialmente que toda esta polémica se produzca pocos días después del debate a cuatro en Atresmedia, en el que precisamente uno de los únicos puntos de acuerdo entre las principales cuatro fuerzas políticas fue el combate de esta lacra social.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios