Menú

El "chulapo madrileño" al que "se la tienen jurada"

Como Homs dijo una cosa y su contraria ayer en el Supremo cada periódico tira por donde le da la gana.

0
Como Homs dijo una cosa y su contraria ayer en el Supremo cada periódico tira por donde le da la gana.
El Rey, Soraya y Junqueras al mismo tiempo que Homs declaraba en el Supremo. | EFE

El Mundo dice que "el PP incumplirá los puntos clave del pacto con Ciudadanos". Que ni limitación de mandatos, ni supresión de aforamientos, ni dimisiones de imputados. Sí, ya veníamos oliéndonos que Rajoy se iba a reír en las barbas —es un decir— de Rivera. Como diría El País, el mundo espera en vilo la respuesta de Rivera, que seguro que será tan contundente como acostumbra. Publica El Mundo en su portada una foto para la historia. El Rey, Soraya y Junqueras de muy buen rollito, el de ERC sujetando con sus manazas los hombros de la vicepresidenta. "La complicidad de los vicepresidentes", dice el periódico complacido. En el editorial, Cuartango exige explicaciones a Catalá, "un ministro con un serio problema de credibilidad", después de haber incurrido en "injerencias inaceptables en la Fiscalía" al sustituir a Madrigal como fiscal general por no aceptar sus imposiciones, "tal y como reveló ayer El Mundo", haciéndose eco de lo que contó anteayer Luis Herrero en Libertad Digital. Un detalle de Unidad Editorial difundir informaciones del director del programa de esRadio En casa de Herrero.

El País está muy metido en Cataluña. "Homs alega ignorancia para defender su inocencia". El editorial insiste, como ayer, en que ellos son muy de diálogo. "Hemos reiterado que, independientemente del camino que tomen los tribunales, el problema de fondo es político y se tendría que solventar desde la política, no desde los tribunales". "El bloqueo al que hemos asistido durante años, sumado a las oscuras operaciones de la policía patriótica organizada desde el Ministerio del Interior en la época de Jorge Fernández Díaz, demuestran lo erróneo de la estrategia seguida por Mariano Rajoy". Venga Cebrián, tranquilo, seguro que ya te han perdonado los separatistas el arrebato del 155 y la Guardia Civil en El Mundo, no te rebajes más. Vidal-Folch explica por qué Artur Mas escurrió el bulto ante el Supremo y les cargó el muerto a los voluntarios mientras Homs fue de chulito. "Asumo todos los hechos que usted me incrimina e incluso podría añadir más", le soltó el acusado al tribunal que lo juzga. "Fantástico para un catalán comarcalista, la supuesta antítesis del chulapo madrileño", dice Vidal. Y es que Mas no quiere ser inhabilitado porque quiere "retornar al poder", mientras que a Homs "se la tienen jurada. Le atribuyen una frivolidad despótica cocausante del declive de Convergencia" y le "ignoran". "Por eso necesita sobreactuar, gesticular y doctorarse en el noble arte de incordiar a sus jueces". Eso, que se maten entre ellos.

ABC se toma la cosa en serio y dice que "el abogado del 9-N suspende en Derecho ante el Supremo". "Homs incurre en contradicciones y errores jurídicos flagrantes en su defensa por desobedecer al TC". Como si a Homs le importaran los detalles jurídicos de esta pantomima. "Las afirmaciones de Homs ante el tribunal son una tomadura de pelo a la opinión pública", dice el editorial. Hombre, lo que hubiera defraudado es que dijera algo normal. Hermann Tertsch dedica su columna al acto de la Fundación Villacisneros que presentó María San Gil ayer en Es la mañana de Federico, y pone en ellos todas sus esperanza. Si se creen los nacionalistas que "es posible una ruptura pacífica de España" lo llevan claro. "No. No hay otra ruptura de España que la que nunca podrán conseguir por el uso de la fuerza", así que venga, valientes, aquí os esperamos. Manuel Marín se regodea en el momento en el que Homs, "con una soberbia innecesaria, se encaró sin motivo con el fiscal, al que afeó una interrupción porque 'no es lo que me enseñaron en mi casa'. El juez le recordó algo tan evidente como que no estaba en su casa, sino en el banquillo de los acusados del Supremo". Parece que lo que no le han enseñado a Homs en su casa es que los niños callan cuando hablan los mayores.

La Razón denuncia que "TV-3 emite en directo el juicio a Homs pero no el del caso Palau". Qué sorpresa tan grande. Marhuenda cree que Homs "se burló de la justicia" y destaca la "arrogancia de la que hizo gala durante toda la sesión". Homs fue "intencionadamente desdeñoso con el tribunal", dice. "Esto no es serio", se queja. Totalmente de acuerdo, es un purito cachondeo. Y mientras se echan las manos a la cabeza por la actitud del exconsejero, celebran con entusiasmo lo bien que se lleva el Rey con los separatistas. "Tanto en la cena del domingo como ayer no hubo ninguna actitud hostil entre el Rey y Puigdemont", al contrario, "se saludaron de un modo muy cordial" y "estuvieron juntos en todo momento". Lo dicho, esto no es serio.

La Vanguardia ilustra su portada con la misma foto que El Mundo pero más grande. "Unidos por el Mobile". Al lado, "Homs niega al tribunal que quisiera desobedecer al TC el 9-N". Otra versión de la declaración. José María Brunet, que firma la información, tiene otra visión de lo sucedido entre Homs y el fiscal. Lo que vio Brunet es que "el encausado se enfrentó con el fiscal porque le interrumpía en el curso del interrogatorio", que "no esperaba al final de las respuestas de Homs". Vamos, que no aguantó la soflama de turno. Pero lo más emotivo es la narración de Enric Juliana que, tras hacer un recorrido histórico-literario de Génova al Supremo, dice que "la mañana era ayer perfecta. Gris. Gris plata cuando el sol comenzó a perforar las nubes, a eso de las diez". Se le nota apenado de tener que abandonar Madrid cuando se independice. Siempre podrás ser guía turístico, Enric, se te ve informado. Eso sí, con el pasaporte en regla.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot