Menú

Delgado ofreció la libertad a Villarejo "a cambio de atacar al PP y a la Corona" cuando era ministra de Justicia

Fuentes del caso consultadas por Libertad Digital aseguran que Villarejo ha reconocido que Delgado envió a un emisario para negociar en junio de 2018.

0
Fuentes del caso consultadas por Libertad Digital aseguran que Villarejo ha reconocido que Delgado envió a un emisario para negociar en junio de 2018.
El comisario José Villarejo y la fiscal general del Estado, Dolores Delgado. | Cordon Press

Dolores Delgado ofreció la libertad al comisario José Villarejo "a cambio de atacar al PP y a la Corona" en junio de 2018. La actual fiscal general del Estado acababa de ser elegida ministra de Justicia en el Gobierno socialista de Pedro Sánchez.

Fuentes del caso consultadas por Libertad Digital aseguran que Villarejo ha desvelado que Delgado envió "a un emisario en su nombre" a la prisión de Estremera (Madrid) para negociar su puesta en libertad. Villarejo fue detenido en noviembre de 2017 en el marco de la operación Tándem y llevaba entonces casi 8 meses encarcelado.

"La estrategia de Delgado era doble. Por un lado, conseguir la declaración de Villarejo contra el rey emérito Juan Carlos I y contra el PP. En segundo lugar, conseguir su silencio respecto a las pruebas y audios sobre comidas y reuniones con el comisario que le pudieran salpicar a ella y al exmagistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón", apuntan.

Las mismas fuentes consultadas no descartan que Villarejo relate durante la comisión de investigación de la operación Kitchen, que comenzará en las próximas semanas en el Congreso de los Diputados, "todos los detalles sobre el emisario de Delgado". "Se ha convertido en una bomba de relojería", aseguran. Precisamente, en relación a dicha comisión de investigación, los diputados de Vox, Macarena Olona y Víctor González, se entrevistaban con el comisario en prisión el pasado viernes.

El propio Villarejo en un escrito, al que ha tenido acceso LD, remitido en los últimos meses al titular del Juzgado de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, se refería estos hechos asegurando que a partir de junio de 2018, había recibido "una serie de visitas como emisarios gubernamentales, tanto del PSOE como de Podemos como de los fiscales, ofreciéndome la libertad a cambio de testificar contra adversarios políticos, exculpando a otros afines".

El audio de "Marlaska maricón"

Sin embargo, la "negociación" planteada por Delgado a Villarejo en junio de 2018 saltaría por los aires sólo 3 meses después. Villarejo apunta en su escrito como responsables a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por filtrar presuntamente al digital moncloa.com los famosos audios de la comida en el restaurante Rianxo.

Según asegura Villarejo en su escrito, "se crea una web, moncloa.com, para difundir el audio de una comida de 2008 con la ministra de Justicia; jugarreta auspiciada por la Fiscalía y Marlaska que se venga por haberle llamado "maricón". Ante el riesgo de dimitir, la ministra (Delgado), aun sabiendo quienes filtraron la conversación, también me acusa de chantajear al Estado, diciendo que al igual que al Emérito, le ataco a ella".

Recordamos que en dicha comida mantenida en el restaurante Rianxo en Madrid el 23 de octubre del año 2009, estaban presentes el propio comisario Villarejo, Dolores Delgado, Baltasar Garzón, el entonces director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, Miguel Ángel Fernández-Chico, tres mandos policiales adjuntos al DAO de aquella época: Enrique García Castaño; Miguel Ángel Fernández Chico (fallecido) y Gabriel Fuentes.

Durante el encuentro, los policías se dirigían al exmagistrado, cariñosamente, como Balta y Villarejo llamaba a la actual fiscal general la Lola. Después, Garzón decía: "Aquí hay una fiscal que sólo está bebiendo cerveza, aunque luego bebe el vino de mi copa". Después, Delgado se refería a Fernando Grande-Marlaska como "maricón". En otro momento de la conversación, Villarejo relata sus técnicas para conseguir información utilizando un prostíbulo que calificaba como "información vaginal". Delgado apostillaba con su ya famoso "éxito garantizado".

Villarejo señala que se encontró de nuevo "en medio de una guerra entre facciones de un mismo partido y/o Gobierno, repitiéndose el cliché entre dos mujeres, ahora Delgado contra Robles como en época del PP fue entre Santamaría y Cospedal. Aunque se me ha intentado también presionar para que testifique contra la actual fiscal del Estado por las gestiones, reuniones y/o comidas celebradas estos años y, muy en concreto, sobre una de las piezas referidas a una extradición frustrada, me mantuve firme una vez más y preferí seguir en prisión".

Relación Delgado-Villarejo tras los audios

Tras la publicación de los audios, Dolores Delgado llegó a dar en septiembre de 2018 hasta cuatro versiones diferentes sobre su relación con el comisario. Según Villarejo, "el riesgo de cese de la entonces ministra de justicia a raíz de la filtración de una de las comidas que mantuve con ella frustró los intentos de negociación y la empujó a tener que atacarme públicamente, después de que incluso Podemos pedía su destitución. No la culpo y lejos de abrigar algún resentimiento hacia ella, la sigo considerando una excepcional fiscal y una persona valiente, en el más amplio sentido de la palabra".

Villarejo sigue profundizando sobre este asunto en su escrito presentado al juez García Castellón y apunta que los fiscales Anticorrupción del caso "simple y llanamente están tan comprometidos con estas grabaciones como lo está la actual fiscal general del estado con las que los miembros del CNI realizaron de los numerosos encuentros que ella y yo mantuvimos durante muchos años, comidas incluidas".

Las mismas fuentes consultadas por este diario apuntan respecto a las afirmaciones del comisario y su relación actual con la fiscal general del Estado que "Villarejo se considera muy amigo de Garzón y de Delgado, a la que guarda mucho cariño. No obstante, cuando quiera, la hará caer".

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios