Menú

Nervios en la recta final: Santamaría y Cospedal rivalizan por Andalucía y Casado está fuerte en Madrid

Último domingo de campaña. Nuevo golpe de efecto de Casado, que ensalza a la Policía en Barcelona. Santamaría logra el apoyo de Arenas. 

0
Nervios en la recta final: Santamaría y Cospedal rivalizan por Andalucía y Casado está fuerte en Madrid
Arenas, con Santamaría, en un acto en Almería. | EFE.

Los nervios se desataron entre los integrantes de las distintas candidaturas en el último domingo de campaña. "Puede pasar cualquier cosa", reconocieron unos y otros. En teoría, María Dolores Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría parten con ventaja, con apoyos importantes en las estructuras clave. En síntesis, controlan buena parte del aparato. Pero Pablo Casado aseguró que puede dar la sorpresa. "En aquellos territorios donde se han posicionado anteriormente, cuando llegamos hablan de votar en libertad", según su entorno. "Si votan las bases, ganamos", remataron.

Casado dio un nuevo golpe de efecto. En el principal día de campaña, se trasladó a Barcelona para hacer declaraciones frente a la jefatura superior de la Policía Nacional. Si es presidente, se comprometió, no habrá "ninguna contemplación ni ningún diálogo con quien quiere romper la ilegalidad", en relación a las formaciones separatistas. "La Policía tiene que seguir aquí", defendió, y ensalzó su papel en el proceso separatista.

"Yo no creo que hay que pedir perdón por aquellos funcionarios que cumplen con su obligación de defender las libertades y los derechos", destacó. A su juicio, aquellos que han de disculparse son los "gobernantes irresponsables" que provocaron "un enfrentamiento social, una división entre familias y una quiebra económica casi irremediable". Y apuntó al artículo 155 en caso de que el Gobierno autonómico siga en "la ilegalidad". "El desafío secesionista no ha hecho más que recrudecerse con Pedro Sánchez", lamentó.

Casado enarboló la bandera de los principios, como también lo hizo Cospedal. La secretaria general reivindicó "los valores" de su partido, a los que "hay que volver a ser fieles". "No nos podemos convertir en una fotocopia de Ciudadanos", dijo, en una crítica velada a Casado. "Ellos son un partido de televisión, nosotros somos un partido de gente, de militantes, somos el original, y si somos un partido fiel a sus ideales, porque un partido tiene que tener ideología, ganaremos elecciones", defendió en Bilbao. También estuvo en Logroño y en Zaragoza con gran asistencia de afiliados en sus actos.

Santamaría se fue a Andalucía, en teoría su gran granero de votos. Llenó en Almería, donde apareció Javier Arenas para darle su apoyo. En el PP dan por descontado que Juan Manuel Moreno está haciendo todo lo posible para que supere la primera vuelta. "A Pedro Sánchez le han dado un Boeing 747 y jamás se ha subido a una avioneta", dijo ya en Granada, donde también estuvo Íñigo Méndez de Vigo. Un día más, insistió en que ella es la única capaz de ganar al actual presidente del Gobierno en las urnas.

La batalla en Andalucía

En Andalucía, Madrid, Comunidad de Valencia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Galicia se encuentran el 70% de los inscritos, cerca de 48.000 afiliados. A pesar de que Casado logró en las últimas horas el respaldo del alcalde de Jaén y el de la histórica Esperanza Oña, fuentes de la dirección del PP andaluz aseguraron que primero Santamaría y después Cospedal tendrán previsiblemente el mayor número de votos. Según diversas fuentes, líderes provinciales están llamando a cargos para saber qué harán el 5 de julio y recordándoles sus preferencias.

En Madrid, Casado partiría con ventaja mientras que, en la Comunidad Valenciana, Santamaría logró este fin de semana el respaldo de sus tres líderes provinciales, según avanzó la agencia EFE. La estructura en Castilla y León estaría dividida mientras que Cospedal espera arrasar en Castilla-La Mancha y ganar en Galicia tras los elogios el sábado de Alberto Núñez Feijóo.

"Todo puede pasar", insistieron varios barones consultados por este diario, temerosos además de que no todos los inscritos participen el 5 de julio. Tras esa votación, ya no serán los militantes sino los compromisarios los que tengan la última palabra. Si bien, Cospedal reiteró el sábado en La Sexta que ella respetará la decisión de los afiliados e intentará una candidatura de consenso, gane o no, de cara al congreso extraordinario del 20 y 21.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation