Menú

Iglesias, de evitar la palabra 'referéndum' a aliarse con los separatistas en un año

El lider de Podemos se ha ido acercando en los últimos doces meses a las pretensiones separatistas. 

0
Iglesias, de evitar la palabra 'referéndum' a aliarse con los separatistas en un año
Iglesias y Puigdemont este lunes | EFE

Hace poco más de un año, a finales de septiembre de 2015, Podemos evitaba en la campaña de las elecciones catalanas del 27 de septiembre la palabra referéndum. Doce meses después, Pablo Iglesias se muestra dispuesto a apoyar la hoja de ruta que Juntos por el Sí ha pactado con la CUP si éstos abandonan la unilaterialidad. Y no solo eso, también se alía con Puigdemont para respaldar a los que organizaron el 9N. Pero, ¿cómo se ha producido esta deriva nacionalista del líder de Podemos?

Septiembre de 2015

Pablo Iglesias y los suyos desembarcaban en Cataluña con una candidatura conjunta con ICV, EUiA y Equo encabezada por un candidato prácticamente desconocido, Lluís Rabell. Durante los 15 días de campaña de Cataluña Sí que es Pot de cara al 27S, los dirigentes de Podemos evitaron entrar en el debate central de aquellos días: el de 'referéndum sí o no'.

Podemos no quiso posicionarse en una campaña polarizada y pronunciaron un discurso indefinido en una Cataluña que pedía a los partidos que se situasen en el sí o el no al separatismo. Iglesias llevó desde Madrid el mensaje de "los de arriba y abajo", centrándose en igualar la corrupción del PP y la de Convergència.

Los resultados de aquellas elecciones fueron un fracaso para Podemos: "altamente decepcionantes", en palabras del propio Iglesias. Quedaron cuartos, a muy poca distancia del PP, que fue quinto. Concluyeron en la formación que la falta de posicionamiento les había perjudicado. Desde entonces, el acercamiento del partido morado a la deriva separatista ha sido evidente.

Campaña del 20D

En el programa para las elecciones del 20D, Podemos tuvo que hacer cambios en lo que se refiere a este asunto. En un primer texto, apostaban por una formulación genérica sobre "el derecho a decidir":

Reconoceremos constitucionalmente la naturaleza plurinacional de España, como también aseguraremos el derecho de los gobiernos autonómicos a celebrar consultas a la ciudadanía sobre el encaje territorial del país.

Sus socios catalanes y también los partidos separatistas criticaron que no dejaban claro en el documento la intención de celebrar un referéndum. Tras las quejas, Podemos cedió con una rápida modificación para recoger de una forma "nítida" y explícita" que promoverían la convocatoria de un referéndum "con garantías". En el programa definitivo del 20D, al punto anterior se le añadía lo siguiente:

Es decir, promover la convocatoria de un referéndum con garantías en Catalunya para que sus ciudadanos y ciudadanas puedan decidir el tipo de relación territorial que desean establecer con el resto de España.

Negociaciones con el PSOE

El mismo 21 de diciembre, tras las primeras elecciones generales, Iglesias dejaba claro al PSOE que, para Podemos, la celebración de un referéndum en Cataluña era una "linea roja" en su política de pactos: "El referéndum en Cataluña es imprescindible para construir un nuevo compromiso histórico", advertía en una rueda de prensa.

Un punto que ayudó a bloquear las negociaciones con los socialistas. Aunque, a principios de este año, algunos dirigentes del partido morado intentaron rebajar el tono y evitaban hablar de "líneas rojas", los socios catalanes del partido, los representantes de En Comú Podem, capitaneados por Ada Colau, dejaban claro en cada rueda de prensa que para llegar a un acuerdo, la consulta era "imprescindible".

Iglesias, con Puigdemont

Iglesias también ha demostrado su compromiso con la celebración de un referéndum en las dos reuniones que ha tenido con Carles Puigdemont en el último medio año. Es destacable que ha pasado de comparar a Convergencia con el PP a encontrarse por partida doble con el presidente catalán.

La primera, el pasado abril en Barcelona. Entonces, Iglesias confirmó su apuesta por celebrar un referéndum en Cataluña: "Lo hemos defendido siempre y vamos a seguir haciéndolo".

La segunda, el pasado lunes en Madrid justo después de que el presidente catalán presentase en un desayuno informativo su propuesta de la celebración de un "referéndum pactado". El líder de Podemos se mostró dispuesto a apoyar la hoja de ruta que Juntos por el Sí ha pactado con la CUP si éstos abandonan la unilaterialidad.

Aunque no solo eso. Iglesias también se alió con Puigdemont comprometiéndose a que Podemos vote en contra del suplicatorio que el Tribunal Supremo va a pedir al Congreso para poder abrir un procedimiento contra Francesc Homs, actual diputado de Convergència, sobre quien aprecia varios delitos por la organización de la consulta separatista del 9 de noviembre.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios