Menú

Familiares de Torra montan un escándalo en su pueblo para evitar un pacto entre JxCat y el PSC

Una hermana de Torra descolgó el cuadro del president del salón de plenos de Santa Coloma de Farners.

(Barcelona)
0

La familia Torra dio ayer todo un espectáculo en la localidad gerundense de Santa Coloma de Farners (12.000 habitantes), de donde son originarios y en la que Quim Torra ejerció de concejal. La candidatura de Junts per Catalunya (JxCat) había llegado a un acuerdo de gobierno con el PSC que el presidente de la Generalidad se dedicó a torpedear desde el primer momento. Torra no se podía permitir al parecer que en su pueblo no se llegara a un acuerdo entre las listas independentistas que preconizaba por activa y por pasiva para toda Cataluña. Así, removió Roma con Santiago para que la candidata de su propia formación, Susagna Riera, pactara con la ERC del pueblo repartirse la poltrona a razón de dos años para cada partido.

Riera se resistía como gato panza arriba y el pleno de constitución del ayuntamiento resultó aún más convulso que el de Barcelona. La familia de Torra, secundada por los simpatizantes del president reventó la jornada con gritos, abucheos y hasta con el "robo" del cuadro de Torra que presidía, junto al del Puigdemont, el salón del plenos del municipio. La candidata de JxCat no salía de su asombro y llegó a pronunciar palabras muy duras contra Torra y su entorno mientras una hermana del presidente regional descolgaba el retrato y se lo llevaba bajo el brazo ante la estupefacción de parte de los presentes.

La candidata alegó que Torra no se había presentado en toda la campaña en la localidad, que no había participado en ningún acto de la candidatura local, que no ayudó en las negociaciones con ERC y que ella sólo se debía al "presidente legítimo Puigdemont", que le había dado permiso para llegar a un pacto con el PSC "porque Torra no manda en Santa Coloma". Las consideraciones de Riera enervaron a los familiares y fans de Torra, que con sus gritos y actitudes forzaron la suspensión del pleno, reanudado en un ambiente casi macabro a las diez de la noche. Tras las presiones de Torra, calificadas de cacicada por parte del pueblo, la lista de JxCat se avino a romper el pacto con los socialistas y acordar con el candidato de ERC, Joan Martí, el reparto de la alcaldía. Riera será alcaldesa los dos próximos años y tendrá que ceder la vara de mando a Martí, hasta ayer alcalde.

ERC agradeció las "gestiones" de Torra y aseguró que había sido el mismo presidente quien les pidió que forzaran la renuncia de JxCat al acuerdo con los "carceleros" del PSC, un partido con el que ERC no ha tenido inconveniente en pactar en otros lugares como en San Cugat, la localidad con más renta de Cataluña y en la que un apaño entre ERC, PSC y la CUP ha acabado con más de dos décadas de poder convergente.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation