Menú

La Fiscalía pide tres años de cárcel para los mossos que encubrían a Puigdemont

La Audiencia Nacional juzgará el 24 de mayo a los dos agentes de la policía autonómica que acompañaban al prófugo cuando fue detenido en Alemania

0
La Audiencia Nacional juzgará el 24 de mayo a los dos agentes de la policía autonómica que acompañaban al prófugo cuando fue detenido en Alemania
Puigdemont, en una imagen de archivo. | EFE

Tres años por encubrimiento. Eso es lo que pide la Fiscalía de la Audiencia Nacional para los agentes de los Mossos d'Esquadra Carlos de Pedro López y Xavier Goicochea Fernández, los dos guardaespaldas que acompañaban al prófugo Carles Puigdemont cuando fue detenido en Alemania, el 25 de marzo de 2018.

Ambos policías fueron llamados por el séquito de Puigdemont para que fueran a buscar en coche al prófugo a Estocolmo y lo trasladaran a su guarida de Waterloo. El expresidente de la Generalidad se encontraba en Helsinki cuando el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena reactivó la orden de detención europea. Ante esa circunstancia, Puigdemont tomó un vuelo de Helsinki a la capital sueca, lugar en el que le esperaban los dos fieles escoltas para llevarlo hasta su mansión en compañía de sus amigos Josep María Matamala (compensado con un puesto de senador) y Josep Lluís Alay, ahora director del gabinete de la oficina del expresidente de la que goza el prófugo.

La policía alemana interceptó el vehículo en el que viajaban los dos escoltas, Puigdemont y sus dos colegas nada más cruzar la frontera danesa y procedió a la detención del expresidente autonómico, que fue ingresado en la cárcel de Neumünster, en el estado de Schleswig-Holstein, hasta que tres jueces alemanes decretaron su puesta en libertad sin atender los requerimientos de la justicia española para que fuera extraditado.

La Fiscalía decidió no actuar contra Matamala y Alay, pero sí contra los dos agentes de los Mossos, que daban cobertura a Puigdemont a base de pedir días libres. Según apunta el escrito de la Fiscalía, los dos policías eran conscientes de que Puigdemont estaba siendo investigado por un delito de rebelión y pesaba sobre él una orden europea de detención. Además de los tres años de cárcel por encubrimiento, el ministerio público solicita una inhabilitación especial para que no puedan seguir ejerciendo como Mossos d'Esquadra.

El relato de Fiscalía explica que ambos policías fueron llamados a Waterloo el 19 de marzo para actuar como escoltas del prófugo. El 23 de marzo, una "persona no identificada" les pidió que fueran a buscar a su protegido. Dos días más tarde, el 25 a las once de la mañana, el vehículo en el que viajaban con Puigdemont, Matamala y Alay fue interceptado por la policía alemana en las proximidades de Hamburgo. Tres años después serán juzgados por encubrimiento.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD