Menú

Enric Juliana reconoce que no preguntó a Felipe González por el término "nación"

El periodista de La Vanguardia admite que las palabras empleadas en la entrevista al expresidente fueron "identidad nacional".

esRadio
32
Enric Juliana reconoce que no preguntó a Felipe González por el término "nación"
Portada de 'La Vanguardia' del pasado sábado

Enric Juliana no preguntó a Felipe González por "nación", sino por "realidad nacional". Así lo ha reconocido el periodista catalán este martes, en el programa En Casa de Herrero, en el que aunque ha reconocido que no empleó el polémico término, se ha justificado explicando que envió "el texto" a la oficina del expresidente del Gobierno el viernes por la tarde y que desde allí le dieron el okey a la entrevista que salió publicada (aunque no al titular que apareció en portada, que no iba en el correo).

Lo cierto es que la entrevista ha dado mucho que hablar. El sábado, La Vanguardia le dedicaba su portada a Felipe González, con un titular entrecomillado llamativo: "La reforma debe reconocer a Catalunya como nación". A partir de ese momento, las reacciones no se hicieron esperar. A lo largo del fin de semana, numerosos miembros del PSOE comentaron las palabras de González, la mayoría de las veces en términos no especialmente elogiosos. Nadie parecía muy contento en el partido con las declaraciones del expresidente.

Y este martes, llegaba la gran sorpresa. González asegura que no dijo nada sobre "nación", porque no se le preguntó. "Lamento decirles que esa frase no está en la entrevista, no la pronuncié y ni siquiera me hicieron esa pregunta. Ni existió la pregunta ni, por lo tanto, la respuesta que viene entrecomillada en mi boca". Con esa contundencia se expresaba a la entrada a un acto organizado por la plataforma Tercera Vía en Madrid al que también acudía Pedro Sánchez.

Las explicaciones

Ante este desmentido, esRadio se ponía en contacto con Enric Juliana. Las siguientes son sus explicaciones:

El texto de la entrevista publicada fue revisado por la oficina del expresidente del Gobierno como es práctica habitual en la prensa europea seria. Suele existir esa deferencia. Se ofrece esa posibilidad por si se considera que hay alguna cosa que haya que rectificar. El viernes a las 18.46 se envió un correo electrónico a la oficina del expresidente con el texto de la entrevista y a las 19.09 recibimos la respuesta con la siguiente nota: "Nada que objetar".

Ese texto, sin ningún tipo de adición, subrayo, sin ningún tipo de adición, es el texto que fue publicado en la edición de La Vanguardia del pasado sábado, del que se infería el titular de portada.

La segunda precisión es que la entrevista tenía una duración de 59 minutos. Como usted comprenderá, una conversación de 59 minutos es objeto de resumen escrito. En la literalidad de la pregunta era:
"¿Usted estaría de acuerdo en un reconocimiento explícito de la identidad nacional de Cataluña?". Respuesta de Felipe González: "Absolutamente de acuerdo".

En la transcripción, ya le digo que la entrevista es objeto de un resumen, la pregunta quedaba formulada como si estaba de acuerdo en "el reconocimiento de Cataluña como nación". Esta transcripción, este resumen, fue sometido, insisto, a la revisión de la oficina del expresidente González. Y la respuesta fue "Nada que objetar".

Entiendo que el momento político es muy complejo y que en la reunión del comité federal del PSOE hubo una cierta tensión. Yo todo esto lo comprendo. Si pudiese haber alguna duda sobre el comportamiento de La Vanguardia, creo que lo he explicado bien. Que González puede estar molesto por la repercusión: lo entiendo perfectamente, forma parte de una dinámica política que es muy compleja.

Tengo que decir de manera tajante, rotunda, que la versión que los lectores de La Vanguardia pudieron leer el pasado sábado es la versión autorizada por la oficina del expresidente González.

En este punto, nuestra compañera Leticia Vaquero pregunta a Juliana por el titular y el entrecomillado que se pone en boca de González (un titular que no se envió a la oficina del expresidente). Ésta es la respuesta del periodista catalán:

Permítame una consideración. Si yo le pregunto: "¿Usted cree que la ventana es verde?" Y usted me responde "Sí". Yo creo que puedo titular: "Esta persona dice que la persiana es de color verde". Yo le pregunto: "¿Usted está de acuerdo?" Y me dice: "Absolutamente".

Podemos organizar un foro de debate en la Asociación de la Prensa de Madrid sobre la construcción de los titulares. Y podemos debatir sobre cómo se construyen los titulares.

El único punto de colisión que podría haber en este asunto es que alguien es que alguien dijese: "Bueno, es que entre la identidad nacional y la nación hay una cierta diferencia de sustancia". Bien, podríamos discutir esto. Pero vuelvo a subrayar lo que le he comentado antes. La versión final, sin ningún tipo de modificación –lo certifico– fue sometida el viernes por la tarde a la revisión de la oficina del expresidente y esta respondió, palabras textuales: "Nada que objetar". Por lo tanto, La Vanguardia publicó el sábado un texto al que la oficina del expresidente González no tenía nada que objetar".

La cuestión aquí es si se puede considerar "nación" una palabra más. No lo parece. De hecho, fue una de las cuestiones más polémicas cuando se aprobó el Estatut que terminó recurrido y enmendado por el Tribunal Constitucional. El texto de la sentencia del Alto Tribunal lo dejaba muy claro: "La Constitución no conoce otra que la nación española".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation