Menú

Rajoy ve un "gravísimo error" que el voto vaya a los minoritarios

No es el momento de "hacer experimentos con la papeleta", alerta el PP en el primer día de campaña. Rajoy y Rudi rechazan las "opciones fallidas".

247
No es el momento de "hacer experimentos con la papeleta", alerta el PP en el primer día de campaña. Rajoy y Rudi rechazan las "opciones fallidas".
Rajoy saluda a militantes del PP | Tarek/PP

Que ningún voto se vaya a las formaciones minoritarias que, por su ideario ideológico, podrían atraer a los históricos del PP. Mariano Rajoy se conjuró contra aquellos partidos que le pueden hacer un roto en las elecciones europeas. "Hay quien piensa que esto no le afecta, que se puede votar a cualquiera y darle un pellizco a uno u otro partido. Es un gravísimo error", afirmó.

El presidente se implicó en busca del voto desde el primer día de campaña. Y lo hizo reclamando a los suyos que se conviertan en "agentes electorales activos" para evitar tanto la abstención -que será elevadísima, según el CIS- como el voto de castigo o a nuevas fórmulas políticas. Tener "uno, tres, cinco o quince" europarlamentarios es "irrelevante", argumentó, desdeñando así a Vox, Ciudadanos y Unión Progreso y Democracia. "Nosotros formamos parte del PP europeo, en el que se pueden hacer cosas, se puede opinar y defender los intereses generales", proclamó.

"Estamos de nuevo en elecciones", arrancó el jefe del Ejecutivo, que ya no se quitará el mono de campaña hasta el próximo 25-M –tiene programados 9 mítines más, uno de ellos en Barcelona-. En Zaragoza no quedaron sillas libres para escucharle: más de 3.000 militantes se desplazaron al auditorio un viernes por la tarde y algunos tuvieron que quedarse de pie. "No me voy a andar con historias", prometió Rajoy ante un público entregado que le reclamó tanto fotos como besos y abrazos.

Antes, Luisa Fernanda Rudi, la presidenta de Aragón, fue mucho más clara en su ataque a los minoritarios: "No es momento de hacer experimentos con la elección de la papeleta, ni con gaseosa ni con sifón", reclamó al electorado. A pesar de entender la "desafección", instó a evitar "opciones fallidas o populistas". "No pitan nada", resumió, no sin criticar a las "personas irrelevantes” -no citó a nadie- que con un único escaño no tendrán “capacidad de decisión”.

No acepta lecciones del PSOE

Hecha la advertencia a sus votantes de siempre, Rajoy y Rudi se compaginaron para hacer un análisis de situación en materia económica y dejar claro que no aceptan "consejos" sobre cómo "levantar la casa" de aquellos que la "hundieron", en relación al Partido Socialista. "Si no la hubieran dejado caer, no necesitaríamos esos consejos y ni siquiera habríamos tenido que levantarla", en palabras del presidente.

"Recibimos un barco que estaba escorado a la izquierda, a punto de hundirse, sin dirección. Lo enderezamos, cogimos el timón y empezamos a salir de la tormenta. Y ahora hay que decir que las olas han comenzado a calmarse y se empieza a ver la luz", fue el diagnóstico de Rudi, que defendió con vehemencia a la clase política y la "ejemplaridad" que demuestran muchos.

Rajoy se mostró optimista y auguró buenas noticias en materia de empleo a medio plazo: "Mayo va a ser un buen mes y junio también", afirmó. Sus asesores creen que la baza económica les dará la victoria en los comicios, aunque insisten en que no hay que dormirse en los laureles y en ningún caso se puede "desperdiciar el voto". El PP va a dar "la talla siempre arreglando los que otros estropean", se despidió el jefe del Ejecutivo. Su próximo mitin será el lunes en Valladolid, otrora punto de encuentro con José María Aznar, que tras arropar a Miguel Arias Cañete ya no participará en la campaña.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation