Menú

Francisco Martínez sobre Kitchen: "Fue legal y más transparente que la investigación del ático de González"

Según fuentes presentes en la declaración consultadas por LD, Martínez ha desvelado que la Guardia Civil también hizo "seguimientos" a Bárcenas.

0
Según fuentes presentes en la declaración consultadas por LD, Martínez ha desvelado que la Guardia Civil también hizo "seguimientos" a Bárcenas.
El ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez. | EFE

El ex secretario de Estado de Seguridad con el PP, Francisco Martínez, ha asegurado que la llamada operación Kitchen "fue legal" y "más transparente que la investigación del ático de González". Martínez hacía referencia a la causa judicial que recientemente se archivó sobre el inmueble del expresidente madrileño, Ignacio González. En ambas investigaciones, Kitchen y el ático de González, intervino el comisario José Villarejo.

Martínez ha declarado este jueves en calidad de investigado ante el titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, en el marco de la pieza Kitchen sobre el espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas. A la declaración ha asistido el fiscal Ignacio Stampa, que esta semana ha perdido su puesto en la Fiscalía Anticorrupción. Martínez sólo ha contestado al juez y a su abogado durante la comparecencia que se ha extendido durante algo menos de 3 horas.

Fuentes presentes en la declaración consultadas por Libertad Digital aseguran que el que fuese nº 2 del ministro Jorge Fernández Díaz en el Ministerio del Interior ha defendido en todo momento "la legalidad" del operativo policial cuyo objetivo era averiguar donde se encontraban los fondos escondidos por Luis Bárcenas. En este contexto, Martínez afirmaba que todos los detalles de la operación estaban perfectamente "documentados" y que dicha investigación "fue más transparente que la del ático de González a la que sí se le dio validez judicial".

También ha desvelado que la propia Guardia Civil también hizo "seguimientos" a Bárcenas y que se llegó a identificar a un coche camuflado del Instituto Armado en las inmediaciones del inmueble de Luis Bárcenas y Rosalía Iglesias.

Según Martínez, el comisario Villarejo "disponía de información muy valiosa" sobre muchos asuntos y Fernández Díaz le pidió que se reuniera con él a propuesta del fallecido ex director general de la Policía, Juan Cotino. Además ha asegurado que el comisario Villarejo "tenía instrucciones expresas de la Policía de compartir toda la información con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI)".

El ex nº 2 de Interior también ha recordado que Villarejo mantuvo una reunión el 20 de diciembre de 2012 con el entonces fiscal jefe Anticorrupción, Pedro Salinas y su nº 2, Belén Suárez, para tratar diferentes asuntos.

Por último, ha defendido la labor del teniente coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, como controlador de los fondos reservados dedicados a las investigaciones. "Yo confiaría la vida de mis hijos a Pérez de los Cobos", afirmaba Martínez.

El comisario Enrique García Castaño declaró en sede judicial en el marco de esta causa que la operación Kitchen tuvo tres vertientes. La primera fue el operativo policial legal para investigar el paradero de los fondos que escondía Bárcenas, en la que se han situado el propio García Castaño y Francisco Martínez. La segunda, encabezada por el que fuera jefe de Seguridad de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, Andrés Gómez Gordo, y el chófer de Bárcenas que espió al extesorero del PP, Sergio Ríos. Y por último, la tercera vertiente protagonizada por el comisario Villarejo, que llegó de la mano de Fernández Díaz.

Fuentes del caso consultadas por este diario sostienen que el propio Martínez no se fiaba de Fernández Díaz, porque filtraba información a algunos medios de comunicación sobre operativos policiales.

Otras fuentes aseguran que "el falso cura que asaltó a la esposa y al hijo de Bárcenas era un perturbado, ya que el chófer del extesorero podía acceder a la casa familiar cuando quería y tener acceso a la supuesta documentación que se escondía en el inmueble. Si hubiera sido un operativo, hubiera sido una chapuza absoluta e innecesaria".

"Dolido" con Jorge Fernández Díaz

El ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha asegurado ante el juez que "le duele mucho" que el exministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, dijese que "no sabía" nada de la llamada operación Kitchen porque le reportaba a él. "Es muy injusto, por eso fui al notario", ha afirmado el ex nº 2 de Interior con el PP. Recordamos que a Martínez le encontraron en su domicilio mensajes que había intercambiado con Fernández Díaz con las actas notariales respectivas.

El ex nº 2 de Interior también ha afirmado que Fernández Díaz le preguntó si Sergio Ríos, el chófer de Bárcenas que espió al matrimonio, "era colaborador policial". Según Martínez, desde ese momento intentó "informarse" al respecto. Precisamente, este viernes el propio Fernández Díaz está citado como investigado para dar su versión de los hechos ante el magistrado Manuel García Castellón.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios