Menú

Oyarzábal insinúa que el entorno de San Gil provocó la debacle del PP vasco

Iñaki Oyarzábal dice que la actual dirección del PP vasco "es la generación curtida en los momentos más duros del azote" de ETA.

Libertad Digital
89
Iñaki Oyarzábal dice que la actual dirección del PP vasco "es la generación curtida en los momentos más duros del azote" de ETA.
Iñaki Oyarzábal, en una imagen de archivo

El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, ha afirmado que la actual dirección de PP vasco "es la generación de dirigentes curtida en los momentos más duros del azote" de ETA en el País Vasco. Además, a un mes del Congreso, se ha mostrado convencido de que la presidenta de los populares vascos, Arantza Quiroga, "cuenta con el respaldo de la inmensa mayoría" de los militantes.

En una entrevista en RNE, Oyarzábal ha dicho que el próximo congreso, que se celebrará entre el 7 y el 9 de marzo, es abierto y, por lo tanto, puede haber "muchos candidatos", aunque se ha mostrado convencido de que Quiroga "cuenta con un respaldo mayoritario". "Es bueno que podamos reforzar su liderazgo para afrontar estos años y este momento político en Euskadi", ha añadido.

El representante del PP ha recordado que, en su partido en el País Vasco, como en cualquier otro, "puede haber distintas sensibilidades", pero ha asegurado que está "muy unido". Prueba de ello, según ha señalado, es que han optado por celebrar un Congreso abierto, "en el que el planteamiento de 'un afiliado, un voto', va a permitir trasladar cuál es el grado o no de unidad". "Aquí hemos peleado mucho, hemos sufrido mucho y prácticamente la dirección del PP vasco hoy, la generación de dirigentes del Partido Popular en el País Vasco, ha sido curtida en los momentos más duros del azote terrorista", ha destacado.

En este sentido, ha recordado que llevan "mucho años trabajando para conseguir llegar a un momento como el que estamos viviendo actualmente", en el que se puede hablar "de derrota de la ETA de los comandos, de una Euskadi distinta, en la que se tiene que combatir el miedo". "Pero, después de haber trabajado tanto, creo que éste es un partido consciente de cuál tiene que ser nuestro papel en Euskadi y en el que estamos muy unidos", ha indicado.

El dirigente popular no ha dudado en hacer un análisis electoral de los resultados de su formación en los últimos años. Un análisis que pasa necesariamente por los 327.000 votos y 19 diputados logrados por Jaime Mayor Oreja en el año 2001, después de que en 1998 Carlos Iturgáiz obtuviera 252.000 votos y 16 diputados. Años después en 2005, María San Gil logró 210.000 votos y quince diputados. Tras el cambio de cúpula y de dirección en el PP Vasco, el partido de Basagoiti, Oyarzabal, Sémper y Maroto obtuvo en las elecciones autonómicas 130.000 votos y 10 diputados.

Pese a que las cifras hablan por sí mismas, la lectura de Oyarzábal es muy particular. Según ha dicho, es verdad que en la época de Aznar fue donde se "generó una expectativa muy importante" al ir de la mano del PSOE a las elecciones -con el ticket Jaime Mayor– Nicolás Redondo-. Para Oyarzábal, que Mayor Oreja y Redondo no lograran la mayoría suficiente para desbancar a los nacionalistas, provocó una frustración que quedó demostrada en los resultados de María San Gil en 2005, donde "se perdieron 100.000 votos con el mismo discurso".

Así pues, para Oyarzábal éste fue el detonante de los posteriores peores resultados de su formación, porque "cuando se presentó Antonio Basagoiti en 2009", ya se había ido San Gil del PP vasco y "fueron unos momentos muy complicados de tensión interna" alrededor del Congreso Nacional de 2008 en Valencia. Según Oyarzábal, para "determinados sectores o para algunos medios de Madrid pasamos de la noche a la mañana de héroes a villanos. El PP vasco pasó a ser prácticamente un traidor a los principios que habíamos defendido siempre", y todo pese a que, según dice, "allí estábamos los mismos que estábamos con María San Gil o Jaime Mayor".

Para el dirigente vasco del PP, "la generación que dirige el PP vasco es la misma generación que, junto a Miguel Ángel Blanco, peleó en los años 90 por ensanchar este partido. Es verdad que, a partir de ese momento, fuimos a unas elecciones con unos ataques furibundos de determinados sectores tratando de cuestionar nuestra determinación frente a ETA con mentiras y falsedades. Pero es verdad que eso provocó que, en vez de 200.000, cayésemos a 150.000. Y ahí estamos, en ese entorno", ha indicado.

Pero no piensan en las elecciones

Pese a este análisis, Oyarzábal dice que no piensan en las elecciones, porque su pretensión es construir "una alternativa clara en Euskadi, de centro, reformista, que pueda presentar una alternativa sólida frente al nacionalismo vasco y que trate de asentarse en valores profundamente democráticos, defender la España constitucional y de las libertades en Euskadi, defender también lo que somos los vascos, nuestras señas de identidad, nuestro autogobierno y nuestra forma de entender Euskadi sin romper con el resto de España", ha indicado.

En esta línea, ha emplazado a "señalar a ese PNV que está dispuesto a subir al monte del brazo de los batasunos y a construir una Euskadi de espaldas a los que no son nacionalistas".

Política antiterrorista

Iñaki Oyarzábal ha afirmado que el Gobierno "está manteniendo la política más acertada en materia antiterrorista", y ha añadido que ETA "tiene la responsabilidad de asumir que sólo le queda la disolución, sin ningún tipo de condiciones ni chantaje a la democracia".

"No hay que pensar en qué tiene que hacer el Gobierno para dar gusto a la reivindicaciones de la izquierda abertzale. Tenemos que mantener la exigencia democrática para que sean ellos los que se den cuenta de que no les queda otra que cerrar la persiana, pedir perdón a esta sociedad y no tratar de falsear nuestra historia", ha indicado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation