Menú

El adelanto electoral en Cataluña vuelve a escena ante la amenaza de los 'comunes' de tumbar los presupuestos

El partido de Colau exige a Aragonès que se cargue definitivamente el proyecto de un casino en Tarragona cuya construcción defiende Illa.

El partido de Colau exige a Aragonès que se cargue definitivamente el proyecto de un casino en Tarragona cuya construcción defiende Illa.
Jessica Albiach, portavoz en el Parlament de Catalunya en Comun | Europa Press

Jornada clave para el futuro político de Cataluña. El presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, podría decidir adelantar las elecciones autonómicas si no logra desencallar la negociación del presupuesto autonómico con Catalunya en Comú. La portavoz de los comunes en el parlamento catalán, Jessica Albiach, ha adoptado la táctica negociadora de Junts en el Congreso. El pleno del Parlament vota este mediodía las enmiendas a la totalidad de los presupuestos autonómicos que pactaron hace unas semanas ERC y el PSC. Si los comunes, aliados de los socialistas en Madrid, se mantienen en su posición, no habrá presupuestos.

El punto de fricción es el proyecto del Hard Rock, un complejo de casinos en Tarragona del que se lleva hablando años pero del que todavía no se ha movido un milímetro de tierra. Los comunes están en contra y ERC también, pero el asunto se mantiene en los presupuestos a través de variadas partidas por imposición del PSC de Salvador Illa. Aragonès intenta convencer a los comunes de que el proyecto nunca se llevará a cabo, que Tarragona no será Las Vegas del sur de Europa, que ellos también están por principio en contra del juego. Pero Albiach no cede.

Estas cuentas se entremezclan además con las del Ayuntamiento de Barcelona, donde Ada Colau también se las tiene tiesas con el alcalde socialista Collboni. La exalcaldesa exige la entrada inmediata de los comunes en el gobierno municipal a cambio de aprobar las cuentas. El PSC replica que primero las cuentas y que luego ya se verá. Collboni, que fue teniente de alcalde de Colau, no quiere saber nada de compartir gobierno con la exalcaldesa. Se entiende mejor con ERC e incluso con Junts.

Todos estos juegos de equilibrios pueden saltar en breve por los aires. Aragonès podría intentar agotar la legislatura y mantener la convocatoria electoral para dentro de once meses, en febrero de 2025. O convocar elecciones, lo que sacudiría el escenario nacional y tendría repercusiones en la estabilidad de la tercera legislatura sanchista.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro