Menú

Estallido contra el matonismo de Podemos: "Escribir sobre ellos te exige ser un héroe"

Los periodistas han dicho 'basta' al acoso continuado de Podemos y se ha armado la marimorena.

0
Estallido contra el matonismo de Podemos: "Escribir sobre ellos te exige ser un héroe"
Podemos. | Dani Gago

El Mundo abre su portada con la cumbre de Versalles –"Los lideres de la UE impulsan la Europa de dos velocidades"–, pero el tema del día es que "Periodistas que informan sobre Podemos denuncian amenazas". Que ya no aguantan más. El editorial de El Mundo, uno de cuyos periodistas fue víctima de las burlas del propio Pablo Iglesias, se queda a gusto. "Es una decisión sin precedentes", "inusual", "inaudita" la de la APM para "denunciar una campaña sistematizada de acoso". "Los líderes de Podemos han dado muestras en repetidas ocasiones de cómo tratan a los informadores más o menos incómodos, incluso tratando de ridiculizarlos en público. Este acoso trata de minar la credibilidad y el prestigio de los profesionales que informan habitualmente de la formación dirigida por Pablo Iglesias desprestigiando la labor del profesional y si hace falta su dignidad personal". Vamos, que ser reportero de guerra es un juego de niños comparado con informar sobre esta pandilla de matones. "El amedrentamiento y la amenaza deben cesar inmediatamente". Pero Cuartango, si no saben hacer otra cosa, es su naturaleza. Santiago González explica que "los chicos de Podemos no distinguen su función representativa, su condición de políticos, de su vocación de editorialistas". ¿Editorialistas? Por Dios, Santiago, el editorialista de tu periódico te va a correr a gorrazos. "De ahí que cuando se sientan en un programa de debate, lo hacen como agitadores, tertulianos. No responden a preguntas, contraatacan con argumentos ad hominen", a bronca limpia. "No atacan a los medios, sino a los trabajadores de los mismos". Atacan a todo lo que se les ponga por delante, periodistas, medios, empresas, el linchamiento es su especialidad. Pero si van en grupo a la entrevistas, como si fueran los hermanos Dalton.

El País eleva el asunto a apertura de portada. "El método de intimidación de Podemos a la prensa". Juan José Mateo, un periodista con dos narices, hace un relato estremecedor del día a día de los periodistas que cubren Podemos. "Insultos por teléfono y una legión de trolls en la red". Cuenta que los muchachos reciben mensajes como "tontos, de donde no hay no se puede sacar", e incluso presiones en "tensas conversaciones con insultos más graves, además de apreciaciones de significado inconfundible –'como escribas esto, te voy a destruir'–. Muchas veces, la intimidación llega por las redes sociales, donde los periodistas son objeto de ofensas y bulos sobre su trayectoria profesional y personal". "Escribir sobre Podemos te exige ser un héroe cada día", hay periodistas a los que los podemitas han enviado "mensajes en los que aparece el emoticono de una pistola". Caramba, esto es el preludio de un aluvión de bajas por depresión. El editorial habla de la respuesta de Podemos, embistiendo contra todos y contra todo. "Varios portavoces de Podemos se han apresurado a decir que no se reconocen en la denuncia, pero ha dejado huellas". Pero de brontosauru, no se vayan a creer que son unas huellas cualquiera. Como son unos prepotentes no se andan por las ramas. "Iglesias es en gran parte fruto de los medios, y no les criticaba cuando le abrían sus programas o sus páginas, sobre los que construyó su imagen pública". Pero cuando llegaron las críticas se desató la fiera que lleva dentro. Juan Cruz dice que hasta ahora los periodistas sufrían "en silencio" porque si decían algo tenían "la inmediata respuesta de las redes y de los wasaps, armas inclementes para los que osan hurgar en lo que está vedado". Unos angelitos la secta podemita.

ABC lleva a su portada a Íñigo Méndez de Vigo defendiendo al de Murcia. "Si se mete la mano, se paga; si me mete la pata, es distinto". El PP, otro ejército de trolls pero sin redes. Bieito Rubido es otro de los que se queda como Dios en el editorial sobre Podemos soltando verdades como puños. "La APM emitió ayer un duro y necesario comunicado en defensa de los periodistas amenazados por Podemos por no escribir al dictado de su obsesiva concepción de la política (…) La estigmatización de trabajadores de la comunicación se ha convertido en una costumbre para los extremistas de Podemos que usan las redes sociales para volcar su odio cuando las opiniones discrepantes no les favorecen". Podemos es "sectario, amenazante y despreciativo". Es cierto que todos los partidos "han intentado condicionar informaciones". Pero lo de Podemos se sale de madre. "Una cosa es la batalla para logar el favor de los medios, y otra bien distinta es estigmatizar, marcar, humillar, ridiculizar, insultar y maltratar al discrepante. Podemos pretende erradicar la libertad de expresión en España ejecutando civilmente a quienes les critican". Y pone el dedo en la llaga. "Iglesias se ha acostumbrado tanto a periodistas serviles y cómplices de su estrategia, que quien ha osado destapar las miserias de casta yde Podemos y sus purgas soviéticas se ha convertido en un enemigo a batir. Hora era de decir basta". Pero si hasta los de La Sexta se han convertido en enemigos, y mira que les miman.

La Razón dice que "el PP forzará elecciones con el presidente de Murcia como candidato si hay moción". Ellos mismos, si es lo que quieren. Por supuesto, el editorial va por Podemos, y eso que Marhuenda es amigo de todos. Dice que "la acusación es lo suficientemente grave como para que el secretario general de Podemos investigue los casos a los que se refiere y dé una explicación convincente". ¿Estás de guasa, Marhuenda? ¿Nos tomas el pelo? ¿Estás pidiendo a Pablo, el capitán general de la banda de matones, que se investigue a sí mismo? Este hombre dice unas cosas. "Estos mensajes existen, algunos son vergonzosos e inadmisibles, y no vale esconderse en excusas de que todo es fruto de una campaña de persecución política". Puaf, les quitas eso y les dejas sin argumentos. En La Razón es A. Rojo el que narra cómo las gasta Podemos. "Aunque se han dado ataques directos por parte de Pablo Iglesias a periodistas en concreto, el sistema que se pone en funcionamiento para amedrentar a los informadores considerados díscolos suele ser más sutil: basta un mensaje en Twitter, Facebook, Telegram o cualquier otra red social llamando la atención sobre una noticia que cuestiona el relato de Podemos para que decenas de acérrimos militantes del partido descarguen en tropel sus iras contra el periodista en cuestión. El anonimato contribuye a lo descarnado de los ataques que, en algunos casos, bordean lo delictivo". Pues que se prepare la APM. ¿Han puesto escolta a Victoria Prego?

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios