Menú

Paso al frente de Cs para acabar con el adoctrinamiento en las aulas tras 35 años de pasividad de PSOE y PP

Pide crear una agencia independiente de inspección. “Ha llegado el momento de dejar de construir un país al servicio del nacionalismo".

0
Albert Rivera este miércoles en el Congreso | EFE

Ciudadanos propuso este miércoles la creación de la Agencia Independiente de la Alta Inspección Educativa, que asumiría las funciones de la actual Alta Inspección Educativa, figura recogida en los distintos estatutos de autonomía, con el fin de evitar, entre otras cosas, el adoctrinamiento en las aulas.

Lo hace en forma de proposición de ley, un día después de que ayer el Congreso rechazara impulsar distintas medidas contra el adoctrinamiento político en los centros escolares de Cataluña, además de en Baleares y Comunidad Valenciana, denunciado por la formación naranja.

Así lo anunció el líder del partido centrista, Albert Rivera, que defendió la necesidad de esta ley "después de 40 años" de inacción de los principales partidos de España. "Creíamos que iba a ser el Gobierno el que iba a ayudar con una ley como ésta. Creíamos que el PSOE podía apoyarla pero, vistos los aplausos de ayer del PSOE al PNV y al PDeCAT y vista también la abstención del PP, nos vemos obligados a presentar esta ley porque, si no hacen ellos algo, nosotros no vamos a permanecer paralizados".

Rivera recordó que si bien la Educación está transferida a las comunidades autónomas es ésta una competencia "compartida". "La Constitución le confiere al Estado la competencia de supervisión a la Alta Inspección y la competencia también del cumplimiento de las leyes". Así las cosas, el líder de Ciudadanos subrayó que "el Estado tiene una función que es garantizar que en nuestras aulas ni se adoctrina, ni se hace propaganda política, ni se señala a los niños en función de si su padre es juez o guardia civil ni se permite que se manipule los libros de texto".

Albert Rivera fue muy crítico con PP y PSOE. Recordó cómo llevan "35 años mirando hacia otro lado; cómo los pactos con los Pujol, con Carod Rovira, con Artur Mas han llevado a la desconexión absoluta de la Alta Inspección del Estado".

Las funciones de la Agencia

La nueva Agencia sería una "autoridad administrativa independiente" pues aunque estaría adscrita al Ministerio de Educación, su director (mandato máximo de seis años) y sus cuatro consejeros serían nombrados por el Gobierno tras una terna propuesta por un comité técnico de selección. Además podrá dirigirse a la Fiscalía General del Estado cuando se aprecie alguna "ilegalidad de relevancia o transcendencia penal".

Una disposición adicional a la proposición de ley señala que si se aprecian graves incumplimientos de las leyes en cuanto a no garantizar la neutralidad ideológica, se podrán tomar "medidas cautelares" contra la dirección o profesorado responsables que podrían llegar al despido disciplinario. Las funciones de la Agencia serían, además de comprobar el cumplimiento de la ordenación general del sistema educativo, el de la inclusión de los aspectos básicos del currículo dentro de los distintos currículos, las condiciones para obtener los títulos o la adecuación de la concesión de ayudas y becas. También velará por garantizar la igualdad de todos los españoles en sus derechos y deberes educativos y sus derechos lingüísticos. Los inspectores tendrán consideración de autoridad pública.

Además, Ciudadanos pidió también este miércoles la comparecencia del Defensor del Pueblo en el Congreso con el objetivo de que informe sobre las quejas llegadas a este órgano por el adoctrinamiento ideológico a menores en centros educativos de Cataluña.

"No al servicio del nacionalismo"

"Yo no quiero que en mi país haya profesores que señalen a niños si su padre es guardia civil, político o autónomo o cualquier otra profesión. No quiero. Y ademas como padre quiero vivir en un país con libertad, un país donde se enseñe a pensar en libertad y no qué tienen que pensar los niños", reiteró Rivera, que sentenció: "Ha llegado el momento de dejar de construir un país al servicio del nacionalismo para construir un país al servicio del civismo, al servicio de la democracia. Para construir un futuro donde nuestros hijos vayan a la escuela y tengamos la absoluta garantía de que aunque alguien se salte la ley, habrá una agencia independiente que le podrá llamar la atención o sancionarle por no cumplir la ley. Esto debería unirnos a todos los demócratas porque, no es una cuestión de que ahora el nacionalismo intente imponer una ideología en las aulas, es que esta ley nos protege de cualquier ideología en las aulas".

Por último, el líder naranja pidió a PSOE y PP que recapaciten y rectifiquen. "Espero que el PSOE piense en España y no solo en lo que le diga el señor Iceta o los que fundaron los dos tripartitos en Cataluña". "No es una cuestión de partido, esto no es de siglas. Es una cuestión de defender valores democráticos, la Constitución y la libertad".

Cabreo máximo en el PP

A rebufo, y tras las críticas por no haber apoyado este martes la propuesta de Ciudadanos, el PP envió un comunicado en el que anuncia que presentará, tanto en el Congreso de los Diputados como en las Cortes Valencianas, una propuesta para "erradicar el adoctrinamiento en las aulas" y "derrotar" a quienes pretendan "colonizar las mentes de los escolares" movidos por "el fanatismo y sectarismo".

La diputada Elena Bastidas, la misma que este martes en la Cámara Baja defendió la abstención, fue la encargada de anunciar la presentación de esta Proposición No de Ley, una rango de iniciativa menor que la proposición de ley de Ciudadanos. En un mensaje velado a los naranjas, el comunicado enviado por el PP dice que la propuesta nace "desde el rigor, la serenidad y sin sobreactuaciones y ataques de súbita bravura". Bastidas señala en el texto que el Gobierno de España lleva mucho tiempo trabajando "de forma decidida" ante "los gravísimos casos de adoctrinamiento en las aulas" y el PP "lleva años defendiendo los derechos y libertades de todos los españoles".

Desde este martes, varios diputados populares –entre los que se encuentra la propia Bastidas– cargaron con dureza a través de Twitter contra la formación naranja y, especialmente, contra Toni Cantó, encargado de defender la moción contra el adoctrinamiento en las aulas que no salió adelante. Así de desatados se mostraron en esta red social:

Educación irá a los tribunales

Por su parte, el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, advirtió este miércoles de que si el próximo 27 de octubre no obtiene respuesta de la consejera de Enseñanza catalana, Clara Ponsatí, al primero de los requerimientos enviado por los casos de coacciones y adoctrinamiento ideológico de alumnos en centros educativos denunciados, el Ministerio interpondrá un recurso contencioso-administrativo.

En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, el titular de Educación recordó que la responsable catalana tiene un mes para responder a cada una de las advertencias del ministerio, la segunda de ellas enviada el pasado 6 de octubre.

Sobre la postura de su partido ayer en el Congreso, que se abstuvo e impidió que la iniciativa de Ciudadanos contra ese adoctrinamiento saliera adelante, el ministro se justificó diciendo que es un asunto que hay que consensuar con el resto de fuerzas políticas en el marco del Pacto de Estado Social y Político por la Educación. "Si queremos darle más funciones a la Alta Inspección, y yo creo que sería una buena cosa, y en el debate (de este martes) fue partidario de ello, debemos llevarlo a ese Pacto por la Educación que estamos debatiendo", subrayó, para añadir que "ahí es donde hay que discutirlo y llegar a un acuerdo y un consenso".

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios