Menú

¿Regresará Arrimadas a Cataluña? La política catalana retrocede tres lustros en 24 horas

Convulsión en las cúpulas del PSC y de Ciudadanos ante las próximas elecciones autonómicas catalanas.

0
Convulsión en las cúpulas del PSC y de Ciudadanos ante las próximas elecciones autonómicas catalanas.
Arrimadas, Rivera, Girauta, Carrizosa y la plana mayor de Cs, celebrando su victoria | EFE

Gracias a que por dos días no es 28 de diciembre. En caso contrario, el salto de la 'ciudadana' Lorena Roldán al PP y la sustitución de Miquel Iceta por Salvador Illa en la candidatura del PSC para las próximas autonómicas hubiera requerido de prolijas comprobaciones para determinar que no se trataba de sendas inocentadas.

La primera noticia del día era el fichaje de Roldán por el PP. El partido dirigido por Alejandro Fernández en Cataluña captaba a la que hasta la retirada de Albert Rivera era la sustituta de Inés Arrimadas en Cataluña. Se trataba de un auténtico pelotazo político, un torpedo en la línea de flotación de Ciudadanos, al que las encuestas auguran un severo retroceso tras haber sido la primera fuerza en las pasadas autonómicas catalanas.

Roldán iba a ser la cabeza de cartel del partido naranja en los próximos comicios regionales hasta que Inés Arrimadas decidió confiar la misión a Carlos Carrizosa sin pasar por el proceso de primarias. La afectada asumió la decapitación sin pestañear. Si el partido cree que es lo mejor, adelante, afirmó. Durante casi un año ha sido la fiel escudera de Carrizosa. Ni una crítica salió de su boca hasta hoy, en que en una carta dirigida a sus ya excompañeros afirmaba que no estaba de acuerdo con algunas de las decisiones tomadas últimamente por la dirección de su partido. Roldán no citaba ni su caso ni a Arrimadas, pero se le entendía todo.

Alejandro Fernández, el líder del PP catalán, se apuntaba un gran tanto y anunciaba que su vieja amiga Roldán sería su segunda. Pero la sorpresa no duraría mucho. No había pasado ni una hora cuando el PSC daba a conocer que Miquel Iceta, el primer secretario del partido socialista, renunciaba a presentarse a las catalanas para dar paso al ministro de Sanidad, Salvador Illa, mucho mejor valorado en las encuestas internas.

La política catalana llevaba semanas anclada en las pugnas y purgas entre independentistas. El flanco constitucionalista había dejado de ser un problema para los separatistas. ERC y Junts per Catalunya encabezan las encuestas, cada vez a menos distancia unos de otros. Los de Junqueras sentían el aliento de los Puigdemont en la nuca. Los partidos no separatistas no contaban para nada. Los medios sustentados o subvencionados por la Generalidad y el resto de administraciones de Cataluña centraban sus análisis en la disputa entre "esquerranos" y posconvergentes. El llamado "constitucionalismo" estaba muerto.

El retorno de la ganadora

La "opa" del PP sobre Ciudadanos y el cambio en la alineación del PSC han alterado el marco informativo sobre las elecciones catalanas hasta el punto de que se especula con un retorno de Inés Arrimadas a la política catalana para defender lo que consiguió el 21 de diciembre de 2017, nada más y nada menos que una histórica e inédita primera plaza de un partido español en las elecciones autonómicas de Cataluña. Sectores de Ciudadanos abogan por el retorno de Arrimadas. No desconfían de Carrizosa ni les preocupa el fichaje de Roldán por el PP. En cambio, el movimiento de piezas del PSC les anima a pedir a su líder que regrese al terreno donde fue capaz de derrotar al separatismo. A fin de cuentas, fue la ganadora de las últimas elecciones celebradas en Cataluña.

La política en la región ha retrocedido quince años en 24 horas. El PP pretende asumir el papel de principal partido del constitucionalismo, el rol con el que Ciudadanos irrumpió en Cataluña en 2006. Y el PSC opta por un candidato "españolista", Salvador Illa, en comparación con Miquel Iceta. Eso sí, la sustitución en el PSC puede tener más que ver con el hecho de que Oriol Junqueras haya manifestado su rechazo a pactar con Iceta que con un supuesto e improbable "giro constitucionalista" encarnado en Illa.

La opción Cañas

En las quinielas de Ciudadanos también suena el nombre del eurodiputado Jordi Cañas, quien fuera segundo de Rivera en el parlamento catalán y el portavoz más contundente contra el nacionalismo del partido naranja.

En España

    0
    comentarios

    Servicios