Menú

La Generalidad cancela restricciones por coronavirus para engordar la manifestación de la Diada

La presidenta de la ANC dice que batir récords de participación nunca ha sido el objetivo de la organización separatista.

La presidenta de la ANC dice que batir récords de participación nunca ha sido el objetivo de la organización separatista.
Imagen de la manifestación de la Diada del 2019. | EFE

En el movimiento separatista se han encendido todas las alarmas ante el riesgo de pinchazo en la manifestación de la "Diada" del 11 de septiembre, fiesta regional de Cataluña. De ahí que la Generalidad haya salido al rescate con una controvertida medida, la suspensión de las restricciones que afectaban al derecho de manifestación. El ocio nocturno sigue cerrado a pesar de los botellones, con graves incidentes de seguridad, pero se anulan disposiciones como el hecho de que las manifestaciones tuvieran que ser estáticas.

A partir de este viernes y a 24 horas de la gran cita separatista, las manifestaciones podrán discurrir por un recorrido siempre que se cumpla con una distancia de seguridad de metro y medio, se use mascarilla y se fomente el uso del gel de manos. Para encubrir esta medida, también se anula la disposición que limitaba a diez personas las reuniones sociales y se amplia el aforo de los recintos deportivos al aire libre del 30% al 40%.

A pesar de estas facilidades, que contrastan con el castigo a bares, restaurantes y discotecas, Elisenda Paluzie, la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), la entidad que organiza la manifestación de la Diada, ha asegurado que el objetivo nunca ha sido el de batir récords de participación y que lo importante en esta ocasión es reemprender la movilización en las calles. "No podemos pasar del cero a cien de golpe", ha remachado.

Paluzie ha reconocido que el independentismo no está precisamente en un punto álgido, ha subrayado las diferencias entre partidos, que no hay una "estrategia unitaria" y ha alertado de que la mesa de diálogo entre Gobierno y Govern puede ser una trampa que contribuya a desmovilizar aún más al independentismo.

Por su parte, el diputado de la CUP Carles Riera abogó este martes en TV3 por "retomar el escenario de confrontación" y abogó por un "conflicto tan fuerte que no quede más remedio que una intervención de la comunidad internacional que imponga un referéndum de autodeterminación". La CUP considera que se debe volver al escenario de movilización callejera mientras que ERC y JxCat tratan de movilizar a sus bases para dar una cierta sensación de agitación de cara a aparentar algo más de fuerza en la reunión de la mesa de diálogo que en teoría se debe celebrar la próxima semana.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador