Menú

Satisfacción en el Gobierno: "Es un éxito del Estado de Derecho"

El Ejecutivo cree que el Constitucional les da la razón y destacan que su obligación es cumplir y hacer cumplir las leyes.

10

El Gobierno considera que el fallo del Tribunal Constitucional marca un antes y un después. "Es un éxito del Estado de Derecho", aseguró un portavoz autorizado, en tanto en cuanto el Alto Tribunal es "muy claro" y la postura ha sido acordada por unanimidad. En este sentido, las fuentes consultadas en el Ministerio de Justicia y en la Moncloa recuerdan que fue el Ejecutivo el que "presentó el recurso" y se "han estimado sus argumentos", por lo que no disimularon su satisfacción.

"Éxito del estado de derecho que, por unanimidad, defiende la soberanía nacional y del Gobierno por haber apostado por la legalidad", fue la respuesta oficial dada por el Ejecutivo.

Así, en opinión del gabinete, el TC ha cerrado la puerta a Artur Mas y es hora de que retroceda en su pulso separatista. "Están a tiempo de rectificar, me gustaría que no dieran pasos hacia ninguna parte", afirmó la pasada semana Mariano Rajoy, desde Bruselas. En todo caso, desde el Ejecutivo se destacó que las líneas rojas están claras y "haremos cumplir la Constitución y las leyes"; todo un aviso a navegantes una vez el Constitucional se ha pronunciado.

El fallo llega después de que, tras velar los restos de Adolfo Suárez, Mas protagonizara un "auténtico mitin" a las puertas del Congreso en el que, lejos de dar un paso atrás, insistió en su tesis rupturista provocando el enfado gubernamental. Ahora, con la nítida postura del Tribunal Constitucional, desde el Ejecutivo le recuerdan que es su obligación "acatar" las sentencias. "Mas tiene la obligación de escuchar al TC", le advirtieron desde el Partido Popular.

El debate del 8 de abril

Por su parte, confirmada la ausencia de Artur Mas en el debate sobre la consulta que tendrá lugar en el Congreso de los Diputados el próximo 8 de abril, el Ejecutivo sigue sin desvelar quién ofrecerá la réplica a la ofensiva separatista, si bien las fuentes consultadas apuntan al presidente o su número dos en el gabinete. Alfonso Alonso será la voz del Partido Popular.

"Están todas las posibilidades abiertas", afirmó el propio Mariano Rajoy hace pocos días, preguntado si tomará la palabra. Conforme a los usos y costumbres parlamentarios, el Gobierno podrá intervenir en cualquier momento de la sesión. Además, el Reglamento prevé que, antes de comenzar el debate monográfico, habrá de leerse el escrito que hace unas semanas registró el Ejecutivo exponiendo su criterio contrario a la propuesta del Parlamento catalán, informa EP.

Según las fuentes consultadas, "todo parece indicar" que Rajoy o Soraya Sáenz de Santamaría serán los encargados de explicar la postura del Ejecutivo. En todo caso, las líneas rojas están claras: "Mantendremos abierto siempre el diálogo" pero "no para incumplir las leyes". Esto es, el Gobierno impedirá la consulta por "ilegal" y así dará cuenta, llegado el caso, el Tribunal Constitucional. "Nosotros siempre hemos estado en el mismo sitio. Cataluña es parte de España y el Gobierno, que es de todos, nunca dejará de lado a sus ciudadanos. Pero no vamos a romper la Constitución", resumió un alto cargo del gabinete.

El Gobierno espera que se reedite lo ocurrido con Juan José Ibarretxe, cuando el arco parlamentario de forma abrumadora dijo 'no' a su plan de ruptura y Rajoy hizo una intervención que aún se rememora en los círculos populares por brillante. Si pese a lo que ocurra el día 8 Mas sigue dispuesto -como parece- a seguir tensando la cuerda, el Ejecutivo insiste en que "en ningún caso" permitirá la consulta con el apoyo del Constitucional.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation