Menú

Ciudadanos es el único partido que sube con fuerza en el CIS post 1-O

Los de Rivera ganarían tres puntos respecto de la anterior previsión del CIS, y se sitúan a menos de un punto de Podemos. PP y PSOE caen, pero poco.

0

En nuevo sondeo del CIS, cuyo trabajo de campo se realizó entre el 2 y el 17 de octubre, da como gran vencedor a Ciudadanos que sería el único de los cuatro grandes partidos que sube y que, además, lo hace con fuerza: pasa del 14,5% al 17,5% y se acerca peligrosamente a Unidos Podemos, ya que los de Iglesias pierden un punto y seis décimas y se quedan en un 18,5%.

El PP y el PSOE, por su parte, muestran un comportamiento muy similar: los populares caen ocho décimas y se quedan en el 28%; mientras los socialistas se dejan siete para llegar al 24,2%.

ERC y PDeCAT pierden algo de apoyo, a pesar de que la encuesta se ha realizado justo después de la celebración del referéndum ilegal del 1-O: los del preso Junqueras pierden dos décimas y estarían en un 2,7%; mientras que los del fugado Puigdemont están en un 1,6% de intención de voto, una décima menos que en julio. El PNV, por su parte, experimentaría una subida notable desde el anterior sondeo del CIS: pasa del 1% al 1,3%.

Podemos se hunde por el centro

Un dato interesante del sondeo es que el mal resultado de Unidos Podemos se explica casi exclusivamente por los resultados propios del partido de Iglesias, mientras que sus aliados regionales se mantienen: En Comú Podem sólo se deja dos décimas para alcanzar el 3,5%, Compromís baja un 0,1% y está en un 2,5% y, En Marea, por su parte, gana una décima para llegar al 1,3%.

Por el contrario, si nos atenemos a la previsión propia, sin la suma de las franquicias regionales, Unidos Podemos se deja más de un punto y medio para pasar del 12,8% de intención de voto al 11,2%, un resultado que aún es más contundente si tenemos en cuenta la intención directa de voto, que pasa de 9,3% al 6,2%.

Los datos son aún peores si tenemos en cuenta los resultados que obtuvo Unidos Podemos en las elecciones de hace poco más de un año, donde llegó al 21,1% de los votos.

Rivera y Rajoy, mejor; Sánchez e Iglesias peor

Aunque es un dato que hay que usar con mucha precaución, la valoración de los líderes políticos refleja también una tendencia interesante: Rivera y Rajoy suben, mientras que tanto Sánchez como Iglesias pierden posiciones, y hasta Alberto Garzón es menos valorado ahora que en julio

Aún así, el de Izquierda Unida es el más valorado, aunque con su 3,85 de puntuación se queda muy lejos del aprobado. Rivera mejora casi tanto como su partido: pasa del un 3,58 a un 3,75, una subida que le permite superar a Pedro Sánchez que sigue el camino inverso: del 3,73 pasa al 3,61.

Rajoy, paradójicamente, es el que más sube: del 2,79 al 3, mientras que Iglesias es el que más baja y, además, arrebata a Rajoy el último puesto: pasa de un 2,95 a un 2,67.

Movimientos interesantes en la intención directa de voto

Del mismo modo, la intención directa de voto –los ciudadanos que afirman sin dudas que van a votar por un determinado partido- es un dato que hay que tener en cuenta, pero sobre el que no se pueden sacar conclusiones completas. Aún así, es interesante ver ciertos movimientos y, sobre todo, que se han producido dos vuelcos en esta variable.

Así, el PP supera al PSOE aunque sea por unas décimas: los populares tendrían un 16,5% de intención directa de voto pese a haber perdido seis décimas, mientras que los socialistas se quedarían en un 16,2% tras dejarse casi tres punto.

Algo parecido ocurre entre Podemos y Ciudadanos: los de Rivera superan a los de Iglesias en intención directa de voto al alcanzar un 11,3%, tres décimas más que la suma de Podemos y sus confluencias, que se quedan en un 11%. En este caso, y como en la estimación de voto, la debacle llega a Unidos Podemos por el centro ya que la suma de Cataluña Sí Que Es Pot, Compromís y En Marea no sólo no pierde intención directa de voto sino que ganaría una décima.

Cataluña como problema

Como por otra parte era más que previsible, la independencia de Cataluña ha pasado a ser una de las principales preocupaciones españoles: un 29% de los encuestados la citan convirtiéndolo en el segundo problema sólo por detrás –aunque a casi 40 puntos- del paro. En julio esto sólo era un problema para un 2,6% de los encuestados.

En España

    0
    comentarios

    Servicios