Menú

Temor y quejas en el PP mientras Rajoy proclama su "tranquilidad"

El presidente dio "instrucciones" a su equipo en Génova13 para que "colaborase" con Ruz, según su versión de los hechos. "No me he ocupado de esto".

29
El presidente dio "instrucciones" a su equipo en Génova13 para que "colaborase" con Ruz, según su versión de los hechos. "No me he ocupado de esto".

En los círculos de poder tratan de transmitir la idea de que nada se mueve y Pablo Ruz se está prestando al "espectáculo". De hecho, en un comunicado de madrugada, la dirección le recordó al "Ilustrísimo señor juez" que toda la documentación le fue entregada el pasado mes de agosto. La instrucción del presidente con los policías y la autoridad judicial llamando a la puerta de Génova13 fue "colaborar", y así lo hicieron el abogado y la tesorero durante 14 horas. "Estamos tranquilos", afirmó Mariano Rajoy desde Bruselas.

El presidente negó la mayor. Cuando todo el mundo habla de "registro", él lo niega e insiste en la tesis de la "colaboración". Cuando se le pregunta si -como se queja el magistrado- el PP está torpedeando la investigación, Rajoy considera que se está actuando con pulcritud: "Todos debemos respetar las decisiones que adopte la Justicia y colaborar", insistió.

De nuevo, y comienza a convertirse en una tradición, la supuesta corrupción en el PP trastocó un Consejo Europeo en el que el presidente tenía motivos para sacar pecho. Dados nuevos pasos hacia la unión bancaria, se mostró "satisfecho" porque la hoja de ruta defendida por España se va cumpliendo. Pero en la rueda de prensa posterior, sin preguntas seleccionadas por Moncloa, Rajoy tuvo que responder a lo que ocurría en Madrid, con todos los medios digitales abriendo con las acusaciones de Ruz.

La respuesta, por supuesto, la llevaba preparada. Y era de manual. "Lo único que quiero decirles es que todos debemos respetar las decisiones que adopten la Justicia y colaborar", puso encima de la mesa. Eso sí, también reclamó "esperar a sus resoluciones" pues el juez sigue investigando. Rajoy conversó con la cúpula del PP este jueves, con el órgano comunitario en marcha, según las fuentes consultadas. "No me he ocupado de esto en las últimas horas", dijo, quitándole importancia a lo ocurrido.

Desde Madrid, el Ejecutivo intentó quitarse el problema de encima: "El Gobierno lo que tiene que hacer es gobernar, seguir trabajando para sacar a este país de la crisis y respetar las decisiones de otros poderes del Estado como es, en este caso, el judicial", esquivó Soraya Sáenz de Santamaría. A pesar de las preguntas, la vicepresidenta no entró en la cuestión. "El Gobierno tiene que apoyar o proponer leyes necesariar para reforzar lo que considera que debe ser objeto de un mayor refuerzo", dijo en referencia a la ley de transparencia y las medidas contra la corrupción.

Génova: "No existe contabiliad B"

Mientras, en Génova, la tensión iba en aumento. Los pagos realizados por las obras de Génova13 están registrados en la contabilidad del partido, asegura Carmen Navarro, la tesorera. "No existe contabilidad B. Todo está en los papeles, que ya fueron entrados", se justifica oficialmente. Por ello, Rajoy y la dirección -en privado, porque ha evitado los medios- están transmitiendo que no hay novedad. Pero Ruz no les cree, y el nerviosismo se está trasladando a los distintos cuadros de la formación.

La fotografía en la madrileña calle Génova era lo suficientemente impactante. El movimiento, durante toda la noche, fue constante. Luces encendidas, llamadas de teléfono a horas intespectivas y la centralita dejó de estar operativa durante horas. Personal del PP quedó a expensas de la autoridad judicial y policial hasta bien entrada la noche: nadie se atrevía a salir de la sede. A sus puertas, un nutrido grupo de periodistas.

Varios cargos del PP coincidían: "Era lo que nos faltaba". El juez mueve ficha y la sombra de la corrupción vuelve al partido en el poder. "Empezábamos a quitarnos de encima el lastre de Bárcenas y ahora esto", en opinión de un diputado. En las estructuras medias el temor a que "haya algo" es palpable. "Eso es lo que dice el juez, y lo que nos llega es que lo han revisado todo. De arriba a abajo", apuntan. Las llamadas se han sucedido: "Han llegado hasta la planta noble".

En Génova13, a altas horas de la noche, se lo tomaban con cierta filosofía: "Estamos buscando comida por los despachos". Pero, en privado, nadie le quita hierro al asunto: "Esto es serio". Algunos, alejados de la cúpula, creen que la cosa "huele mal". Oficialmente, el partido se remite al comunicado de tres párrafos según el cual la documentación la tiene el juez desde agosto. El malestar con Ruz va en aumento: "Las cosas se pueden hacer de otra forma. Él ha buscado el espectáculo, y lo ha conseguido".

También se han escuchado críticas sobre la política de comunicación. "Nadie sale a dar la cara por el partido", opinan varios parlamentarios. Ésta queja es una constante en la Fundación FAES cuando el afectado es José María Aznar, que ha decidido responder por su cuenta cada vez que su nombre es puesto en tela de juicio. "Estamos tranquilos", afirma Rajoy, parco en palabras. Una tranquilidad que no llega a los suyos: un escalón más abajo, los rumores y dudas se multiplican. ¿Había una contabilidad paralela? Génova lo niega.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation