Menú

Cisma en el PP de Valencia: Fabra fulmina al todopoderoso Rus

La dirección nacional ratifica la fulminante decisión de Fabra, pero teme que Rus se resista a abandonar la Diputación. Rajoy va a Valencia el martes.

79
La dirección nacional ratifica la fulminante decisión de Fabra, pero teme que Rus se resista a abandonar la Diputación. Rajoy va a Valencia el martes.
Alberto Fabra en una imagen de archivo | Archivo

Cisma en el PP de la Comunidad Valenciana en plena precampaña y con todas las encuestas dibujando un sombrío escenario de cara al próximo 24 de mayo. Alfonso Rus, el todopoderoso presidente de la Diputación de Valencia y del partido a nivel provincial, fue fulminado de sus responsabilidades en la formación apenas dos horas después de que se resistiera a dimitir por el presunto escándalo que deriva de unas grabaciones. "Está siendo de locos", resumía un alto cargo, que añadía: Rus "aquí lo ha sido todo".

Alberto Fabra, en su intención de evitar una crisis aún mayor, remitió un escrito al Comité de Derechos y Garantías Nacional en el que comunica "el acuerdo de la suspensión" de todas las responsabilidades que Rus ostenta en el partido y solicita "el inicio de la tramitación" de un expediente disciplinario. La presidencia del PP de Valencia recae a partir de ahora en Vicente Beboret, el secretario general. Y queda por aclarar que pasa con la candidatura de Xátiva, que Rus encabezaba ya que también es el alcalde de la localidad.

Desde el principio, la dirección nacional trasladó a Fabra que tenía el "respaldo total" de Mariano Rajoy para llevar a cabo dicha maniobra política. De hecho, minutos después de hacerse público su escrito, Alfonso Fernández Mañueco -el presidente del Comité- emitía otro comunicado confirmando que se acordaba la suspensión cautelar de militancia de Rus. Y es que, tal y como explicaron las citadas fuentes, para tal caso no es necesario que el órgano se reúna sino una simple llamada de Rajoy o María Dolores de Cospedal, que posteriormente es ratificada. Otra cosa es que Rus vaya a dejar la Diputación; extremo en el que ya trabajan en el PP.

El poder de Rus en el PPCV

La última etapa del PP de Valencia, la de las mayorías absolutas, no se entiende sin Rus. En la estructura regional, su poder era enorme, hasta el punto de que su palabra en ocasiones era más poderosa que la de Francisco Camps, primero, o Fabra, después. De hecho, los encontronazos con el hoy presidente valenciano han sido muchos en los últimos meses; Rus formaba parte de la corriente que no le quería como candidato, y le plantó cara en varias reuniones. La enemistad era manifiesta, según varios interlocutores.

En los mítines con Rajoy, a Rus le subían el volumen de la música del PP para que dejara de hablar, pero él seguía y seguía. "Nada se movía sin que él lo supiera", admiten en privado. Como también que, desde hace tiempo, se escuchaban todo tipo de sospechas. El presunto escándalo de las comisiones ha sido la puntilla, y ha permitido a Fabra tomar la enérgica decisión, que deja al partido en una situación interna muy delicada.

El escrito de Fabra

En el escrito, que el PP nacional se encargó de remitir a todos los medios, el líder de los populares valencianos se acoge a las "diversas informaciones aparecidas en los medios de comunicación" para explicar que las presuntas actividades de Rus van en contra de los principios de la formación, y de ahí que se le fuerce a dar un paso atrás. Además, "podrían concurrir otras posibles infracciones, que se desprenden de las citadas publicaciones, cuestión de las que no soy competente para instruir", dice Fabra en su misiva.

Según el artículo 8.1 del Reglamento del PPCV, los cargos han de abstenerse de cualquier conducta que, aun siendo legal, "pueda dañar la imagen u honorabilidad de la organización a la que pertenecen". De hecho, Fabra está haciendo bandera en esta precampaña de la lucha contra la corrupción, en tanto en cuanto es consciente de que puede ser la única baza para llegar a acuerdos posteriores con Ciudadanos -la formación de Albert Rivera, que se antoja clave-. Para el líder valenciano, las informaciones que sitúan a Rus en la diana "conllevan un deterioro público muy significativo de la imagen del PPCV dada su gravedad, repercusión informativa e incidencia en la opinión pública".

"Máxime en los momentos actuales", llega a decir Fabra, en relación a la precampaña, y con un viaje de Rajoy programado para el martes de la próxima semana. Un acto en el que Rus se habría sentado al lado del presidente, y que la dirección nacional quería evitar a toda costa.

Con este movimiento, que pone al PP en un brete, la intención de Fabra es demostrar que no consentirá aquellos comportamientos que han llevado al partido a una situación límite. "Veremos si en los próximos días salen cosas nuevas y logramos echarle de la Diputación", deslizan desde la dirección regional. Esto es, el polvorín político puede ir a más. En todo caso, con la suspensión de militancia, se saca a Rus de la foto con Rajoy a pocos días de que dé inicio la campaña electoral.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation