Menú

Puigdemont se da de baja del PDeCAT para fomentar las deserciones

El prófugo cumple su amenaza tras la denuncia de la formación posconvergente por el robo de las siglas.

0

Guerra sin cuartel entre el partido de Puigdemont y el PDeCAT. El espacio posconvergente se ha fracturado en dos facciones, la acaudillada por el prófugo residente en Waterloo y la que dirige contra viento y marea el exdirigente convergente David Bonvehí. Que el PDeCAT decidiera llevar a los tribunales la apropiación por parte de Puigdemont de la marca Junts per Catalunya ha acabado de romper un ámbito nacionalista que ya presentaba profundas grietas. La última andanada ha sido el abandono por parte del expresidente de la Generalidad del Partit Demòcrata Europeu de Catalunya (PDeCAT).

Puigdemont ha recurrido a la red social Twitter para anunciar su baja: "Acabo de comunicar a David Bonvehí, presidente del Pdecat, mi decisión de darme de baja del partido que preside. Continuaré trabajando, ahora como presidente de JuntsxCat para mantener una relación cordial entre las dos formaciones". Con el mensaje no sólo pone fin a su larga militancia en Convergencia primero y el PDeCAT después sino a las negociaciones entre ambas fuerzas para la inclusión del PDeCAT en el seno de JxCat.

Cuatro décadas de militancia

El prófugo militaba en Convergencia desde 1980, por lo que este lunes ha puesto fin a cuatro décadas de afiliación política. La gota que ha colmado el vaso ha sido la disputa por las siglas y la judicialización del asunto, pero Puigdemont llevaba meses persiguiendo la disolución del PDeCAT en JxCat sin cuotas ni reconocimiento de la especificidad de la formación. Pretendía así romper cualquier vínculo con la estela de la corrupción convergente, aunque el prófugo siempre ha reivindicado la figura de Jordi Pujol.

En los últimos días Puigdemont había llevado a cabo una intensa campaña para fomentar las deserciones en el PDeCAT y tras lograr que los cinco senadores del grupo se dieran de baja el domingo consiguió que los concejales del área metropolitana de Barcelona hicieran lo mismo.

La ruptura entre Puigdemont y el partido asegura que el separatismo posconvergente se presentará fraccionado a las próximas elecciones. El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, mantiene excelentes relaciones con Marta Pascal, purgada por Puigdemont y cabeza visible del nuevo Partido Nacionalista Catalán (PNC). Se da por descontado que PDeCAT y PNC arbitrarán una coalición para disputar a Puigdemont el voto convergente harto de las aventuras del residente en Waterloo.

David Bonvehí ha replicado a Puigdemont también a través de Twitter con el siguiente mensaje: "Mi máximo reconocimiento y respeto y el del PDeCAT al MHP Carles Puigdemont, compañero y amigo. Continuaremos trabajando para, cada uno desde su visión, conseguir la independencia de Cataluña. Seguimos hablando"

Abandonos en el Govern

La decisión de Puigdemont ha arrastrado a los miembros del gobierno catalán que formaban parte del PDeCAT, de modo que Miquel Buch, Meritxell Budó, Damià Calvet y Jordi Puigneró han anunciado que se daban de baja, De este modo, sólo queda Àngels Chacón como representante del partido demócrata en el ejecutivo autonómico. El nombre de Chacón, consejera de Empresa y Conocimiento, es una de las posibles candidatas del PDeCAT.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia