Menú

La mujer de Luis Pineda se desmarca de los presuntos chantajes de Ausbanc

El juez Pedraz ha tomado declaración a otros tres imputados el mismo día en que dos abogados de Manos Limpias han renunciado al sindicato.

2
La mujer de Luis Pineda se desmarca de los presuntos chantajes de Ausbanc
Luis Pineda, presidente de Ausbanc | EFE

María Teresa Cuadrado se va a aferrar al papel de esposa inocente. La mujer del presidente encarcelado de Ausbanc, Luis Pineda, ha defendido este miércoles ante el juez Santiago Pedraz que se enteró por la prensa de la extorsión en el caso Nóos. Una versión que contrasta con la del instructor de la llamada Operación Nélson en la Audiencia Nacional, según la cual Pineda se situó al frente de una organización criminal que chantajeaba a entidades financieras y particulares para enriquecerse a costa de los afiliados a su asociación y al sindicato Manos Limpias.

La declaración de Cuadrado se enmarca en la nueva batería de diligencias con las que Pedraz ha impulsado la investigación. El juez -que recogió este martes las versiones de tres imputados que permanecen en libertad y bloqueó medio centenar de cuentas bancarias- ha compilado este miércoles las posturas de otros tres sospechosos y mañana cerrará el turno de interrogatorios. La esposa de Pineda ha afirmado que asumió cargos directivos en Ausbanc porque se lo pidió su marido y, en todo momento, ha rechazado cualquier vínculo o noticia de la extorsión.

Aparte de María Teresa Cuadrado, Pedraz ha tomado declaración en calidad de investigados a la secretaria personal de Pineda, Rosa Isabel Aparicio; y al director de Comunicación de Ausbanc, Hermenegildo García. De la misma forma que hizo este martes, la Fiscalía ha solicitado para todos comparecencias quincenales, la retirada del pasaporte y la prohibición de salir de España. El magistrado decidirá previsiblemente este jueves sobre la situación personal de los nueve imputados que acuden esta semana al Juzgado, también del delegado de Ausbanc en Sevilla, José Marín Rodríguez; Ramón Perfecto Rodríguez, investigado por ser administrador de varias empresas de Pineda; y el abogado de Manos Limpias, José María Gómez de León.

Disparidad de criterios

Manos Limpias ha estado personada hasta hace unas horas en 30 procedimientos judiciales. Casos de corrupción y de diferente índole que encarga a bufetes privados de abogados. Es decir, los letrados que conducen la acusación popular en cada trama no pertenecen al sindicato, simplemente lo representan.

Esta forma de proceder ha engendrado un problema al hilo de la investigación por chantaje que conduce la Audiencia Nacional. Porque no hay un criterio común, ni mucho menos unificado: algunos abogados responden por Manos Limpias en los procedimientos judiciales consideran que su labor debe continuar; otros considera que han perdido la legitimidad que les daba impulso para sostener las acusaciones.

Dos abandonos en un día

Dos de los letrados a los que se hacía referencia han anunciado este miércoles su retirada en los procedimientos que Manos Limpias les había encomendado. Primero Sebastián de Juan, representante en el caso Pujol. Según la versión facilitada a los medios de comunicación, carece de las "instrucciones" de su cliente y el sindicato no tiene los 20.000 euros de la fianza impuesta para ejercer la acusación popular.

También abandonan la causa por la pitada al himno en la final de la Copa del Rey. La procuradora de Manos Limpias ha dado a conocer esta decisión, sorprendente puesto que no han pasado ni 24 horas desde que el colectivo emitiera un comunicado en el que defendía su voluntad de continuar ejerciendo la acusación popular en los procedimientos en los que se mantiene personada.

Afianzados en los ERE y Nóos

Manos Limpias aseguró en el referido texto que seguirá trabajando "con mayor desvelo" y "sin presupuesto" a favor de causas justas. "Nosotros no queremos ganar juicios fuera de los tribunales". Según el mismo documento, "Manos Limpias está formada por un colectivo de profesionales independientes que no conocen a Ausbanc ni a Luis Pineda". Por eso, defienden la labor de "letrados profesionales e independientes" que creen en esta "lucha contra la corrupción y quieren mejorar la sociedad".

Manos Limpias ha colocado a un nuevo abogado al frente del caso de los ERE. Rafael Prieto ha afirmado que no está de acuerdo con la desimputación que pidió el sindicato para el presidente de Unicaja, Braulio Medel, y que está siendo investigada por el juez Santiago Pedraz.

La abogada que representa a Manos Limpias en el juicio del caso Nóos, Virginia López Negrete, manifestó este martes que si desiste de la acusación popular, "la infanta resultará absuelta y el fiscal pactará con Iñaki Urdangarin". Según el diario El País, el ex secretario general del sindicato, Miguel Bernad, habría comunicado a algunos allegados que lo han visitado en prisión su intención de liquidar la institución y retirar las denuncias presentadas.

Consternación en Ausbanc

Los casi 200 empleados de Ausbanc que trabajan en toda España han mostrado este miércoles su "consternación" por la investigación abierta en torno a la asociación y han pedido desbloquear fondos de las cuentas embargadas para que puedan hacerse efectivos los salarios y los gastos "imprescindibles" para poder continuar con su labor profesional.

"Aunque asumimos la presunción de inocencia, somos totalmente ajenos a las acusaciones que se vierten sobre parte de la dirección de Ausbanc, por lo que rogamos que no se extiendan dichas valoraciones a los trabajadores, dado que se nos está haciendo un enorme daño a nuestra imagen personal y profesional", sostiene el escrito.

Investigación en la Audiencia Nacional

Los máximos representantes de Ausbanc y Manos Limpias cimentaron una "organización criminal". El juez Santiago Pedraz se alineó en la versión que sostiene la Fiscalía. Detecta "motivos bastantes" para creer que se cometieron una retahíla de delitos: Bernad de extorsión, amenazas y pertenencia a organización criminal; y Pineda de esos tres más estafa, administración desleal y fraude en las subvenciones.

Pedraz dibujó en su auto un primer esquema de la red. Según el juez, Luis Pineda dirigía la estructura "cuya finalidad última era la obtención de un beneficio económico ilícito de sus miembros". Utilizando el supuesto objetivo de Ausbanc, la defensa de los consumidores, presionaba a aquellas entidades contra las cuales debería luchar. En lo concreto, presionaba a los bancos para "llevar a cabo determinados acuerdos económicos enmascarados como convenios publicitarios", explica el instructor. El dinero de Ausbanc procedía también del cobro de subvenciones en su condición de asociación sin ánimo de lucro y de las aportaciones de los asociados.

Implicación de Manos Limpias

La instrucción de la causa iniciada el 23 de febrero de 2015 respecto de Ausbanc permitió conocer el papel de Manos Limpias. En base al escrito del magistrado, Luis Pineda empleó el sindicato al cual financia "para reforzar la presión contra las entidades y lograr los acuerdos económicos". El presidente de Ausbanc habría delegado en este colectivo la función de "ejercer la acusación particular contra determinadas personas contando con el apoyo y beneplácito de Miguel Bernad a quien, en cierto modo, Pineda controla y maneja".

Según Pedraz, "se observa cómo las entidades que tienen establecidos convenios publicitarios con Ausbanc tienen la certeza que dichos convenios llevan aparejados el no hacer mala publicidad de dichas entidades". Es decir, que las sociedades o los bancos que pagaban se convertían en intocables. De hecho, el juez recoge un caso en el que un director de una de las entidades "colaboradoras" traslada una queja en relación a una noticia negativa. En toda esta negociación, se desprende una suerte de mercadeo: el miembro del colectivo que consigue un convenio se lleva una comisión y se asegura la inmunidad de la firma con la que ha pactado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation