Menú

Rafael Catalá Polo abogó por reformar la Constitución para encajar "la singularidad catalana"

En una entrevista en una revista profesional el pasado mes de junio el nuevo ministro de Justicia pidió "ajustes en la Constitución".

LD/Agencias
411
En una entrevista en una revista profesional el pasado mes de junio el nuevo ministro de Justicia pidió "ajustes en la Constitución".
Rafael Catalá Polo, en una imagen de archivo | EFE

Hace sólo unos meses, el elegido para sustituir a Gallardón al frente de Justicia, Rafael Catalá Polo, se manifestó a favor de hacer "ajustes en la Constitución" para encajar Cataluña y "reconocer su singularidad".

Catalá Polo concedió una entrevista el pasado mes de junio a la revista de la Asociación del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado, en la que explicó: "Por mi trabajo, por mis viajes o mis colaboraciones con ESADE he tenido contacto con el sentimiento catalán, de percepción de una identidad singular propia, con un gran dinamismo cultural y un avanzado grado de autogobierno".

Según contestaba Catalá Polo en esa extensa entrevista, la Constitución Española "nos ha servido muy bien durante 30 años dándonos el periodo de mayor prosperidad de nuestra historia reciente, pero no es inamovible; puede ser reformada para mejorar el encaje de Cataluña, eso sí, buscando el mayor consenso posible", decía. En cuanto al desafío separatista de Mas y los suyos en Cataluña lo tacha de "insolidario" por "pretender imponer a muchos la voluntad de unos pocos".

Sobre este asunto, como Catalá no asume el cargo hasta la próxima semana, cuando el rey Felipe VI y el presidente Rajoy vuelvan de sus viajes a Nueva York y China, no tendrá que activar él mismo el bloqueo a la consulta ilegal en Cataluña.

En concreto, su respuesta a la pregunta de "¿hacia dónde va Cataluña?", Catalá respondió:

Bueno, mi apellido, aunque puede ser de origen catalán, proviene familiarmente de Valencia. No obstante, por mi trabajo, por mis viajes o mis colaboraciones con ESADE he tenido contacto con el sentimiento catalán, de percepción de una identidad singular propia, con gran dinamismo cultural y un avanzado grado de autogobierno. Cosa distinta es lo que está sucediendo en la política catalana, de fortalecimiento del independentismo, con posicionamientos individualistas, insolidarios y parciales, que, otorgándose unilateralmente una legitimidad y soberanía que no les corresponden, pretende imponer a muchos la voluntad de pocos, en una deriva que, obviamente, está abocada al fracaso. Yo soy partidario de realizar ajustes de la Constitución para reconocer la singularidad catalana. Nuestra Constitución nos ha servido muy bien durante 30 años dándonos el periodo de mayor prosperidad de nuestra historia reciente, pero no es inamovible; puede ser reformada para mejorar el encaje de Cataluña, eso sí, buscando el mayor consenso posible.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco