Menú

Casado disiente de Levy sobre Podemos y evita el ataque a Ciudadanos

Rajoy acusa a Rivera de pasarse "con armas y bagaje a apoyar al PSOE y a su candidato Sánchez". Quiere reunirse con los dos, pero por separado.

29
Casado disiente de Levy sobre Podemos y evita el ataque a Ciudadanos
Pablo Casado, este martes, tras el Comité de Dirección del PP. | Tarek.

Pablo Casado siempre ha evitado romper por completo con Ciudadanos. Ha hecho críticas puntuales al partido naranja, pero suele recordar que conoce desde hace años a Albert Rivera, a Juan Carlos Girauta o Begoña Villacís, cuando coincidían en las tertulias. Tras el ‘no’ del Congreso a Pedro Sánchez, cuando todo el PP se lanzó al ataque, él abogó por tender puentes. Y este martes, con Mariano Rajoy volviendo a atizar a Ciudadanos, su portavoz optó por buscar su propio camino y poner en la diana a Podemos.

Así, por primera vez de forma clara desde el debate de investidura, el PP realizó, a través de Casado, una dura crítica contra Pablo Iglesias. "No vamos a dejar de denunciar lo que Podemos pretende. Tras ese discurso, hay un fondo letal para la democracia española, de revisión a la totalidad de un éxito colectivo durante varias generaciones y décadas", destacó, no sin denunciar "alusiones a un pasado felizmente superado y al guerracivilismo".

La contundencia de Casado contrasta con el silencio de Rajoy y los sonados comentarios de Andrea Levy sobre la intervención de Iglesias en las Cortes. "Sin compartirlo ideológicamente, creo que es el que tenía más contundencia", afirmó la vicesecretaria de estudios y programas en una entrevista en esRadio. "Fue el más estructurado y el que tenía más contenido", destacó, aunque previamente había dicho del líder de Podemos que "tiró de frentismo y fue demasiado guerrillero".

Su compañero en el Comité de Dirección no incluyó matices. "Su intervención fue indigna de la institución en la que estaba hablando, con alusiones jocosas a quien no le correspondía aludir y, sobre todo, con un tono, forma y contenido, más cerca de un discurso montonero o antisistema que de algo que tenga que leerse en el diario de sesiones", se reafirmó Casado en rueda de prensa. "Con su arrogancia intelectual parecen decir que nada ha valido hasta ahora, pero no vamos a permitir que nos den lecciones. Que dejen de ir al Congreso para dar espectáculo", enfatizó.

Ronda de contactos

Casado fue el encargado de informar de que Rajoy llamará a Sánchez y a Rivera para reunirse con ellos por separado y ofrecerles, una vez más, la opción de una gran coalición capitaneada por el PP. Durante toda su intervención, el vicesecretario de comunicación evitó las palabras gruesas, pese a defender que "lo más responsable" es dialogar de forma separada "por respeto a los votantes". PSOE y Ciudadanos lo rechazan, tal y como se le informó por parte de los periodistas. "No nos van a encontrar en la anécdota" ni "en el sambenito de que somos el partido de no", contestó entonces. "No creo que Rajoy vaya negarse a recibir a los dos", llegó a afirmar.

Durante toda su intervención, justificó un diálogo que tiene que "partir de cero" y de "un folio en blanco", en el que se negocie "medida por medida" a fin de alcanzar un acuerdo. Ni rastro de las duras críticas a Ciudadanos que se pueden leer en los argumentarios internos. Si bien, casi en paralelo, era el mismísimo Rajoy el que seguía elevando el tono contra Rivera. "Se ha pasado con armas y bagaje a apoyar al PSOE y a su candidato Pedro Sánchez. Él sabrá por qué lo hizo", respondió tras asistir a un acto de mujeres emprendedoras en Madrid.

Una vez más, el líder del PP volvió a defender la gran coalición, aunque como viene haciendo en los últimos días dejó claro que los votos de Ciudadanos no son necesarios. "Los dos partidos -PP y PSOE- sumamos una mayoría muy amplia en la Cámara que permitirá dar un importante mensaje sobre la confianza española", arguyó. Tal y como avanzó este diario, Rajoy, que ya está en modo campaña, ha puesto el ojo en el votante de centro-derecha del partido naranja.

"El pacto con Sánchez no gusta al votante de centro-derecha, a nuestro votante de siempre que en diciembre decidió irse con Rivera, y que ahora podría volver a casa", según explicó un miembro de la dirección nacional. "Vamos a seguir dándole a Rivera porque, si no tenemos su apoyo, al menos intentaremos tener el de sus votantes", se incide desde la sede nacional del PP, aunque Casado busque otras salidas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios