Menú

Bronca y división en la creación del comisionado de Memoria Histórica de Carmena

Costará 52.300 euros en dietas, el triple de lo que estaba previsto que cobrara la Cátedra de Memoria Histórica [21.778,79 euros].

Costará 52.300 euros en dietas, el triple de lo que estaba previsto que cobrara la Cátedra de Memoria Histórica [21.778,79 euros].
YouTube

Tal y como estaba previsto, la creación del comisionado que tendrá que aplicar la Ley de Memoria Histórica en Madrid ha comenzado su andadura con polémica y división. En un bronco debate, los grupos han expuestos sus posturas tras una breve intervención de la alcaldesa.

En ella, Manuela Carmena ha reivindicado tanto su comisionado como su labor en pro de la amnistía al frente de los abogados de Atocha. "Me siento protagonista [de la Transición]. En 1970, cuando tenía 25 años, fuimos capaces un grupo de abogados de exigir una amnistía y de ahí empezó ese movimiento general de amnistía", ha dicho la alcaldesa, que ha hecho hincapié en la "fragilidad" de nuestra democracia y, por tanto, en la necesidad de aplicar la Ley de Memoria Histórica en Madrid a través de este comisionado.

Comisionado que fue ideado entre la propia regidora y el grupo socialista en el Consistorio madrileño tras los sonados errores de la delegada de Cultura, Celia Mayer. Así, Carmena decidió hacerse cargo de él y entregar a su sobrino político Luis Cueto y al tercer alcalde de la ciudad, Mauricio Valiente, su elaboración y gestión. Y consiguió de esta manera salvar de la reprobación a Mayer a cambio de que la socialista Paca Sauquillo lo presidiera.

A pesar de que la regidora ha insistido en que se trata de un "órgano plural, que tendrá seis vocalías" y que contará con cuatro personas propuestas por los grupos, ni Ciudadanos ni el PP están de acuerdo con esta afirmación: será un órgano fuertemente sujeto a las decisiones del PSOE y Ahora Madrid.

"Vale ya de recordar a otras víctimas"

La portavoz de Cultura de la formación centrista, Sofía Miranda, ha puesto de manifiesto que este órgano tendría que haber sido diseñado "por todos los grupos, precisamente porque usted ha recordado la fragilidad de nuestra democracia". "Necesitamos el consenso de todos los grupos". Miranda ha expresado su "pena" porque los concejales no sean capaces de ponerse de acuerdo en este asunto. Y es que "hasta que no seamos capaces de entender la palabra víctima [víctimas son todas, las de uno y otro bando, ha señalado] no habrá verdadera reconciliación". Y ha pedido que "antes de aplicar ninguna ley o de recurrir a debates partidistas seamos capaces nosotros también de reconciliarnos los unos con los otros".

Postura radicalmente opuesta ha mantenido el concejal de Ahora Madrid, Mauricio Valiente, que será en el que recaiga, junto a Cueto, la responsabilidad de elaborar y gestionar el comisionado de Memoria. Según Valiente, se trata de reparar únicamente a las "víctimas del franquismo". "¡Vale ya de recordar a otras víctimas!, es una falta de respeto [y una forma de] relativizar la situación que han vivido".

52.500 euros en dietas

El PP, por su parte, ha expresado sus dudas "acerca de la naturaleza jurídica" del comisionado. El concejal popular Pedro del Corral ha denunciado que se ha conformado sin un solo informe de asesoría jurídica y tampoco figuran en ningún expediente los 52.500 euros en dietas anuales, 30.500 euros más de lo que iba a cobrar la Cátedra de Memoria Histórica. "Sería muy útil conocer el criterio de la Intervención", ha insistido, a la vez que ha manifestado su sorpresa ante el hecho de que "con la excusa de aplicar la Ley se crea un comisionado que sustituye a la Cátedra de Memoria Histórica". Por ello, el PP ha pedido que se aplicara el punto 65.3 del reglamento del Pleno y así dejar en stand by la aprobación del comisionado "hasta que contemos con los informes de la asesoría y el gasto que comporta para todos los madrileños". Pero esta petición ha sido rechazada.

La creación del comisionado ha salido adelante con el voto a favor de todos los grupos y la abstención del PP. Comienza pues ahora el trabajo de elaborar el Plan de Memoria, con un enorme retraso conforme a lo previsto: el Gobierno municipal había marcado el 22 de abril como fecha tope para tener listo este Plan; fecha que continuaba manteniendo incluso después de los errores cometidos por Mayer.

Pero las diferencias no solo se han expuesto en el Pleno, sino que han continuado después en Twitter, quedando de manifiesto la dificultad del acuerdo y el consenso en este asunto.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso