Menú

La prensa de un vistazo: El polígrafo de Sánchez: "¿Por qué no ofrece a Rivera un gobierno de coalición?"

Fin del juicio hasta octubre y rizando el rizo con los pactos.

0

El Mundo dice que "los líderes del 1-O descalifican al Estado y prometen reincidir". Lo esperado, vaya. En cuanto a formación de gobiernos, "Ábalos ya no descarta ni la abstención de ERC ni ministros de Podemos". ¿Y por qué lo iba a descartar si es lo que han pedido Rivera y Casado? Suponemos que Cs y PP no tendrán la desfachatez de reprochárselo. Rosell, de forma incomprensible, se alarma. "Sánchez debe evitar el aterrizaje de Podemos en el gobierno. Lo contrario dispararía la incertidumbre, añadiría inestabilidad institucional y alarmaría a los mercados". Tranquilo hombre, tranquilo, si a los hombres de Estado, Casado y Rivera, les parece de rechupete es que no hay ningún riesgo. Porque de lo contrario PP y Cs serían cómplices del desastre al no haberlo evitado cuando estaba en su mano. Así que, una tilita, Rosell. David Jiménez Torres disiente de los que creen que la "función histórica" de Cs sea "apoyar a PP y PSOE para que completen mayorías de gobierno, evitando que dependan de los partidos nacionalistas". Es lo que dijo Rivera que venía a hacer. Otra cosa es que haya cambiado de opinión. Para Jiménez Torres eso sería aceptar "como una ley eterna que PP y PSOE gobiernen España". No, no tiene por qué, pero de momento es lo que hay. PSOE, 123 escaños, PP, 66 escaños, Cs, 57 escaños. "Se puede argumentar que un pacto entre PSOE y Cs sería beneficioso para España, o que la estrategia de Rivera se aleja de la idea que tenían algunos de los fundadores de su partido, o que dicha estrategia tiene pocas posibilidades de éxito". Se puede argumentar porque ese pacto también beneficiaría a Ciudadanos porque le daría visibilidad, y la nueva estrategia de Rivera de arrimarse sólo al PP no solo se aleja de la idea de los fundadores, sino también de muchos de sus votantes; y sí, tiene pocas posibilidades de éxito porque partido de derechas ya tenemos uno (o dos, si contamos a Vox). En algo sí tiene razón David Jiménez. "Si tanto desean los socialistas que Cs se avenga a pactar con ellos, ¿por qué no ofrece Sánchez a Rivera un gobierno de coalición?". ¿Y por qué no se lo ha pedido Rivera? Le obligaría a decir públicamente "con Rivera, no".

El País dice que "los acusados del procés cierran el juicio con un alegato político". Lo previsible. "La falta de apoyos para Sánchez vuelve decisivos a ERC y Bildu", pobriño Sánchez, qué dolor, qué dolor, qué pena. Josep Ramoneda dice que lo de Sánchez con Ciudadanos es puro postureo. "Desde la misma noche electoral todo el mundo sabe que el PSOE deberá contar con Podemos como socio principal. ¿Por qué insiste Sánchez en propuestas retóricas a la derecha que sabe a ciencia cierta que no tendrán eco o en amenazar con unas elecciones que solo servirían para aumentar la tensión? ¿Es el miedo a gobernar?". No, no creo. Más bien parece una trampa para poner a prueba a Rivera en la que el líder de Ciudadanos ha caído como un panoli. Que diga que sí y verá lo que tardan los sociatas en salir a coro 'con Rivera no'.

ABC: "Visto para sentencia". Allá para octubre. "El separatismo catalán vive desconectado de la realidad y ha vuelto a demostrar que pretende que la legalidad constitucional de España se someta a sus fantasías y delirios" dice el editorial como si hubiera descubierto América. Hoy todos los columnistas hablan del juicio, no huyan, es el último día. Luis Ventoso dice que "los alegatos de ayer nos mostraron a unos acusados que levitaban ante el tribunal repartiendo paz, amor, flores y pachuli. Los políticos que en octubre de 2017 se sublevaron contra España parecían en el Supremo unos entrañables hippies salidos del festival de Woodsdtock". Pero sin pelo. Ignacio Camacho realza la labor de Marchena, que "ha devuelto el respeto a la justicia bajo una tensión extrema y se ha cargado de autoridad para redactar la sentencia". Eso sí, no le arrienda las ganancias. "Tiene garantizado un considerable lío político, social y mediático". Damos por sentado que cuenta con ello.

La Razón titula "Procés: sin arrepentidos". "El juicio por el 1-O ha sido una verdadera lección de cultura democrática. Por las garantías procesales y por la demostración de que una democracia se defiende con la Ley", dice el editorial. Alarma ante la conformación de gobierno. "Sánchez vira y ya no descarta ni a ERC ni a ministros de Podemos". Ainhoa Martínez, que redacta la información, dice que "volver a asentar la gobernabilidad de España sobre la base de los soberanistas mantendría el escenario de inestabilidad, con un horizonte en el que se prevé la sentencia del juicio del procés para después del verano. El argumento del PSOE será decir que han sido PP y Ciudadanos con sus vetos quienes les han empujado en brazos de los secesionistas y que de ellos no depende el sentido del voto que acaben adoptando los diputados independentistas". A ver si nos aclaramos, ayer Rivera y Casado le dijeron a Sánchez que busque apoyos entre los partidos de la moción de censura, que por ellos no había ningún problema. No es el argumento del PSOE, es la verdad.

La Vanguardia dice que "los acusados del 1-O reclaman una solución política en su alegato final". "Junqueras pide que el problema vuelva al terreno del diálogo y la negociación". Y vuelta la burra al trigo. Pierdan toda esperanza, este es el cuento de nunca acabar.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios