Menú

Bildu exige a Sánchez una reforma de los fueros de Navarra para colar su plan de independencia en 2030

Desde UPN han dejado claro que ni son ni serán parte "de esa quimera que llaman Euskal Herria de supuesta nación vasca que quieren imponernos".

Desde UPN han dejado claro que ni son ni serán parte "de esa quimera que llaman Euskal Herria de supuesta nación vasca que quieren imponernos".
Arnaldo Otegi, coordinador general de EH Bildu, y Pello Otxandiano, candidato de EH Bildu a Lehendakari. | Europa Press

El candidato a lehendakari por Bildu, Pello Otxandiano, ha dejado claro ya su objetivo con la ayuda del PSOE: lograr en 2030 "un salto de estatus político y autogobierno", de tal manera que el Gobierno español reconozca su "carácter nacional" en ese momento. No se refiere sólo al País Vasco. También se refiere a Navarra. Pero, para lograr esa independencia conjunta, Bildu necesita un paso previo que consiste en activar la disposición transitoria cuarta de la Constitución Española: el mecanismo de integración de Navarra en el País Vasco.

Bildu ve débil a Pedro Sánchez y quiere pasos decisivos en la cesión de todo el poder posible en Navarra para controlar una decisión de unificación que, hoy por hoy y salvo modificación, debería ser votada por la población. UPN no ha tardado en reaccionar al anuncio de Bildu. "Que le queda claro a EH Bildu: ni hemos sido, ni somos ni vamos a ser parte de esa quimera que llaman Euskal Herria, de supuesta nación vasca que quieren imponernos", ha asegurado el líder de la formación navarra, Javier Esparza.

Pero Bildu trabaja ya en otro esquema: el de su ponencia para reformar el Amejoramiento del Fuero y cambiar el estatus político de Navarra. Ese camino se ha abierto a raíz del bloqueo del Tribunal Supremo a la retirada de la Guardia Civil de Navarra. La actual ley no recoge la posibilidad de asumir esa competencia por parte de la Policía Foral y, por eso, el Gobierno nacional ya ha aceptado –a petición de Bildu– transformar la ley. Y allí quiere Bildu incorporar los cambios que aceleren la absorción de Navarra por el País Vasco.

El presidente de UPN reclama a EH Bildu que "respete la identidad propia de Navarra" y la "voluntad mayoritaria de los navarros". Pero ese es el punto en el que ya trabaja Bildu. En el de transformar eso desde la futura ley reformada del fuero.

La disposición transitoria cuarta de la Constitución señala que "en el caso de Navarra, y a efectos de su incorporación al Consejo General Vasco o al régimen autonómico vasco que le sustituya, en lugar de lo que establece el artículo 143 de la Constitución, la iniciativa corresponde al Órgano Foral competente, el cual adoptará su decisión por mayoría de los miembros que lo componen".

Pero, eso sí, "para la validez de dicha iniciativa será preciso, además, que la decisión del Órgano Foral competente sea ratificada por referéndum expresamente convocado al efecto, y aprobado por mayoría de los votos válidos emitidos". Y si la iniciativa "no prosperase, solamente se podrá reproducir la misma en distinto período del mandato del Organo Foral competente, y en todo caso, cuando haya transcurrido el plazo mínimo que establece el artículo 143". Que es "pasados cinco años".

Eso significa que las opciones de Bildu son dos: o activar rápido esa consulta con idea de ganar poder en los próximos cinco años y volver a activar la consulta a la población en un hipotético mandato suyo de la Presidencia del Gobierno de Navarra. O, opción dos, acumular en este mandato y bajo la Presidencia de María Chivite todo el poder de adoctrinamiento y presión suficiente como para convocar la consulta con posibilidades de ganarla en la fase final del mandato del PSOE en Navarra.

Pero surge otra posibilidad y mucho más retorcida. El Tribunal Supremo, efectivamente, ha tumbado recientemente el decreto de expulsión de la Guardia Civil de las competencias de Tráfico de Navarra y, con ello, en la práctica, de la Comunidad Foral al quedarse sin competencias. El motivo ha sido la urgencia con la que hizo el PSOE su regalo a Bildu, lo que les llevó a hacerlo por medio de un decreto que no tenía capacidad alguna para reescribir la norma base de los fueros navarros –la LORAFNA–.

Esta ley orgánica no recoge la posibilidad de asumir la competencia y, por lo tanto, para poder satisfacer la exigencia de Otegi de echar a la Benemérita de Navarra debía abordarse previamente una reforma de la mencionada Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra (LORAFNA). Pues bien, dicho y hecho: el PSOE ya ha ordenado remover cielo y tierra para modificar la norma base de los fueros navarros con tal de que se pueda expulsar a la Guardia Civil.

La presidenta socialista del Gobierno Foral, María Chivite, ya ha confirmado que Navarra regulará la inclusión entre sus competencias del control del tráfico por medio de una reforma urgente de la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra, la conocida como LORAFNA. Y eso supone que se abrirá la ley para que sea reformada. Y esa es una tentación excesiva para Bildu.

El partido de Arnaldo Otegi no puede cambiar desde esa norma la disposición transitoria de la Constitución. Pero sí ganar poder con la reforma. Porque la nueva Ley Orgánica reformada puede convertirse en una puerta abierta a los nuevos deseos de Bildu, que ya observa la posibilidad como un mecanismo de abordar más cambios de cara a acelerar la euskaldunización de la Comunidad Foral.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro