Menú

La autopsia del menor hallado en el vertedero de Toledo revela que murió por asfixia

El cadáver de Fernando Fernández, desaparecido el 10 de diciembre, no presentaba signos de violencia. La policía cree que su muerte fue accidental.

El cadáver de Fernando Fernández, desaparecido el 10 de diciembre, no presentaba signos de violencia. La policía cree que su muerte fue accidental.
Vertedero en el que fue hallado el cuerpo sin vida de Fernando. | EFE

La policía cree que la muerte de Fernando Fernández García, cuyo cadáver fue hallado el 15 de diciembre en el Ecoparques de Toledo, fue accidental. Esa es la hipótesis principal que manejan los investigadores, con los datos que tienen hasta este momento. Entre ellos, los que se desprenden de la autopsia. Los resultados preliminares -han informado a EFE fuentes cercanas a la investigación- apuntan a que falleció por asfixia y no se han encontrado signos de violencia.

Fernando desapareció junto a su primo de 11 años el pasado 10 de diciembre en el distrito madrileño de Carabanchel. Su familia les perdió la pista tras salir del Hiper Usera, ubicado ubicado en la calle General Ricardos, donde habían ido a comprar algo de comer mientras el padre de uno de ellos acudía a una lavandería cercana. Ese mismo día pusieron la denuncia en la comisaría de Villa de Vallecas.

Desde las primeras pesquisas, los investigadores consideraron que se trataba de una desaparición voluntaria. Los dos menores cogieron el metro y terminaron llegando a Toledo. Aparentemente fueron hasta allí libremente, por lo que revelan las grabaciones que han visionado los agentes. Ahora intentan averiguar cómo acabó el joven Fernando en el contenedor de basura y dónde está el pequeño Ángel, del que no se separaba.

Una de las hipótesis con la que trabajan los agentes del caso es que los menores se dirigieron a la capital castellano-manchega para encontrarse con una chica con la que Fernando había mantenido una relación, y que se hubieran podido meter en el contendor de basura para resguardarse del frío y la lluvia. Cuando el cuerpo del mayor llegó al vertedero ya estaba muerto y el estado del cadáver, tras recibir el tratamiento de residuos habitual, se lo ha puesto muy difícil a los investigadores.

La clave podría estar en su primo Ángel, que lamentablemente -creen- no debe estar demasiado lejos. Siempre iban juntos, por lo que han podido saber los agentes. Por ese motivo, la Policía ha solicitado la autorización judicial para poder buscar al menor de los primos en el mismo vertedero en el que se halló el cadáver del mayor. El Juzgado de Instrucción número 3 de Toledo ha decretado la paralización de la actividad del Ecoparque de Toledo.

Temas

En España

    0
    comentarios