Menú

Arrimadas inicia una nueva etapa de colaboración con Sánchez pero le pide que "aísle" a Podemos

Cs respalda dos de los tres decretos económicos del Gobierno y ofrece ayuda en Europa para lograr la mutualización de la deuda.

0
Cs respalda dos de los tres decretos económicos del Gobierno y ofrece ayuda en Europa para lograr la mutualización de la deuda.
Pedro Sánchez e Inés Arrimadas, momentos antes de su reunión en el Congreso de los Diputados. | Eduardo Parra (Europa Press)

Hace justo un año, Albert Rivera iniciaba una campaña electoral con el ‘no es no’ a Pedro Sánchez por bandera. Un postulado con el que llevó a Ciudadanos al mejor resultado de su historia en las elecciones generales del 28 de abril, tras el que se postuló sin titubear como futuro líder de la oposición. "Nosotros sí tenemos futuro" afirmó inequívocamente en esa noche triunfal, en la que el partido naranja se convertía en la tercera fuerza del Congreso con 57 escaños, a apenas unos cientos de miles de votos del PP.

Seis meses después, Rivera dimitía tras el batacazo naranja en las elecciones repetidas de noviembre. Apenas un año después, Inés Arrimadas, su sucesora en la presidencia de Ciudadanos, cargo en el que se ha estrenado coincidiendo con la inédita crisis del coronavirus, inicia lo que podría ser llegado el tiempo, y parafraseando la célebre sentencia cinematográfica, el inicio de una larga amistad política precisamente con Sánchez, cuya actuación ante la pandemia no ha dejado de criticar Rivera desde su perfil en Twitter.

Sin adelantar tantos escenarios, lo cierto es que Arrimadas viene mostrando, a diferencia de Pablo Casado y Santiago Abascal, un cierre de filas con el Gobierno, en principio con el apoyo sin fisuras al estado de alarma y a sus sucesivas prórrogas, pero también en el impulso de unos pactos de La Moncloa o de la "reconstrucción" como los llama la líder naranja. Dentro de ese camino se inscribe el apoyo parcial y con matices que Ciudadanos presta este jueves al Ejecutivo en dos de los tres decretos económicos. Lo hace a cambio de que se tramiten como proyectos de ley por el trámite de urgencia para "que sus numerosas deficiencias puedan ser corregidas de manera ágil y evitar la inseguridad jurídica" señalan desde el partido liberal.

Otra de las condiciones es "suspender la liquidación trimestral de impuestos" como blasonaba Arrimadas en Twitter, donde decía esperar que con ello "el Gobierno cambie. Y que deje de pasarse doce o trece días sin llamar a la oposición, que deje de aprobar decretos sin consenso y que deje de improvisar. La única manera de que la salida a la crisis sea un plan socioeconómico moderado, consensuado, y que nos permita salir unidos de esto son unos pactos que aíslen las medidas improvisadas y populistas" afirmaba en referencia a Podemos. Desde el primer momento, Ciudadanos ha reivindicado un plan de choque con moratorias fiscales y con bonificación de las cuotas sociales, pero también que se mutualice la deuda a nivel europeo.

Precisamente en esa materia Sánchez le pedía colaboración este jueves desde la tribuna del Congreso al portavoz adjunto naranja, Edmundo Bal, quien en su réplica le recordaba al presidente del Gobierno que su partido ya ha presionado en ese sentido al gobierno holandés del liberal Mark Rutte, miembro de la misma familia europea que Ciudadanos. "Mire, de esa familia política en al que estamos, sí, con los holandeses, ya estamos exigiendo que se mutualice la deuda futura en la que los países van a tener que incurrir para salir del bache socioeconómico. Ya estamos en ello, venga con nosotros, no vaya con los extremistas" le espetaba Bal a Sánchez, a quien previamente acusaba de mirar "con arrobo" a grupos como ERC o Bildu.

En España

    0
    comentarios

    Servicios