Menú

Sánchez acelera la exhumación de Franco mientras desprecia a las víctimas del terrorismo

El presidente rechaza el encuentro solicitado el lunes porque las víctimas "ya se han reunido con el ministro". En julio, Franco será trasladado.

0

Las prioridades están claras. Y la de la memoria histórica será el nuevo aldabonazo con el que Pedro Sánchez pretende golpear las conciencias de los españoles. Un nuevo golpe de efecto que se producirá en el mes de julio, antes de lo esperado, cuando hace semanas afirmaban en Ferraz que "no era una prioridad" y que se haría "sin urgencia". Ahora lo es. Prioritario respecto a otros asuntos como la política antiterrorista que pretenden abordar los colectivos de víctimas del terrorismo en el Palacio de La Moncloa. El pasado lunes solicitaron un encuentro tras la reunión de Sánchez con el lehendakari, Iñigo Urkullu, y la constatación de que habrá acercamiento de presos de ETA a las cárceles del País Vasco.

"No está previsto", afirmó este miércoles el propio presidente del Gobierno. En conversación informal con periodistas, Pedro Sánchez rechazó el encuentro solicitado por las víctimas el lunes porque "ya se reunieron con el ministro del Interior". No hay más palabras ni más explicaciones.

La nueva prioridad: Franco

Es y será el nuevo golpe de efecto. El Gobierno exhumará los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos en el mes de julio. Así lo confirman múltiples fuentes de Moncloa a Libertad Digital después de que el presidente Pedro Sánchez haya explicado a los periodistas que "os pillaré trabajando" cuando acometa esa medida.

Así respondía a la pregunta de si el Consejo de Ministros aprobará la exhumación antes o después del verano. Moncloa explica que el traslado de los restos mortales del dictador se hará a través de un real decreto y que el resto de las medidas contempladas en la ley de Memoria Histórica se acometerán "de forma más pausada en diálogo con la oposición".

Algo que apunta a que la decisión se adoptará uno de los cuatro viernes que se celebra el Consejo de Ministros, probablemente a mediados. De hecho, fuentes de Moncloa ni confirman ni desmienten que la exhumación de Franco se ejecute en fechas cercanas al 18 de julio, el aniversario del alzamiento nacional, fecha simbólica para el franquismo.

Rechaza a las víctimas del terrorismo

Una de las prioridades del Gobierno y uno de los principales asuntos abordados en la última conversación entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, el pasado lunes en Moncloa, el acercamiento de presos de ETA a las cárceles del País Vasco preocupa y ocupa a un Ejecutivo que no fija plazos concretos: "Se irá haciendo poco a poco" porque "depende de Instituciones Penintenciarias".

En conversación informal con periodistas en el Congreso, Pedro Sánchez, aseguró que el acercamiento"comenzará con los presos enfermos y mayores de 70 años", lo que ascendiente a "entre 11 y 20" reclusos, según ha explicado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Sin embargo, el titular más llamativo ha sido el rechazo del presidente del Gobierno a reunirse con las víctimas del terrorismo porque "ya lo hizo el ministro del Interior" el pasado 21 de junio en la sede el ministerio y que "no está previsto".

Un rechazo ante la petición expresa de las víctimas que este mismo lunes solicitaron una cita a la presidencia del Gobierno tras la reunión con Urkullu y la publicación posterior del acercamiento de los presos de ETA y la cesión de la gestión de la Seguridad Social al País Vasco. Extremo, éste último, desmentido por Sánchez en Berlín. Una comparecencia en la que no quiso hacer ninguna mención expresa a las víctimas del terrorismo como sí hizo Urkullu en su rueda de prensa en Moncloa al expresar "las cautelas" del jefe del Ejecutivo por la reacción de este colectivo.

Marlaska: "Caso por caso"

El ministro del Interior explicó que"no se hará nada en torno a un colectivo sino un trato individualizado"y que serán las Juntas de Tratamiento las que analicen "caso por caso" en base a diferentes criterios "razonables y objetivos" como el estado de salud, que repudien a ETA o haber cumplido gran parte de la pena. A partir de ahí, "lo determinarán las Juntas de Tratamiento en parámetros estrictos de legalidad y determinarán caso por caso, estudio por estudio, si se da la proporcionalidad de un interno concreto. Esos requisitos se les dará traslado a la sociedad y a las víctimas del terrorismo para que se conozcan con transparencia", ha afirmado el ministro en los pasillos del Congreso.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation