Menú

El Gobierno cree que un PSOE radical le da votos por el centro

"Querrán imitar a Podemos y abrir debates cerrados como en su día hizo Zapatero", auguran. Frente ello, el PP buscará ocupar el centro político.

72
"Querrán imitar a Podemos y abrir debates cerrados como en su día hizo Zapatero", auguran. Frente ello, el PP buscará ocupar el centro político.

A estas alturas, prácticamente todo se analiza en clave electoral. Y es la situación que atraviesa el Partido Socialista y el giro que pueda dar su nueva dirección centra el análisis en los cenáculos populares. Mariano Rajoy está recabando muchas opiniones en este sentido, y la mayoría cree, según las fuentes consultadas, que un paso más a la izquierda de Ferraz permitirá al PP lograr más votos por el centro.

Ministros y altos cargos del partido que sustenta al Ejecutivo coinciden en la tesis. En Moncloa advierten de que, a corto plazo, el PSOE podría optar por la radicalización. Más aún si el próximo secretario general es Eduardo Madina y no Pedro Sánchez. "Querrán imitar a Podemos en muchos planteamientos y abrir debates cerrados como en su día hizo Zapatero", según la reflexión de un miembro del gabinete gubernamental. Esto es, virar a la izquierda para evitar la fragmentación del voto que ya se hizo visible en las elecciones europeas. Y eso que "entre el original y la copia, el votante normalmente va al original".

El presidente ya tiene estudios en su mesa sobre este posible giro del PSOE. Los suyos le avisan de que nada volverá a ser igual que con Alfredo Pérez Rubalcaba. "Ahora sabemos que era el mejor", en palabras de un ministro. Sea Madina o Sánchez, habrá una tensión mayor que coincidirá con los comicios venideros. Pero en Moncloa y en Génova opinan que, ante un PSOE más radical, se multiplican las opciones de ocupar el centro político.

"El español de clase media elegirá entre un PP que ha sentado las bases de la recuperación y una izquierda echada al monte que competirá entre sí", según la dirección nacional del partido. Carlos Floriano, el vicesecretario de Organización, ya ha concluido las reuniones que se han celebrado en la sede nacional con cargos autonómicos y locales para analizar los resultados de las europeas. Los cambios internos, de producirse, llegarán tras las vacaciones de verano. "El PP es el centro y por ahí siempre hemos conseguido las mayorías más amplias. Un PSOE en las trincheras nos ayuda", insisten.

Vox "se va a ir desinflando"

En todo caso, para ocupar ese "centro", el entorno de Rajoy admite que es "imprescindible" evitar la fuga del votante histórico del partido. Aunque se muestran en apariencia despreocupados: consideran que el voto de castigo se dio en las europeas, pero que las cosas cambiarán en las siguientes elecciones. Dedican un capítulo especial a Vox, la formación de Alejo Vidal Quadras que a punto estuvo de conseguir un escaño en el Parlamento europeo: "el experimento se va a ir desinflando por completo" , según un ministro cercano a Génova. También se está estudiando, circunscripción por circunscripción, el daño real que les hace Ciudadanos y UPyD.

"El PP tiene que salir de su zona de confort o le sacarán los ciudadanos sin tardar mucho", afirmó esta misma semana Esperanza Aguirre. La pasada, criticó directamente a Pedro Arriola, el asesor de cabecera de Rajoy: "al contrario de lo que dice", destacó en 13TV, "hace falta un debate ideológico en profundidad". Y citó expresamente la politización de la Justicia, la unidad de España y la lucha contra el terrorismo.

Pese a la petición reiterada de Aguirre, el presidente -y así lo dijo en el reciente retiro de Toledo con la cúpula- sigue apostando por la economía. Cree que es la llave para mantener el poder y ocupar el centró político. A Rajoy le llega la idea de que Sánchez podría dar la sorpresa y convertirse en nuevo líder de la oposición, pero es consciente de que son especulaciones. Ni con él ni con Madina tiene interlocución. Tampoco lo tienen ministros y miembros de la dirección consultados por este diario.

Hecho el análisis, en el Gobierno hay quién todavía mantiene la esperanza de un PSOE "fuerte" y "con sentido de Estado". Este periódico ya informó de la preocupación en algunos círculos del PP por la desintegración de su histórico rival. "Lo normal es que los grandes partidos estén de acuerdo en el modelo de Estado. Por fortuna, ahora lo estamos y, cuando tenga lugar el congreso del PSOE, estaremos en una situación similar", fue el deseo público del propio Rajoy. Los informes en su mesa apuntan a lo contrario.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation